NUEVO AUDI S4: NOVEDAD MUNDIAL EN EL SALÓN DE PARIS

Audi desvelará el modelo de máxima deportividad de la gama A4 en el próximo Salón Internacional del Automóvil de París. Al igual que su predecesor, el Audi S4 estará disponible en versiones Berlina y Avant.

El corazón del nuevo modelo S4, su motor, es un ocho cilindros en V muy refinado, con una cilindrada de 4,2 litros y culata de cinco válvulas por cilindro, con doble árbol en cabeza, movidos por cadena. Tiene una potencia de 344 CV a 7.000 rpm y un par motor máximo de 410 Nm.a 3.500 rpm. El S4 establece claramente referencias en el segmento de las berlinas medio-altas, tanto por su elevada potencia, como por unas excepcionales cualidades dinámicas.

El motor de ocho cilindros en V permite al nuevo S4 con caja manual de seis velocidades acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5,6 segundos. Requiere 20,6 segundos para alcanzar los 200 km/h, y su velocidad punta se encuentra autolimitada a 250 km/h.

Explotación al máximo de la potencia

El motor V8 de 4,2 litros no sólo destaca por su nivel de prestaciones, también por su compacto diseño. Sus dimensiones –particularmente la longitud total de 464 mm– permiten su instalación en un vano motor extremadamente reducido. Para facilitar esta compacidad, los ingenieros de desarrollo de Audi instalaron la distribución por cadena para los árboles de levas y elementos auxiliares en la zona posterior del motor. Esto permitió reducir la longitud en 52 mm. Todo el motor, con un peso total de sólo 195 kg, es tan ligero como el utilizado en el antiguo S4, un V6 de 2,7 litros biturbo. Una ligereza que permite un óptimo reparto de pesos.

La potencia máxima de 344 CV del motor 4,2 litros del nuevo S4 se obtiene a un régimen de 7.000 rpm, mientras que la cifra máxima de par de 410 Nm está disponible a 3.500 rpm. Aún más impresionante que estas cifras, es la rapidez de respuesta a cada movimiento del pedal del acelerador, su fulgurante subida de régimen y la contundente entrega de par, característica de la mecánica V8.

La potencia del motor se transfiere a las ruedas por medio de una caja de cambios manual de seis marchas de ultima generación con relaciones muy cerradas y de extrema precisión, gracias a una palanca de cambios de manejo muy deportivo, con recorridos cortos. La tracción es, como en todos los productos deportivos de la marca Audi, integral permanente quattro.

Pero, de poco servirían estas impresionantes cifras de potencia y par si no estuviesen acompañadas de unas suspensiones que permitieran un comportamiento excepcional. Su tren de rodaje en aluminio proporciona el máximo placer de conducción, con niveles de eficacia y seguridad difíciles de imaginar en berlinas de utilización diaria y hasta la fecha, únicamente reservadas a automóviles de marcado carácter deportivo.

La suspensión

La suspensión de aluminio, muy ligera, desarrollada sobre el diseño del excelente tren de rodaje del modelo A4, proporciona la base ideal para un máximo dinamismo y, en consecuencia, para un alto placer de conducción.

El paralelogramo de cuatro brazos del eje delantero y el tren trasero con brazos trapezoidales facilitan la máxima precisión de la dirección, excelente maniobrabilidad y estabilidad en curva. El confort de marcha también se beneficia de este diseño de los ejes dado que la altura reducida de las masas no suspendidas también contribuye a proporcionar una respuesta de máxima sensibilidad de todo el sistema de suspensión.

Diseño y equipamiento

La capacidad de prestaciones del nuevo Audi S4 queda inmediatamente sugerida por su acabado exterior, que combina la tradicional discreción del modelo, con detalles de dinamismo y exclusividad.. Las carrocerías, tanto la del S4 Berlina como la del Avant, deportivas en sus formas básicas y pr oporciones, sólo difieren ligeramente de los otros modelos de la gama.

Los parachoques son ligeramente más grandes, con entradas de aire y totalmente pintados en el color de la carrocería. Los faros de xenón, con la parte interior de las carcasas pintadas en color titanio y los espejos retrovisores exteriores en aluminio pulido señalan al conocedor que se encuentran frente a un Audi muy especial. Las pequeñas diferencias que personalizan al S4 se completan con las dobles salidas de escape, de generosas dimensiones y, en la versión berlina, un discreto alerón trasero.

El S4 también es inmediatamente reconocible por su interior. El panel de instrumentos tiene los relojes con fondo gris, característicos de los modelos “S” y agujas de marcación especiales. El volante de tres radios, con aro forrado en cuero y el emblema “S” también contribuye a destacar el carácter deportivo del modelo.

Los asientos deportivos Recaro, de ajuste eléctrico, proporcionan un firme soporte lateral y un confort destacado en viajes prolongados.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario