Nuevo Transmisión Tecshift: Mayor Confort y Menor Consumo

  • El cambio manual automatizado de 6 velocidades combina las ventajas de las transmisiones manuales y automáticas
  • Disponible en el Vivaro Combi y Tour con motor turbo diesel 2.5 CDTI de 135 CV y en el Movano Combi y Bus con motor 2.5 CDTI de 115 CV
  • Reducción del consumo hasta en un diez por ciento en el uso diario

Opel ofrece ahora la transmisión manual automatizada de seis velocidades Tecshift como opción en sus modelos Vivaro y Movano. El cambio Tecshift combina las ventajas de las transmisiones manuales y automáticas, y permite la reducción del consumo de combustible hasta en un diez por ciento en comparación con las transmisiones manuales convencionales, al tiempo que proporcionan un mayor confort de conducción. El conductor puede cambiar de modo manual a automático y viceversa en cualquier momento. La transmisión Tecshift está disponible en las versiones Combi y Tour del Vivaro propulsado por el motor turbodiesel 2.5 CDTI de 135 CV, así como en las variantes Combi y Bus del Movano con motor 2.5 CDTI de 115 CV. El precio de la opción es de 1.100 Euros en el caso del Vivaro y 1.450 Euros, en el Movano.

Además del cambio Tecshift de tecnología avanzada, el Opel Vivaro y el Opel Movano reciben nuevas mejoras en su oferta de equipamiento opcional, como por ejemplo el Paquete Blitz para el Vivaro Tour, y el nuevo control de velocidad del Movano.

El cambio Tecshift es una innovación tecnológica basada en la transmisión manual de seis velocidades, pero sin la necesidad de utilizar el pedal del embrague. La función del embrague se sustituye por electro-hidráulicas inteligentes, mientras que el cambio de marchas se realiza con la ayuda de motores de control eléctrico. Ambos mecanismos están controlados por un potente ordenador. Para optimizar el cambio de marchas se utilizan los siguientes parámetros: la velocidad de conducción, la posición del pedal del acelerador, la aceleración y desaceleración, la velocidad del motor, la temperatura de refrigeración, la pendiente de la carretera (ascendente o descendente), así como la carga del vehículo. Este sistema adaptativo tiene en cuenta la forma de conducir de cada conductor, utilizando las medidas de velocidad de los movimientos de los pedales de freno y de acelerador. La obtención de esta información detallada tiene más ventajas: la dinámica función “kickdown” del modo automático permite un cambio de velocidad especialmente rápido al acelerar fuertemente, mientras que otra serie de funciones también ayudan a evitar cualquier error en el funcionamiento del sistema.

La reducción de marcha sólo es posible si se descarta que el motor pueda pasarse de vueltas o que la caja de cambios pueda ser dañada. Durante frenadas fuertes, la reducción automática asegura la selección de la marcha adecuada a la velocidad predominante y, cuando es necesario, las marchas se omiten. El sistema reduce de velocidad automáticamente si la conducción es especialmente lenta y se selecciona la primera marcha si la velocidad es inferior a 7 km/h. La transmisión Tecshift también reduce de marcha automáticamente cuando se conduce cuesta abajo con el objetivo de utilizar la potencia de frenada del motor. Por la misma razón, no se aumenta de velocidad si el pedal del acelerador en un momento dado no está siendo presionado.

Ventajas en los costes: La transmisión Tecshift reduce el consumo de diesel hasta en un diez por ciento

Cuando se arranca el motor – operación en la que hay que mantener presionado el pedal del freno por motivos de seguridad – el modo automático del innovador sistema Tecshift se activa. A partir de ese momento, el conductor puede cambiar de modo en cualquier momento, bien conduciendo en movimiento o con el vehículo parado. Para cambiar al modo manual sólo es necesario empujar suavemente hacia la izquierda la palanca de cambios tipo “joystick”. Tanto el embrague como el desembrague se gestionan a través de los sistemas electro-hidráulicos y para cambiar de marcha, el conductor sólo tiene que mover la palanca de cambios hacia delante para aumentar de marcha, y hacia atrás para reducir. El conductor o conductora puede mantener el pie sobre el pedal del acelerador mientras cambia de velocidad. Una pantalla en el panel de instrumentos muestra el modo de la transmisión Tecshift y la marcha en que se está operando.

El modo automático del nuevo cambio Tecshift del Vivaro y Movano es especialmente cómodo y económico. El ordenador asegura un cambio de marchas óptimo y, por tanto, una notable reducción en el consumo de combustible. Dependiendo del modelo, del uso y del conductor, el ahorro potencial en ambos vehículos es de hasta un diez por ciento en comparación con el mismo modelo con transmisión manual.

Además de los modos de cambio automático y manual, la transmisión Tecshift ofrece tres programas más para mayor confort y seguridad:

  • La asistencia a la hora de poner en marcha el vehículo o aparcarlo facilitan las maniobras de aparcamiento y la puesta en marcha en pendientes. En primera, segunda y en marcha atrás, el vehículo se mueve a velocidad muy reducida en la dirección seleccionada, una vez que se ha levantado el pie del pedal de freno.
  • Con sólo pulsar un botón el conductor puede activar las funciones de “carga pesada” o “remolque” en los dos modos de la transmisión. Esto facilita la puesta en marcha con el vehículo muy cargado reduciendo el patinado del embrague y los cambios del engranaje de distribución, para permitir la máxima potencia de conducción a altas velocidades del motor.
  • Además también está disponible la opción de “invierno”, que reduce la pérdida de adherencia de las ruedas motrices y ayuda en la puesta en marcha sobre superficies deslizantes.

Las versiones del Vivaro y Movano con cambio Tecshift ofrecen unas prestaciones de conducción casi idénticas a las de sus homólogas con cambio manual. E inalterable es también la generosa carga útil de ambos furgones, ya que la transmisión manual automatizada apenas pesa algo más que una transmisión manual. Los intervalos de mantenimiento del cambio Tecshift son también comparables a los de una transmisión manual.

Más equipamiento disponible para las gamas Vivaro y Movano

Junto con la transmisión Tecshift, el Opel Vivaro y el Opel Movano también incorporan ahora una serie de nuevos elementos opcionales que permiten a los usuarios personalizar su vehículo comercial según sus necesidades de uso. A tal fin, el Vivaro Tour lanza el nuevo Paquete Blitz, que incluye paralgolpes, molduras laterales y faldones centrales traseros en el color de la carrocería, así como intermitentes laterales transparentes, volante forrado en cuero y llantas de aleación de 16 pulgadas. Las variantes Furgón y Combi del Vivaro incorporan opcionalmente el asiento del conductor y acompañante con reposacabezas y ajuste lumbar, ajustable en altura en el caso del acompañante. Además, el Vivaro Furgón se puede pedir ahora con ventanas fijas en la puerta corredera del lado del acompañante y en el panel opuesto a esta puerta corredera.

El Opel Movano también recibe numerosas mejoras en su equipamiento, y ahora ofrece opcionalmente control de velocidad, con limitador y ordenador de abordo en todas sus versiones, excepto el Movano Bus que lo incluye de serie. Otras nuevas opciones son las lunetas térmicas en las puertas traseras en las versiones Furgón, Combi y Bus, la suspensión trasera reforzada en las variantes Furgón y Combi, que es de serie en el caso del Chasis Cabina y Chasis Cabina Doble, así como un escalón ocultable eléctrico bajo la puerta corredera derecha de la versión Bus, para mayor comodidad de los viajeros al subir o bajar del vehículo.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario