Nuevo Opel Agila – Utilidad Máxima del Formato Minimonovolumen

Un diseño inteligente, vivaces motores ECOTEC y excelente relación valor/precio

El nuevo Agila, que va a suponer una ampliación de la gama de modelos de Opel en el creciente mercado de los minimonovolúmenes, va a efectuar su debut mundial en el 70º Salón del Automóvil de Ginebra, que tendrá lugar del 2 al 12 de Marzo del 2000. A pesar de su corta longitud total de solo 3,50 metros, el Agila se caracteriza por disponer de un interior versátil y espacioso. Puede convertirse, rápidamente, de un cómodo vehículo de cuatro asientos en otro de dos con un piso plano y un espacio de 598 litros para el equipaje. Su estilo joven y su accesibilidad excelente, proporcionada por cuatro puertas y un gran portón trasero, se complementa con su alta calidad y una garantía anticorrosión de 12 años. Las ruedas motrices delanteras del Agila van accionadas por una selección de dos vivaces motores de gasolina ECOTEC de 1,0 y 1,2 litros, con unas potencias de 58 CV/43 kW y 75 CV/55 kW respectivamente. Estos dos económicos propulsores, de cuatro válvulas por cilindro, cumplen ya con la estricta norma sobre emisiones de gases de escape Euro IV, que no entrará en vigor hasta el año 2005. Cuando salga a la venta, en la primavera del 2000, será el primer minimonovolumen (o Minivehículo para el transporte de pasajeros) de un fabricante europeo que ofrezca una alternativa rentable a los “minis” convencionales, especialmente en las zonas urbanas.

El estilo del Agila – especialmente el diseño de su capó y parrilla característicos – le hacen reconocible, inmediatamente, como un miembro de la familia Opel. Sus grandes faros subrayan su personalidad tratable y amistosa. Su exterior compacto (3,50 m. de longitud/1,62 m. de anchura/1,66 m. de altura) contradice su interior espacioso provisto de cuatro asientos de tamaño normal para adultos, un espacio amplio por encima de la cabeza y una zona de carga de 248 litros (VDA standard), susceptible de incrementarse hasta 598 litros (medidos hasta el borde inferior de las ventanillas) según las necesidades. El cojín del asiento trasero y el respaldo partido de éste de 50:50 pueden plegarse rápida y fácilmente, mediante una operación sencilla, y accionando un mecanismo ingenioso para disponer de una superficie de carga plana. Gracias a su portón trasero, grande y amplio, y a lo bajo de su umbral (655 mm.), se pueden cargar objetos grandes con gran comodidad. Desarrollado conjuntamente por Opel y su socio japonés Suzuki, el nuevo minimonovolumen dispone de amplias posibilidades para el transporte de una gran variedad de objetos. Tiene compartimentos integrados en el panel de instrumentos, cajones debajo de los asientos delanteros, portavasos y bolsillos en las puertas delanteras y traseras así como en los respaldos de los asientos delanteros.

En el interior del funcional compartimento para los pasajeros, el vehículo dispone de tres tapicerías que se complementan con los diez colores de la carrocería. La elevada posición de los asientos y su gran superficie acristalada (incluyendo una tercera ventanilla en el montante C) mejoran la atmósfera favorable y luminosa de su interior, proporcionando al conductor y a los pasajeros una visión excelente de los extremos del coche y del tráfico circundante. Los pasajeros de los asientos traseros apreciarán, particularmente, la visión total que les proporciona el hecho de estar sentados diez centímetros más altos que el conductor y el pasajero del asiento delantero.

Además del equipamiento de entrada, los compradores del Agila pueden elegir entre dos niveles de especificación más altos. El modelo estándar va provisto de dirección asistida eléctricamente, asiento trasero partido, pantalla de información triple, espejos retrovisores exteriores regulados eléctricamente, un maletero forrado con moqueta y un kit de instalación de radio que incluye la antena montada sobre el techo y los altavoces. Cada Agila dispone, asimismo, de un paquete de seguridad completo que incluye un compartimento de pasajeros estable con barras protectoras contra impactos en las puertas, airbag de conductor así como tensores y limitadores de tensión de los cinturones de seguridad en los asientos delanteros. En caso de un impacto frontal grave, los pedales quedan sueltos, reduciendo, de esta forma, y de manera significativa, el riesgo de lesiones en los pies y parte inferior de las piernas del conductor (Sistema de pedales retráctiles). Los asientos traseros van provistos con puntos de anclaje Opel Fix para el montaje de los asientos correspondientes para niños. Las puertas traseras disponen, asimismo, de seguro contra niños. Entre la amplia gama de extras opcionales se incluyen un airbag para el pasajero y una red de seguridad situada entre la zona de carga y los asientos traseros.

Los ingenieros de Opel han optimizado el chasis dinámico del Agila en términos de seguridad, confort y manejo. La distancia entre ejes de 2,36 m. y, por consiguiente, sus cortos tramos en voladizo el Agila tiene un radio de giro de solo 9,95 metros ofreciendo así una excelente maniobrabilidad, especialmente en un entorno urbano. La Dirección asistida eléctricamente (EPS) facilita los aparcamientos y reduce, asimismo, el consumo de combustible. El Agila es el único minimonovolumen que dispone de llantas de 14 pulgadas (con neumáticos 155/65 R14), lo que contribuye a mejorar aun más su estabilidad. Va provisto con el último sistema de antibloqueo de frenos de Bosch con lo que éstos consiguen unos rendimientos en la deceleración excelentes para un vehículo de su clase.

Los dos motores ECOTEC, enérgicos y económicos, van acoplados a una caja de cambios manual de cinco velocidades y se caracterizan por disponer de aspectos tecnológicos modernos tales como el “drive by wire” (control electrónico del acelerador) y una unidad de control electrónico micro-híbrida del motor, que resulta más compacta y duradera que los tipos convencionales. Ambas plantas motrices, de cuatro válvulas por cilindro, proporcionan una conducción alegre y de estándares altos de compatibilidad ambiental, ya que cumplen con los límites más estrictos, en cuanto a las emisiones de los gases de escape, de la norma Euro IV, que no entrará en vigor hasta el año 2005. El vigoroso motor de 1,2 litros y cuatro cilindros hace que el Agila pase de parado a 100 km/h en solo 13,5 segundos y alcance una velocidad punta de 155 km/h. El par máximo es de 110 Nm a 4.000 rpm y el consumo de combustible de solo 6,5 litros por 100 km (MVEG standard). El Agila propulsado por el motor de 1,0 litros y tres cilindros alcanza una velocidad punta de 142 km/h con un consumo de solo 6,3 litros a los 100 km (MVEG standard). El par máximo de 85 Nm se consigue a 3.800 rpm.

Ambos motores son versiones desarrolladas a partir de las unidades probadas en el superventas de Opel, el Corsa. Requieren un servicio mínimo. Por ejemplo, los árboles de levas y el tren de válvulas no necesitan mantenimiento y todos los elementos, situados en el compartimento motor, que necesiten de alguna comprobación disponen de una accesibilidad excelente. Por otra parte, el nuevo minimonovolumen de Opel está diseñado de forma que puede repararse fácilmente, por lo que se reduce, aun más, sus coste de mantenimiento.

El Agila se monta en la planta más nueva de Opel en Gliwice, Polonia. Esta moderna instalación, inaugurada en el Otoño de 1998, ha sido modelada en la eficiente factoría de Opel de Eisenach (Alemania Oriental) por lo que emplea la tecnología más avanzada en los procesos de producción para garantizar unos estándares de calidad similares, lo que queda reflejado perfectamente en la garantía anticorrosión de 12 años. Durante el primer año completo de producción, Opel planea fabricar 100.000 de estos espaciosos nuevos minimonovolúmenes.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario