NUEVO TÚNEL DE VIENTO CLIMÁTICO DE AUDI

– Máxima versatilidad con velocidades de viento de hasta 300 km/h
– Condiciones de máximo realismo, gracias a la última tecnología

Audi tiene ahora a su disposición las grandes posibilidades que aporta una herramienta única: su nuevo simulador de clima. Con la inauguración del nuevo túnel de viento climático en Ingolstadt, Audi AG vuelve a situarse una vez más “a la vanguardia de la técnica”.

Se trata de un túnel cuyo amplio espectro de utilización es algo único. En él los automóviles pueden probarse en condiciones muy próximas a las reales, tanto a temperaturas bajo cero o en un contexto de calor extremo, con velocidades de viento de hasta 300 km/h. La compañía ha invertido cerca de 20 millones de euros en esta instalación, el último complemento al moderno centro de túnel de viento de Ingolstadt.

El nuevo túnel de viento climático es un nuevo hito en el desarrollo técnico en Audi. Su innovadora tecnología dará a la marca una gama de posibilidades todavía mayor a la hora de efectuar pruebas y ensayos en el futuro. A diferencia del túnel termal ya existente, el túnel de viento climático puede enfriar las temperaturas por debajo de 0º, situando los límites de utilización entre 25º bajo cero y 55º sobre cero. Al margen de posibilitar pruebas térmicas a temperaturas gélidas, las simulaciones pueden efectuarse a velocidades muy elevadas y a altas temperaturas. Los ensayos de las capacidades térmicas del aceite y del circuito de refrigeración, el motor o el interior son, por tanto, posibles a temperaturas que oscilan entre calor asfixiante y frío polar.

El túnel de viento climático de Audi es la primera instalación de su clase capaz de generar velocidades de hasta 300 km/h. Junto a las simulaciones con calor y frío, pueden efectuarse pruebas de lluvia y sol de hasta 1.200 vatios/m2. También puede recrearse la nieve si se necesita.

Con el túnel de viento climático Audi se ha hecho con otro instrumento que le permitirá contribuir de manera efectiva a reducir las emisiones de CO2. Con él se pueden desarrollar sistemas de refrigeración optimizados y económicos para automóviles basados en las informaciones obtenidas en los tests.

El nuevo túnel de viento climático tampoco plantea limitación alguna cuando se trata de realizar ensayos con SUV’s de gran tamaño, deportivos o modelos dotados de la tracción quattro. Los jets de aire de 6 m2 que impulsan el aire al área de pruebas posibilitan el desarrollo y mejora de la última generación de automóviles. Durante la construcción del túnel de viento se instaló un dispositivo de doble eje capaz de generar 340 CV para coches con tracción total permanente, que hace posible también probar modelos quattro en condiciones de realismo total.

El túnel de viento climático forma parte del centro aerodinámico de Audi AG de Ingolstadt, que incluye tres túneles de viento en una extensión de más de 10.000 m2 y emplea actualmente a 40 personas. Junto con su principal misión de avanzar el desarrollo y optimización de los modelos Audi, la instalación también ofrece unas condiciones impresionantes para atletas de élite. Entre los visitantes ilustres de los últimos años destacan esquiadores de Alemania, Suiza y Suecia, así como el famoso nadador australiano Ian Thorpe.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario