Nuevo Audi A5 Sportback: elegante como un Coupé, práctico como un Avant

Madrid.– Audi vuelve a innovar con la presentación de un nuevo concepto de vehículo. El A5 Sportback combina lo mejor de diferentes mundos del automóvil: sugerente y elegante como un Coupé, confortable como un Sedán y práctico como un Avant. El Sportback se une al Coupé y al Cabriolet y se convierte en el tercer miembro de la familia A5, constituyendo al mismo tiempo un segmento nuevo. Con un seductor diseño de gran utilidad para el uso diario y la elevada potencia de sus eficientes motores TFSI, FSI y TDI, el A5 Sportback llegará a los concesionarios de Audi el próximo mes de septiembre.

El Audi A5 Sportback supone un hito en el diseño de automóviles. Este Coupé de cinco puertas destaca por su elegante y estilizado perfil deportivo. El gran portón encaja perfectamente con la estética de su parte trasera. El perfil del spoiler y el difusor integrado proporcionan un contraste que enfatiza las formas atléticas y la tensión de su alargado contorno. La silueta tipo Coupé es el resultado de una sección del techo larga, afilada y ligeramente más baja (36 mm) que la del A4 Sedán, de unos cortos voladizos tanto delante como detrás, así como de la larga distancia existente entre ejes (2810 mm). También son responsables de esas formas las cuatro puertas sin marco con el estilo dinámico de sus estrechas ventanillas. El inusual diseño de dos volúmenes es un hecho distintivo de la excelente funcionalidad de un vehículo. Con el Sportback, los diseñadores del Avant están creando tendencias en el diseño de la parte trasera, que combina deportividad, confort y utilidad dentro de un rumbo completamente nuevo.

Este concepto único de funcionalidad unido al vibrante diseño que lo caracteriza compone una mezcla vanguardista de Coupé y Avant. El volumen de carga es de 480 litros, muy similar al del A4 Avant, y puede llegar hasta los 980 l con los respaldos de los asientos traseros tumbados.

El A5 Sportback ofrece un magnífico confort en los cuatro asientos, y la entrada y salida del habitáculo también se realiza de forma cómoda desde todas las plazas. A pesar de que la altura exterior es menor que la de un A4 Sedán y de que el perfil superior desciende en la parte trasera, el Sportback ofrece un espacio similar en el interior tanto para las piernas como en distancia al techo.

Las motorizaciones del A5 Sportback constituyen otro avance en el conjunto de innovaciones tecnológicas desarrolladas por Audi. Todos los motores son de inyección directa: las versiones diésel cuentan con el sofisticado sistema de rail común TDI, mientras que los propulsores de gasolina están basados en el concepto FSI. Todas las mecánicas cumplen con la normativa europea EU5 sobre emisiones contaminantes. Las variantes diésel están equipadas con filtro de partículas.

Inicialmente el A5 Sportback estará disponible con dos motores de gasolina y tres diésel. Las dos versiones de gasolina vienen equipadas con el sistema Audi valvelift y son el 2.0 TFSI quattro de 211 caballos de potencia y 350 Nm de par máximo, y el V6 de 3.2 l y tracción quattro, que desarrolla 265 CV. El sistema Audi valvelift permite alcanzar una potencia mayor y un par más alto con un menor consumo de combustible.

También estarán disponibles desde el principio los siguientes motores: el 2.0 TDI de 170 CV y 350 Nm de par máximo con caja de cambios manual de seis velocidades y sistema start/stop; el 2.7 TDI de 190 CV y 400 Nm; y, por último, el V6 de 3 l, que ofrece 240 CV de potencia y un enorme par máximo de 500 Nm, además de tracción integral quattro.

El control de estabilidad ESP de nuevo desarrollo con bloqueo electrónico del diferencial en el eje delantero garantiza una notable mejora en la respuesta de la dirección, al igual que en el Coupé y en el Cabriolet, y compensa con eficacia las reacciones provocadas por los cambios de pesos. Ello aumenta la seguridad en la conducción.

El complemento perfecto para este conjunto tecnológico es el sistema Audi drive select dynamic driving que permite al conductor elegir entre tres modos diferentes de puesta a punto con influencia sobre las características de respuesta del acelerador, los puntos de cambio de marcha para las transmisiones S tronic de siete velocidades o multitronic, y el funcionamiento de la servodirección. Si el vehículo está equipado con el sistema operativo MMI se puede programar también un cuarto modo de puesta a punto.

El Audi drive select sólo se puede solicitar conjuntamente con una o más de las tres tecnologías adicionales que existen: el control adaptativo de los amortiguadores, la dirección dinámica con asistencia variable continua y la tracción quattro con diferencial deportivo para las versiones 3.0 TDI y 3.2 FSI.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario