NUEVO AUDI A5 1.8 TFSI 170 CV MULTITRONIC

– El cambio multitronic de variador continuo destaca por la suavidad de funcionamiento, su confort y sus excepcionales prestaciones.

Audi amplia la gama del A5 con la incorporación de una versión 1.8 TFSI equipada con un cambio automático multitronic de ocho velocidades. Este motor de 170 caballos de potencia, ya existía en el A5 pero combinado con una caja de cambios manual de seis marchas, y ha mostrado una gran acogida entre los clientes, representando la cuarta parte del total de pedidos de este coupé.

La caja de cambios multitronic de ocho velocidades es una de las transmisiones más avanzadas del mercado. Su tecnología de variador continuo proporciona una suavidad de funcionamiento inédita y garantiza un confort de marcha muy elevado sin comprometer la garra y la agilidad del motor. El paso de una a otra marcha es imperceptible y se realiza sin el más mínimo tirón. Así el nuevo Audi A5 1.8 TFSI multitronic es capaz de superar sin dificultad los 220 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y, además, no supera los 7,5 litros a los 100 kilómetros de consumo medio.

La clave del éxito de esta versión está en la combinación de la tecnología de inyección directa FSI con la utilización de un turbocompresor. Este conjunto da como resultado unas magníficas prestaciones, manteniendo el consumo en un nivel bajo y, todo ello, con el precio de compra más ajustado que ofrecen las mecánicas de cuatro cilindros. El Audi A5 1.8 TFSI multitronic tiene un precio de 37.850 euros -impuestos incluidos-, y se convierte en la versión de entrada a la gama con cambio automático. Se trata de una combinación cada vez más demandada por los compradores españoles, tanto en este modelo en particular, como en general en el segmento al que pertenece.

El equipamiento de seguridad que ofrece de serie la nueva versión es muy completo y cuenta con airbags frontales y laterales de tórax y pelvis para el conductor y pasajero, así como airbags de cabeza para todos los ocupantes, control electrónico de estabilidad y de tracción, bloqueo electrónico de diferencial y reposacabezas activos que evitan el peligroso latigazo cervical en colisiones por detrás, entre otros elementos. También dispone de una suspensión deportiva y de innumerables funciones que mejoran el confort, como los limpiaparabrisas con sensor de lluvia, la conexión automática de luces, la función Easy-entry para los asientos delanteros o la llave inteligente que memoriza un motón de datos del coche.

La gama Audi A5 queda configurada con tres motores de gasolina y tres diésel, todos ellos de inyección directa, que se combinan con cajas de cambios manuales de seis marchas y automáticas de seis o de ocho velocidades. El abanico de potencias en gasolina va desde los 170 CV del propulsor 1.8 TFSI hasta los 265 CV del 3.2 V6, mientras que en diésel la mecánica más sencilla también desarrolla 190 CV y la más evolucionada 240 CV. El eficaz sistema quattro de tracción a las cuatro ruedas está disponible para todas aquellas versiones que superan los 200 caballos de potencia.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario