NUEVOS ALFA SPIDER Y ALFA GTV

Estilo fascinante, tecnología refinada y temperamento digno de auténticos deportivos: así se presentan los nuevos Alfa Spider y Alfa GTV en su debut italiano. En efecto, a poco más de un mes de su primicia mundial (que tuvo lugar en el reciente Salón de Ginebra) los nuevos modelos diseñados en el Centro Stile de Pininfarina fueron presentados a la prensa especializada internacional, anticipándose al lanzamiento comercial previsto en mayo.
Propuestos con una imagen inédita y con una gama renovada en materia de equipamiento y propulsores, ambos modelos conservan la fascinación que desde siempre ha sido sinónimo de placer de conducción reflejado en las formas de la deportividad y de la elegancia.
Por lo tanto, basta con echar un vistazo a la línea exterior para descubrir las novedades estéticas de los nuevos automóviles. En primer lugar un frontal más significativo y de una personalidad destacada. Sensación de seguridad y dinamismo que se combina perfectamente con los montantes laterales, donde nace la tradicional “V” del capó: dos nervaduras convergentes que delimitan y ensalzan el abombamiento central, bajo el cual se intuye la presencia de un motor potente y dinámico.
Los nuevos Alfa Spider y Alfa GTV, además, conservan la línea “cuneiforme” potenciada por una parte trasera acortada que confiere al cuerpo del automóvil una destacada agresividad. Asimismo, se ha decidido no cambiar la fuerte inclinación del parabrisas y la acentuada anchura de hombros lateral, que confiere esbeltez y dinamismo a los modelos. También se ha confirmado el apreciado perfil de los dos deportivos, incluidas la parte trasera alta y truncada del Alfa GTV y la línea suave y afilada del Spider.
Son nuevos, en cambio, el diseño de las llantas de aleación de 16″ y los tres colores que pueden vestir la carrocería: Rojo Brunello, Verde Racing y Azul Cobalto.
También son distintas las novedades del habitáculo de los nuevos Alfa Spider y Alfa GTV, empezando por el asiento del conductor rebajado con respecto al terreno (punto H), para primar así el confort de conducción. El interior, además, se ha redefinido tanto desde el punto de vista estilístico como ergonómico. Como demuestran el salpicadero de color negro y el inédito embellecedor de la consola central, donde se encuentran la tecla del ASR, el equipo de radio y el navegador vía satélite. Desde hoy, la iluminación del cuadro de instrumentos y de los mandos es de color rojo, mientras que hay un nuevo tejido disponible para los asientos y los revestimientos del interior. Todos estos son elementos que, una vez más, ensalzan el concepto de “deportividad elegante” que desde siempre ha caracterizado la marca Alfa Romeo.
En el campo de los propulsores, los nuevos Alfa Spider y Alfa GTV ofrecen novedades de gran interés. Empezando por la adopción de dos motores que están cosechando un gran éxito en otros modelos de Alfa Romeo: el 2.0 JTS de 165 CV (121 kW) y el 3.2 V6 24 válvulas de 240 CV (176 kW).
El 2.0 JTS (Jet Thrust Stoichiometric) es el revolucionario motor de gasolina con inyección directa, caracterizado por una potencia específica superior a 60 kW/l y un par específico de más de 100 Nm/l. El segundo propulsor, el brillante 3.2 V6 24 válvulas, suministra una potencia de 240 CV (176 kW) a 6200 r.p.m y una curva de par que alcanza los 289 Nm (29,4 kgm) a 4800 r.p.m, lo cual le permite garantizar prestaciones extraordinarias en la conducción deportiva, así como en el uso cotidiano. Concretamente, el GTV equipado con este motor alcanza los 255 km/h, rendimiento gracias al cual se convierte en el automóvil de carretera más rápido de la historia de Alfa Romeo.
El último propulsor disponible en la nueva gama es el 2.0 T. Spark de 150 CV, (110 kW), síntesis de la experiencia Alfa en la tecnología Twin Spark. Las prestaciones son excelentes: el GTV roza los 215 km/h de velocidad máxima, mientras que el Spider alcanza los 210 km/h. Los dos automóviles, finalmente, aceleran de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario