Nuevos BMW Serie 6 Coupé y Cabrio, las fotos oficiales del restyle

Escrito por SandMan. motorpasion
Image

A principios de mes dije que la nueva serie 6 la veríamos en septiembre, pero en Munich se han adelantado a mis vaticinios y ya nos traen una galería de los nuevos BMW Serie 6 Coupé y Cabrio.

Image

Como ya publicamos en el anterior post, los cambios se centrarían más en el interior, dejando el exterior con ligeros cambios en los paragolpes y los grupos ópticos. Para el interior, las novedades que nos traen los nuevos BMW Serie 6 se centran en modificaciones específicas de los elementos de mando y con la selección de nuevos materiales y combinaciones de colores.

Estos nuevos elementos son el iDrive con ocho teclas con funciones personalizables, controlador, reguladores giratorios para el control del climatizador y del sistema de audio, manillas y pulsador del cierre de la guantera de nuevos materiales. Además, la tapicería en piel del BMW Serie 6 Cabrio cuenta con tecnología SunReflective, que evita el sobrecalentamiento de la tapicería al dejarla expuesta al sol.

Otra de las novedades será el nuevo sistema de luz con adaptación automática en curvas y distribución variable del haz de luz con asistente de conexión y desconexión automática de las luces largas. Este sistema incluye unos sensores que alargan el haz de luz en función de la velocidad.

Image

Pero la novedad más llamativa es la aparición dentro de la gama del BMW 635d en las variantes Coupé y Cabrio, el primer Serie 6 con motorización diésel, que se une a los ya existentes BMW 630i y BMW 650i. Para moverlo, en BMW han usado el nuevo motor de seis cilindros en línea y 2.993 centímetros cúbicos con tecnología VTT (Variable Twin Turbo), que entrega 286 CV a 4.400 rpm y tiene un par máximo de 580 Nm entre 1.750 y 2.250 rpm.

Con este motor, el BMW 635d es capaz de hacer el 0-100 km/h en 6,3 segundos y tiene una velocidad máxima autolimitada de 250 km/h con unos consumos muy contenidos, 6,3 L/100 km.

Esta nueva motorización irá unida a nueva caja de cambios automática deportiva de seis marchas, conectada directamente al motor y que estará como opción en el resto de la gama. A esta nueva caja hay que unir las levas del volante y el botón Sport, que al activarlo reduce aún más el tiempo de reacción del cambio e incluye la adaptación de la progresión del recorrido del pedal del acelerador y la modificación de la programación de la dirección Servotronic de serie.

Para el BMW 630i se seguirá usando el motor de seis cilindros con sistema de inyección directa de gasolina de segunda generación (High Precision Injection) de 2.993 centímetros cúbicos y 272 CV de potencia máxima a 6.700 rpm, mientra que el BMW 650i conserva el motor V8 4.8 de 367 CV.

Fuente | BMW

Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario