Nuevo SLS AMG Roadster: Abierto y sensual con prestaciones llevadas a la perfección

Mercedes-Benz y AMG presentan un nuevo automóvil de ensueño: el SLS AMG Roadster. Este superdeportivo cautiva por su perfecta combinación entre placer de conducción a cielo abierto y un extraordinario comportamiento dinámico. El diseño purista marca la estética general del nuevo biplaza.

Los aspectos tecnológicos más destacados del SLS AMG Roadster parecen sacados de un manual básico de construcción de deportivos: la combinación de carrocería Spaceframe de aluminio, motor delantero frontal V8 AMG de 6,3 litros con 420 kW (571 CV) de potencia y 650 Nm de par, cambio de siete velocidades en disposición Transaxle con embrague multidisco y tren de rodaje deportivo con trapecios articulados de aluminio cautivará a los entusiastas de los deportivos. Además, asegura una extraordinaria estabilidad de marcha, disfrutando al mismo tiempo de la experiencia de conducir a cielo abierto.

La capota de lona del SLS AMG se abre y se cierra en sólo 11 segundos, incluso durante la marcha, a una velocidad máxima de 50 km/h. Entre los atractivos equipos disponibles opcionalmente para este modelo destaca el nuevo tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con sistema de amortiguación con regulación electrónica. Permite conmutar la característica de la amortiguación con sólo pulsar un botón. A través de la AMG DRIVE UNIT, el conductor puede elegir entre los modos «Confort», «Sport» y «Sport Plus» y adaptar individualmente los ajustes del tren de rodaje.

Fuera de serie es también el nuevo sistema de información «AMG Performance Media». Este innovador sistema multimedia, inspirado en la competición, ofrece una combinación exclusiva de información de telemetría, como la aceleración transversal y longitudinal, diversos datos específicos del motor y los tiempos por vuelta en un circuito cerrado, con un acceso móvil a Internet de alta velocidad.

Dieter Zetsche, Presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Mercedes-Benz Cars: «El SLS Roadster reúne la esencia de un superdeportivo, de un cruiser y de un codiciado automóvil de ensueño. Un vehículo que continuará de modo excepcional la leyenda de los fascinantes deportivos de Mercedes-Benz.»

Ola Källenius, Presidente del Comité Directivo de Mercedes-AMG GmbH: «Un concepto consecuente de construcción ligera, unas prestaciones soberbias y un diseño impresionante se combinan con la experiencia sensual de conducción a cielo abierto. El nuevo SLS AMG Roadster encarna de forma magistral la filosofía de AMG, que aúna la ingeniería alemana con el arte de la manufactura. Si el alas de gaviota entusiasmó a los incondicionales de los superdeportivos, es seguro que la versión descapotable causará furor».

Diseño purista de roadster con proporciones perfectas

El nuevo roadster amplía la gama de modelos AMG con un segundo automóvil de ensueño fascinante. En opinión de Gorden Wagener, jefe de diseño de Mercedes-Benz: «al igual que el alas de gaviota, el diseño purista y atlético capta al instante la mirada del observador. Tanto con la capota abierta como cerrada, el SLS AMG Roadster es un deleite para la vista». Lo más llamativo son sus proporciones perfectas: capó largo, habitáculo en posición atrasada y zaga corta. A ello se añade la aleta trasero extensible automáticamente, la batalla larga, el ancho de vía amplio y los voladizos cortos. En resumen: el SLS AMG descapotable también irradia dinamismo puro y un carisma genuino. La acusada línea de cintura, que se extiende como un músculo tensado, expresa energía pura en combinación con las ruedas de gran tamaño 265/35 ZR 19 delante y 295/30 ZR 20 detrás. Para este modelo están disponibles nuevos equipos opcionales, como la atractiva pintura metalizada marrón Sepang AMG y las llantas forjadas de 10 radios en color negro mate con pestaña brillante.

Encontramos reminiscencias con el Mercedes-Benz 300 SL de los años cincuenta en la parrilla ancha del radiador con la estrella grande de Mercedes y en el perfil transversal en forma de ala. Pero no sólo eso, los perfiles sobre el capó y en los laterales del vehículo recuerdan igualmente al legendario deportivo. Al igual que sucede con el SLS AMG Roadster, también el 300 SL Roadster apareció algo más tarde que el alas de gaviota original. Pero, a diferencia de entonces, ambos automóviles de AMG se ofrecen hoy en día paralelamente.

El ambiente interior recuerda la cabina de un avión

El fascinante lenguaje de formas del exterior se manifiesta también en el interior, despertando asociaciones con la cabina de un avión: elementos estilísticos llamativos son el tablero de instrumentos, a modo de perfil de ala, y los cuatro difusores de ventilación con salidas de aire orientables, que recuerdan la forma de los propulsores de un reactor. Otros elementos inspirados en la construcción aeronáutica son la consola central alargada de metal macizo mate y la nueva palanca selectora E-SELECT, que imita la forma del regulador de gas de un reactor. El distintivo AMG en el forro de cuero de la palanca añade un detalle discreto pero refinado.
La AMG DRIVE UNIT asume la función de centro de mandos en la consola central, la cual puede encargarse opcionalmente, al igual que muchos otros componentes del interior, con moldura de fibra de carbono auténtica. A través de esta unidad, el conductor puede elegir los ajustes individuales del vehículo, incluyendo el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL (opcional). El volante Performance con forro de napa fina y sección inferior aplanada permite un dominio excelente del vehículo. Las levas de cambio y las aplicaciones de la parte inferior son de metal macizo.

Capota automática de peso optimizado

La experiencia sensual que se siente a bordo del SLS AMG Roadster aumenta con el techo descubierto, cuando la acústica del potente motor atmosférico de ocho cilindros, con 420 kW (571 CV) y 650 Nm, inunda el ambiente y acelera el pulso con el sonido típico de los propulsores de AMG. La capota puede abrirse y cerrarse durante la marcha, a una velocidad máxima de 50 km/h. Todo el proceso se realiza de forma totalmente automática en tan sólo once segundos. Para ello, el conductor no tiene más que accionar el pulsador situado al alcance de la mano, delante del apoyabrazos. Al abrirse, la capota se pliega en forma de Z detrás de los asientos, ocupando el mínimo espacio. La capota se ofrece en tres colores —negro, rojo y beige— a juego con las nueve pinturas disponibles para el exterior y los ocho tonos para el equipamiento interior.
La capota de lona de tres capas consta de un armazón de magnesio, acero y aluminio muy ligero que contribuye notablemente a reducir el centro de gravedad del vehículo. La capota incluye una luneta trasera térmica de cristal monocapa de seguridad inyectada sin juntas en la lona de la capota. La ejecución enrasada y la transición sin resquicios entre la capa exterior de la capota y la luneta reducen los ruidos aerodinámicos. Por debajo de la capota discurre un depósito elástico que recoge el agua de lluvia y la canaliza hacia los bajos del vehículo a través de dos aberturas en los laterales. El volumen del maletero, tanto con la capota abierta como cerrada, es de 173 litros, una cifra comparable a la del SLS AMG Coupé (176 litros).

Materiales de máxima calidad, acabados perfectos

El cuero fino, el metal macizo mate y, como opción, las molduras decorativas de fibra de carbono auténtica crean un ambiente exclusivo y recrean la sensación de viajar en la cabina de un avión. Las costuras en contraste, ejecutadas con suma precisión, corroboran la sensación de calidad, el carácter artesanal y el amor por el detalle de los diseñadores de Mercedes-Benz.

El equipamiento de serie del SLS AMG Roadster incluye, entre otros, cuero designo negro, asientos deportivos AMG con calefacción, paravientos encajable de cristal, COMAND APS con reproductor de DVD, alarma antirrobo con protección antirremolcado y alarma volumétrica, climatización automática de confort THERMOTRONIC y función de arranque sin llave KEYLESS-GO. Entre los equipos opcionales figura AIRSCARF®, un sistema patentado exclusivo de Mercedes-Benz que funciona a modo de una bufanda invisible que envuelve con una brisa cálida la zona del cuello y la nuca de los ocupantes. AIRSCARF® está alojado en los respaldos de los asientos deportivos AMG y expulsa aire caliente por los difusores integrados en los reposacabezas. Las láminas ajustables de los difusores permiten dirigir el flujo de aire y adaptar el sistema a la estatura del ocupante. La intensidad del calor se regula en tres niveles mediante un botón. En combinación con el equipo opcional de cuero designo Exclusivo se ofrecen arcos protectores tapizados en cuero con rejillas integradas en efecto «Silver Shadow», que reducen las turbulencias en el puesto de conducción. Los retrovisores abatibles eléctricamente disponibles como opción incorporan la iluminación del entorno del vehículo.

Para el interior se ofrecen nuevos equipos de cuero designo marrón espresso unicolor y bicolor. Este tono marrón oscuro combina a la perfección con la nueva pintura metalizada marrón Sepang AMG.
AMG Performance Media y Bang & Olufsen: exclusividad como opción
Además del sistema de sonido surround Bang & Olufsen BeoSound AMG, disponible como opción para disfrutar de una experiencia musical al máximo nivel, se ofrece también otro equipo opcional destacable: el AMG Performance Media. Este sistema inspirado en el automovilismo de competición combina de forma inédita hasta ahora la información de telemetría, como diversos datos del motor, aceleración transversal y longitudinal y tiempos por vuelta en un circuito, con un acceso móvil a Internet de alta velocidad. AMG Performance Media se activa pulsando la tecla AMG en el AMG DRIVE UNIT y se maneja por medio del controlador COMAND. Resumen de las funciones más importantes:

• Visualización de la temperatura del aceite y del líquido refrigerante del motor y de la temperatura del aceite del cambio en tiempo real
• Visualización de la potencia del motor, del par y de la posición del acelerador en tiempo real
• Visualización individual de la presión de los neumáticos en tiempo real
• Visualización del tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h en tiempo real
• Visualización de la aceleración transversal y longitudinal combinada con la potencia de freno y la posición del acelerador en tiempo real, incluyendo la función de memoria
• Registro de los tiempos por vuelta individuales en un circuito de competición cerrado, incluyendo tiempos por sectores y función de memoria
• Integración de las funciones de la DRIVE UNIT para memorizar los ajustes y activar la función RACE START

Las diferentes funciones del AMG Performance Media se visualizan en la pantalla a color integrada en el cuadro de instrumentos. Se muestran siempre tres datos simultáneamente, con la información más importante en el centro. Los instrumentos redondos con agujas rojas simulados con tecnología digital garantizan una lectura excelente de las informaciones.

Acceso a Internet ultrarrápido a bordo

Adicionalmente, AMG Performance Media ofrece acceso móvil a Internet de alta velocidad con plena funcionalidad: con el vehículo parado, el conductor y el acompañante pueden navegar por Internet, descargar e instalar aplicaciones o recibir y enviar correos electrónicos. Con ello, este singular sistema ofrece una funcionalidad similar a la de un ordenador portátil o un smartphone. AMG Performance Media utiliza el potente sistema operativo Android, ampliamente difundido. Está previsto que este nuevo equipo exclusivo se introduzca también en otros vehículos AMG de alto rendimiento.

Spaceframe de aluminio reforzado y bajo peso en vacío según DIN

Uno de los elementos más destacados del nuevo SLS AMG Roadster es, además del elevado confort interior, su extraordinario dinamismo. El artífice de ello es el innovador concepto de carrocería: el chasis y la carrocería están fabricados de aluminio, combinando la construcción ligera con una elevada resistencia. Con un peso en vacío (norma DIN) de 1.660 kilogramos, el roadster pesa sólo 40 kilogramos más que el coupé. Como consecuencia se obtiene una relación peso/potencia de 2,9 kg por CV.
Para conseguir las mismas cotas de dinamismo a pesar de suprimir el techo, el SLS AMG Roadster dispone de una serie de medidas específicas destinadas a reforzar la carrocería. Por ejemplo, faldones laterales con más cámaras y paredes de mayor espesor. La estructura portante del cuadro de instrumentos se sujeta en el marco del parabrisas y en el túnel central mediante elementos adicionales; también se ha integrado un tirante adicional entre la capota y el depósito para dar mayor rigidez al eje trasero. Al suprimirse el techo de coupé y las puertas de alas de gaviota, se ha podido integrar en el SLS descapotable un travesaño de refuerzo detrás de los asientos. Aquí se aloja el sistema fijo de protección contra vuelco, y se integra también el altavoz de graves de 250 vatios del sistema de sonido Bang&Olufsen BeoSound AMG.

Todo ello evita desde su mismo comienzo la formación de vibraciones indeseadas, haciendo innecesario el uso de supresores de vibraciones adicionales, como los que se utilizan a menudo en los automóviles deportivos, que aumentarían el peso del vehículo. El Spaceframe de aluminio ligero del roadster pesa 243 kg, es decir, sólo dos kilogramos más que la versión con puertas tipo alas de gaviota.

Inteligente combinación de materiales y centro de gravedad más bajo

El inteligente Spaceframe de aluminio de peso optimizado consta de perfiles de aluminio (50%), chapa de aluminio (26%), fundición de aluminio (18%) y acero (6%). Con el fin de optimizar la seguridad de los ocupantes, los montantes delanteros se refuerzan con piezas de acero conformado en caliente de muy alta resistencia.

La concepción general del vehículo pretende lograr un centro de gravedad tan bajo como sea posible. Esto se consigue con puntos de ensamblaje bajos de la cadena cinemática y de los ejes y con la disposición baja de los componentes de la estructura básica, relevantes para la rigidez. Algunos ejemplos son las uniones rígidas a la flexión y a la torsión de la sección deformable delantera y trasera con el habitáculo de seguridad, que se han realizado por medio de vías de transmisión de fuerza tan bajas como ha sido posible. Además de garantizar un centro de gravedad bajo, esta disposición asegura una transmisión armónica y eficiente de las fuerzas en la estructura del vehículo.

Seguridad pasiva al más alto nivel

El Spaceframe de aluminio constituye la base de una excelente seguridad pasiva. El amplio equipamiento de serie incluye el sistema fijo de protección contra vuelco, cinturones de seguridad de tres puntos, pretensores de cinturón con limitadores de tensión y ocho airbags: airbags frontales adaptativos, un airbag de rodillas para el conductor y otro para el acompañante, dos airbags laterales integrados en los asientos y dos airbags de cabeza, que se despliegan a partir del antepecho de la puerta.

El control de ángulo muerto disponible como opción asiste al conductor, pues le advierte con una señal óptica y un aviso acústico si, al realizar una maniobra de cambio de carril, detecta que puede existir peligro de colisión con otro vehículo.

Potente motor AMG V8 de 6,3 litros con 420 kW (571 CV)

El poderoso corazón que late en el SLS AMG Roadster proviene del alas de gaviota. El motor V8 de 6,3 litros desarrolla 420 kW (571 CV) a 6.800 rpm y hace del SLS descapotable uno de los deportivos más potentes en su segmento. La relación peso/potencia es de 2,9 kg/CV. El motor atmosférico alcanza un par motor máximo de 650 Nm a 4.750 revoluciones y es capaz de acelerar al SLS AMG Roadster en sólo 3,8 segundos de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima está limitada por vía electrónica a 317 km/h. Con ello, la versión roadster de este modelo ofrece prestaciones similares a la versión coupé.

El motor V8 con una cilindrada de 6.208 centímetros cúbicos posee los atributos característicos de los potentes motores de competición. Responde con agilidad a las órdenes del acelerador y muestra una extraordinaria agilidad. Gracias al uso de un sistema de engrase por cárter seco ha sido posible montar el propulsor en una posición más baja. La reducción consiguiente de la altura del centro de gravedad permite alcanzar una mayor aceleración transversal y un dinamismo fascinante.
Cumple metas exigentes en relación con el consumo de combustible
Pese a su carácter radicalmente deportivo, los ingenieros han conseguido realizar metas de consumo sumamente ambiciosas. El SLS AMG Roadster precisa 13,2 litros a los 100 km (consumo mixto en el nuevo ciclo normalizado europeo), lo que equivale a 308 gramos de CO2 por kilómetro. Entre las medidas que contribuyen a aumentar la eficiencia de este modelo figuran el revestimiento por proyección térmica (LDS) de las camisas de los cilindros y la regulación del suministro de aceite mediante diagrama característico, así como la gestión inteligente del alternador: siempre que el motor trabaja en régimen de retención se aprovecha la energía cinética del vehículo para recargar la batería, en lugar de desperdiciarla en forma de disipación térmica. En cambio, al acelerar, se desacopla el alternador para descargar el motor. Gracias a la avanzada técnica de catalizadores pueden cumplirse los valores de las normas de gases de escape actuales y futuras, como Euro 5, LEV 2 (vehículo de bajas emisiones) y ULEV (vehículo de emisiones especialmente bajas).
Cambio de embrague multidisco en disposición Transaxle con Torque Tube
La fuerza del motor AMG V8 de 6,3 litros se transmite al eje trasero mediante un árbol de transmisión especialmente ligero de fibra de carbono, una técnica asumida de los bólidos de competición Mercedes-Benz Clase C del campeonato alemán de turismos DTM. El o cambio se encuentra junto al eje trasero (principio transaxle) y está unido de forma rígida a la carcasa del motor por medio de un «Torque Tube». En este componente (del inglés Torque = par y Tube = tubo), gira un árbol de fibra de carbono con el mismo número de revoluciones que el motor. Las ventajas de esta sofisticada solución radican en la unión rígida entre el motor y el cambio, que permite absorber mejor las fuerzas resultantes.
El cambio deportivo de 7 velocidades SPEEDSHIFT DCT AMG se distingue por sus cambios de relación rápidos, con una duración mínima de 100 milisegundos, casi sin interrupción de la fuerza de tracción. El conductor tiene a disposición diferentes programas de conducción: el programa de consumo optimizado «C» (Controlled Efficiency) y los programas «S» (Sport), «S+» (Sport plus) y «M» (manual). En los programas Sport, Sport plus y manual se activa la función automática de doble embrague en las retenciones; todos los modos pueden seleccionarse cómodamente utilizando un botón giratorio integrado en la AMG DRIVE UNIT. La función Race Start asegura una tracción ideal al poner en marcha el vehículo. Este mismo cometido cumple el bloqueo mecánico del diferencial, integrado en la compacta carcasa del cambio.

Sofisticada configuración del tren de rodaje con trapecios articulados

La combinación motor delantero frontal y cambio en disposición transaxle es garantía de una distribución ideal del peso entre el eje delantero y el trasero, en relación 47%:53%. La posición de montaje del motor detrás del eje delantero crea condiciones ideales para un dinamismo perfecto, con una respuesta precisa al volante, una extraordinaria agilidad, baja inercia en los cambios espontáneos de dirección y una tracción excelente. Las ruedas están guiadas por trapecios articulados con barra de convergencia, una técnica acreditada en competición, incluyendo los monoplazas de Fórmula 1. En un trapecio articulado, las funciones de guiado de las ruedas están separadas de las funciones de suspensión: los montantes telescópicos/amortiguadores se apoyan sobre el brazo transversal inferior. El concepto de trapecio articulado mantiene constante la caída y la convergencia de las ruedas y las conduce de un modo claramente definido, con movimientos elásticos mínimos. De ese modo, el conductor puede apreciar con sensibilidad perfecta el contacto de las ruedas con la calzada en el margen límite.

El brazo triangular, las manguetas de los ejes y los bujes en el eje delantero y trasero se fabrican completamente en aluminio forjado, con lo que disminuye el peso de las masas no suspendidas y mejora sensiblemente la respuesta de la suspensión. La batalla larga de 2.680 milímetros tiene como consecuencia, no sólo una gran estabilidad direccional, sino también una disminución del desplazamiento de las cargas sobre el eje delantero y trasero y, por tanto, menor tendencia del vehículo al cabeceo al frenar y al acelerar.

El amplio ancho de vía de 1.682 mm delante y 1.653 mm detrás disminuye el desplazamiento de las cargas entre la rueda interior y la rueda exterior de la curva. El resultado es una mayor adherencia de las ruedas al suelo.

Nuevo tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL como opción

Como opción, junto al conocido tren de rodaje deportivo AMG, está disponible el nuevo tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL con sistema de amortiguación variable, regulado electrónicamente. Este equipo opcional permite variar el diagrama característico de la suspensión. Pulsando un botón en la AMG DRIVE UNIT, el conductor del SLS AMG Roadster puede adaptar el reglaje básico de la amortiguación a sus preferencias. Para ello dispone de tres niveles: «Confort», «Sport» y «Sport plus». En el cuadro de instrumentos aparece siempre el modo elegido.

«Confort» significa que ofrece una respuesta sensible, con una característica de amortiguación más suave. En modo «Sport», los amortiguadores responden con mayor dureza, en función de la situación, lo que además de mejorar el contacto con la calzada en la conducción deportiva, previene eficazmente los movimientos de cabeceo y balanceo. El modo «Sport plus» está recomendado para exigentes pruebas de velocidad en un circuito de competición: además de una mayor fuerza de amortiguación, este modo dispone de algoritmos de regulación específicos para la conducción extremadamente deportiva sobre calzadas con firme regular. Este nuevo tren de rodaje variable estará también disponible más adelante como equipo opcional para el SLS AMG Coupé.
Dirección directa, bloqueo de diferencial y ESP® de 3 niveles
El engranaje de la dirección de cremallera tiene una desmultiplicación mecánica constante de 13,6:1. Por tanto, transmite una sensación directa al conducir y satisface las expectativas de los conductores de un superdeportivo. La servodirección paramétrica trabaja con asistencia variable en función de la velocidad. De ese modo mejora la respuesta en el volante al circular en rectas de carretera o autopista a alta velocidad. El montaje del engranaje de la dirección sobre el soporte integral, por delante del motor, permite situar el motor a una altura especialmente baja. Este biplaza está equipado de serie con un ESP® de 3 etapas. El conductor puede pulsar una tecla para alternar entre los tres modos «ESP ON», «ESP Sport Handling» y «ESP OFF». Si se acciona el pedal del freno con contundencia en el modo «ESP OFF» se dispone instantáneamente de todas las funciones del ESP®.

La tracción se controla en los tres modos del ESP®. Si comienza una de las ruedas propulsadas comienza a girar en vacío, el sistema interviene de forma precisa sobre el freno para mejorar la tracción, especialmente en interacción con el bloqueo mecánico de discos incorporado de serie en el diferencial trasero. De ese modo es posible convertir mejor la fuerza del motor en prestaciones, incluso si se elige un estilo de conducción abiertamente dinámico.

Equipo de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos de material compuesto (opcional)

El equipo de frenos de alto rendimiento de AMG con discos de material compuesto que se monta en el eje delantero es garantía de distancias de parada especialmente cortas, incluso bajo esfuerzos elevados. Desde el lanzamiento están disponibles opcionalmente pinzas de freno de color rojo en todas las ruedas. Si se desea optimizar la potencia de frenado puede sustituirse el equipamiento de serie por el equipo de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG disponible como opción con discos de material compuesto de mayores dimensiones. Gracias a su mayor grado de dureza, los discos de freno cerámicos son más estables a altas temperaturas. Además, destacan por un peso aproximadamente 40% inferior. Al disminuir las masas no suspendidas aumentan tanto el confort como la adherencia a la calzada. En el eje delantero, la reducción de las masas en rotación mejora la respuesta al volante.

La construcción ligera ha encauzado también el desarrollo de las ruedas: llantas de aleación ligera AMG basadas en el principio de laminado por «flow forming» ayudan a disminuir las masas no suspendidas y aumentan por tanto el dinamismo y el confort de la suspensión. Junto a las llantas de aleación de serie AMG de 7 radios se ofrecen llantas de 5 radios dobles y llantas forjadas de peso inferior en diseño de 10 radios. Los neumáticos de dimensiones 265/35 R 19 (delante) y 295/30 R 20 (detrás) desarrollados en exclusiva para el SLS AMG son aval de máximas prestaciones. Un sistema de control de la presión de inflado incorporado de serie supervisa las cuatro ruedas y muestra los valores individuales en el display.

Producción en Sindelfingen, lanzamiento en otoño de 2011

La concepción y el desarrollo del SLS AMG Roadster estuvieron a cargo íntegramente de Mercedes-AMG GmbH y se realizaron de forma paralela a los del Coupé. El superdeportivo descapotable se fabricará en
Sindelfingen, la mayor planta de producción de Mercedes. El motor V8 AMG de 6,3 litros proviene directamente de la manufactura de motores de AMG en Affalterbach, donde se fabrica de forma artesanal siguiendo el tradicional principio «un hombre, un motor».

A partir del 1 de junio de 2011 se podrán realizar pedidos del nuevo SLS AMG Roadster y las primeras unidades llegaran al mercado en octubre de 2011

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario