Nuevo sistema de alumbrado adaptativo en curvas

· a partir de primavera de 2003
· mejora del 90% en conducción nocturna
· óptica bi-xenón que acompaña el movimiento de la dirección

Mercedes-Benz, con la intención de mejorar la seguridad durante la conducción nocturna, ha desarrollado junto con Hella, un nuevo sistema activo de alumbrado en curva.

Mediante este nuevo sistema, los faros acompañan los movimientos de la dirección marcados por el conductor, orientándose de forma inmediata hacia la curva. Este dispositivo es capaz de mejorar la visión de la calzada hasta en un 90%: mientras que un sistema tradicional de alumbrado ilumina un ángulo de 30 grados en una curva con radio de 190 m, esta nueva técnica logra incrementar el ángulo 25 grados más. El conductor será capaz ahora de distinguir con mayor rapidez el trazado de la curva, pudiendo así adaptar su conducción.

A la hora del desarrollo, Mercedes-Benz también ha tenido presente la velocidad del coche: a gran velocidad, los faros se dirigen de forma instantánea hacia el lugar indicado por la dirección; a velocidad reducida el recorrido es más lento, de forma que el conductor puede visualizar la totalidad del campo de giro.

Este sistema de alumbrado ha sido desarrollado actualmente con la óptica bi-xenón de la Clase E. Su microprocesador detecta también los movimientos de la carrocería debidos al estado del pavimento, de forma que corrige el alumbrado para evitar deslumbrar a los conductores que circulan en dirección contraria.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario