NUEVO CITROËN C4, ENERGÍA POSITIVA

El nuevo Citroën C4 destaca por la atracción de sus líneas, calidad de acabado y por sus prestaciones, muchas de ellas inéditas y de alta gama. Rebosante de energía positiva en materia medioambiental, de seguridad y calidad, este nuevo vehículo reforzará la gama principal de la marca antes de fin de año.

El nuevo Citroën C4 contará con versiones microhíbridas e-HDi, dotadas de la última generación del sistema Stop&Start con 109 g/km de emisiones de CO2 y también dispondrá de una versión de 99 g/km. Equipará neumáticos Michelin  Energy TM Saver de bajo consumo, que completan esta tecnología para reducir las emisiones de CO2 en más de 5g/km. Por último, el nuevo Citroën C4 ha permitido contener su peso y emplear el 15% de materiales verdes, un récord en el grupo PSA Peugeot Citroën.

En el apartado de seguridad el C4 ofrecerá el sistema de vigilancia del ángulo muerto de los retrovisores, el limitador-regulador de velocidad programable o el servicio Citroën eTouch, que comprende, entre otras características, un sistema de llamada de urgencia y de asistencia localizada. Los asientos delanteros del nuevo Citroën C4 cuentan con regulación lumbar eléctrica y una función de masaje. Su interior se puede personalizar con los colores que permite adoptar el cuadro, sonidos polifónicos o la intensidad de climatización, prestaciones inéditas en este segmento. Además, dispone de una toma de 230 V.

Las dimensiones de nuevo Citroën C4 son 4,33 m de longitud (+ 5 cm); 1,79 m de anchura (+ 2 cm) y 1,49 m de altura (+ 3 cm) y  su accesibilidad y su habitabilidad se han optimizado notablemente, con más espacio en altura. Su maletero, el mayor de su categoría (408 litros) y 100% utilizable (forma cúbica y umbral de carga bajo y accesible), será una referencia en el mercado.

El Nuevo Citroën C4 transmite a primera vista calidad, robustez y estabilidad, gracias a sus proporciones equilibradas y a su carrocería. El tratamiento de sus superficies, su deflector delantero preparado para devorar el asfalto y su alerón trasero negro ofrecen una aerodinámica óptima. Por último los detalles cromados, el diseño de los faros y el de las llantas de aleación con forma de diamante realzan su silueta.

La calidad se nota igualmente una vez al volante. No sólo por el tratamiento alto de gama de su salpicadero y por su confort acústico, en línea con el último Citroën C5; también por la facilidad para habituarse a él. Su equilibrado comportamiento en carretera se refuerza con tecnología de ayuda a la conducción, como la ayuda al frenado de emergencia y el ESP.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario