Nuevo Mercedes-Benz AMG: E 55 AMG

· El Clase E con más potencia
· Mando del cambio al volante

El nuevo E 55 AMG presentado por Mercedes-AMG se sitúa a la cabeza de las berlinas deportivas de su segmento: el motor superprestacional ya experimentado en el SL 55 AMG, desarrolla en esta versión de la Clase E 476 CV a 6.100 rpm y entrega un par máximo de 700 Nm disponible entre 2.650 y 4.500 rpm.

Esta enorme potencia permite a este modelo registrar unas prestaciones impresionantes: 4,7 segundos bastan para que el E 55 AMG supere la barrera de los 100 Km/h. Los 200 Km/h los alcanza en 15,5 segundos.

Tren de rodaje semi-activo AIRMATIC DC adaptado especialmente por AMG

Para poder transmitir toda esta potencia a la calzada sin problemas, los ingenieros de Mercedes-AMG han rediseñado completamente el tren de rodaje y los frenos. El E 55 AMG dispone de sistemas de ayuda a la conducción progresivos que destacan entre sus competidores. El tren de rodaje con suspensión neumática semiactiva AIRMATIC DC con ADS II permite al conductor elegir entre un estilo de conducción deportivo o bien centrado en el confort. La amortiguación y la suspensión se adaptan en fracciones de segundo y de modo automático a la situación momentánea. Los montantes de la suspensión, los amortiguadores, las estabilizadoras y el reglaje electrónico del tren de rodaje se han adaptado especialmente por AMG a la elevada dinámica de conducción.

La experiencia acumulada durante más de treinta años en la competición ha servido de base para una transmisión completamente adaptada a las prestaciones del E 55, con eje trasero de acero y refrigeración del puente trasero, así como para el sistema de frenos Sensotronic Brake Control del SL 55 AMG: frenos de disco ventilados y perforados en las cuatro ruedas (360 x 36 mm delante y 330 x 26 mm detrás) que proporcionan excelentes valores de deceleración (10,8 m/s2) y una gran estabilidad. Gracias a las pinzas de freno de ocho pistones, la superficie de ataque de las pastillas es practicamente el doble que en el E 500.

Cambio Speedshift AMG con mando al volante: como en la Fórmula 1

La potencia del motor en el E 55 se trasmite a través de un cambio automático de 5 velocidades con función SPEEDSHIFT AMG capaz de adaptarse a cualquier estilo de conducción. La elección óptima de la velocidad insertada y la reducción de marchas activa al frenar garantizan, gracias a la acción combinada del anulador de resbalamiento del convertidor de par, sensaciones inéditas desde que se inserta la primera velocidad. Los cambios de marcha con esta caja son un 35% más rápidos.
El accionamiento del cambio se puede efectuar también desde pulsadores situados en el volante.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario