NUEVO AUDI A3 SPORTBACK

Próximamente debutará una nueva referencia en la categoría de los compactos premium. El A3 Sportback se caracteriza por una elegancia deportiva semejante a un coupé y por la versatilidad que distingue a un vehículo de cinco puertas, así como por una tecnología exigente y un comportamiento dinámico extraordinario. Los motores de cuatro o seis cilindros y hasta 184 kW o 250 CV de potencia, con tracción delantera o a las cuatro ruedas quattro y, como opcional, con la revolucionaria caja de cambios automática DSG, esa técnica cumple la promesa que hace la línea exterior deportiva de este nuevo modelo de cinco puertas: una nueva expresión del placer de conducir.

Una nueva referencia en la categoría compacta también significa: el Audi A3 Sportback se orienta con propósito hacia horizontes propios e independientes. Él reúne las cualidades deportivas y el dinamismo que caracteriza a la versión de tres puertas, con la que comparte la transmisión de fuerza, el tren de rodaje dinámico y la distancia entre los ejes. Sin embargo, él ofrece adicionalmente (además de las dos puertas traseras) más espacio y mejor variabilidad en el interior de la carrocería, la cual es 83 milímetros más larga con relación al tres puertas.

La capacidad de maletero es 370 litros (que pasan a 1.120 tras abatir los respaldos traseros), con lo cual se dispone de suficiente espacio para realizar todo tipo de tareas de transporte, como las que implican el deporte, el tiempo libre y la familia. Un ejemplo: en el maletero del A3 Sportback se pueden transportar con comodidad dos bolsas de golf en posición transversal. Los respaldos posteriores de serie son abatibles; y también están a disposición en opción distintos kits de equipamiento especial para el maletero y unos sistemas portaobjetos, con los que se puede ampliar esa enorme capacidad más aún según las necesidades y los deseos personales de los ocupantes.

El A3 Sportback es verdaderamente muy fácil de identificar: en la perspectiva frontal llama enseguida la atención la dominante parrilla de ventilación. El ángulo agudo en las esquinas de los faros (provistos de cristales claros) y el corte dinámico de esas unidades confiere a la parte frontal del nuevo Audi una personalidad típicamente dominante y un cierto aire de agresividad.

Se observa que el exterior del A3 Sportback, cuya carrocería es indiscutiblemente de tipo coupé, se caracteriza igualmente por una línea que desciende suavemente hacia la parte trasera, lo que quizá traiga algún recuerdo del modelo de tres puertas. Da la impresión de que el techo ondulado homogéneamente hacia atrás se ha empleado como nexo para unir las partes de nuevo diseño con los restantes elementos orientados hacia el exterior.

En una perspectiva lateral, llaman inmediatamente la atención la puerta posterior más amplia y la tercera ventanilla lateral. Las líneas horizontales inferior y superior convergen de una cierta forma, lo que acentúa de manera muy agradable la línea coupé de la carrocería, al igual que lo hacen las barras laterales en el techo, que están a disposición en opción.

Con el A3 Sportback, es la primera vez que se emplea en Audi la nueva generación de volantes en combinación con un modelo de la gama compacta. Los nuevos volantes de tres o cuatro radios se distinguen con facilidad a través del elemento central estilizado en forma de un trapecio, una figura que continúa el nuevo diseño distintivo de la parrilla frontal desde un punto de vista geométrico.

La sensación que transmite el sofisticado acabado final de las superficies y de hasta los más insignificantes detalles se caracteriza por el empleo de materiales de muy alta calidad y una extremadamente cuidadosa elaboración de los mismos. Y de ningún modo se debería pensar que solamente el espacio interior se beneficia de semejante elaboración ta n sofisticada, porque también el acabado del maletero se distingue por esas mismas cualidades.

Sin embargo, los ocupantes sí se benefician de forma exclusiva tanto de la excelente calidad de la elaboración final que caracteriza al modelo Audi A3 como de un aumento considerable de la habitabilidad en el espacio interior del mismo: alargando 68 milímetros la parte posterior de la carrocería con respecto al modelo de tres puertas, se ha ganado espacio libre tanto en la parte inferior del habitáculo como por encima de la cabeza de los ocupantes. También resulta muy cómodo acceder al espacio interior a través de las amplias aberturas posteriores laterales de la carrocería, y gracias a la extraordinaria espaciosidad de la que disponen los ocupantes en las holgadas plazas traseras, lo cual no puede tenerse hoy por obvio en todas las berlinas compactas actuales.

Hagamos simplemente una pequeña comparación con la generación precedente del A3 de cinco puertas: al haberse agrandado 65 milímetros la distancia entre ejes, la longitud del espacio anterior ha aumentado casi en la misma medida (+ 55 mm). Pero también ha crecido la anchura del vehículo (+ 33 mm), lo cual contribuye a optimizar el confort y la sensación de espaciosidad que se perciben en el interior de la carrocería.

Y también con respecto a la generación precedente del A3 de cinco puertas, los ocupantes de las plazas traseras del nuevo Sportback disponen de mayor distancia entre la banqueta y los respaldos delanteros (+ 40 mm). Asimismo, también ha crecido significativamente el espacio libre a la altura de los hombros (+ 29 mm atrás y + 35 mm delante).

La transmisión de fuerza

Seis cilindros, inyección directa de gasolina FSI, inédita combinación FSI Turbo y fuertes motores TDI con sistema inyector-bomba de alta presión, el cambio automático DSG con dos embragues, los cambios manuales de cinco y seis velocidades y el novedoso cambio automático tiptronic y la tracción total permanente quattro:

Se trata obviamente de un abanico de posibilidades muy amplio, pero que se caracteriza sin duda por la deportividad: así es como debuta la gama de motores y cajas de cambios para el Audi A3 Sportback. Y otra cualidad que tienen en común todos los motores: cada propulsor cumple estrictamente con los valores límite de emisiones según la homologación Euro 4.

Como primicia debuta en combinación con el A3 Sportback un nuevo motor FSI extremadamente dinámico: el 2.0 TFSI, un cuatro cilindros sobrealimentado por turbocompresor con intercooler, que es capaz de movilizar 147 kW o 200 CV de potencia. También llama mucho la atención el hecho de que el registro de par motor máximo, que son 280 Nm, está disponible en una amplia banda de regímenes, para ser más exactos, entre 1.800 y 5.000 revoluciones por minuto. Es el mismo registro máximo que proporciona el actual Audi S3, sólo que en el A3 está disponible antes que en el “S”. Este nuevo motor es al mismo tiempo el primer motor de serie del mundo que combina la técnica de inyección directa de gasolina FSI con la sobrealimentación mediante turbocompresor. Esta técnica, que ya ha sido utilizada en varias ocasiones junto a los Audi R8 que han ganado múltiples veces en Le Mans, posibilita una espectacular combinación de alegría de giro, potencia y efectividad termodinámica.

Resumen de la gama de motorizaciones:

3.2 seis cilindros con 184 kW (250 CV ), 320 Nm

2.0 TFSI con 147 kW (200 CV ), 280 Nm (nuevo)

2.0 FSI con 110 kW (150 CV ), 200 Nm

1.6 FSI con 85 kW (115 CV ), 155 Nm

1.6 con 75 kW (102 CV ), 148 Nm

2.0 TDI con 103 kW (140 CV ), 320 Nm

1.9 TDI con 77 kW (105 CV ), 250 Nm .

Según la versión de motorización elegida por el comprador, el equipo de serie incluye o bi en una caja manual de cinco o bien otra de seis velocidades.

Una oferta inédita: la caja de cambios automática DSG. Este novedoso sistema de transmisión de fuerza, que se inspira en la tecnología utilizada en la competición, permite efectuar muy deprisa y sin golpes o tirones de tracción los cambios de velocidad, gracias a que consta de un sistema con dos embragues accionados de forma electrohidráulica. En cualquier caso, este equipo es garante de una alegría de conducir sin punto de comparación alguno en la actualidad.

El cambio DSG reúne todas las ventajas de una caja manual de seis velocidades, al tiempo que las combina con las virtudes de un cambio automático. En definitiva: es un concepto de transmisión de fuerza incomparable. El conductor se beneficia de una enorme agilidad y de una increíble alegría de conducir, y todo ello acelerando en todo momento dinámica y continuamente o sin golpes de tracción. El cambio DSG está disponible para las versiones A3 Sportback más potentes: el 3.2 quattro, el 2.0 FTSI y el 2.0 TDI.

El novedoso cambio tiptronic de seis velocidades está disponible como opcional para el A3 Sportback 2.0 FSI y el 1.6 básico.

Y al igual que en el pasado, todavía continúa careciendo de referencia en la categoría compacta premium la tracción total permanente quattro, con la que también se puede transmitir óptimamente la fuerza que proporcionan los más potentes modelos de la gama A3 Sportback. Con ello, la tracción quattro cumple los requisitos para un extraordinario comportamiento dinámico, al tiempo que garantiza un elevado nivel de seguridad de conducción.

El tren de rodaje dinámico está orientado hacia una manejabilidad deportiva y ágil y una estabilidad máxima en circunstancias dinámicas, de manera que tanto en las versiones con tracción delantera como en las que la tienen a las cuatro ruedas la conducción se caracteriza constantemente por una extraordinaria alegría y un elevado confort de conducción.

Y al igual que en el Audi A3, también el Sportback dispone del sistema de dirección asistida accionada electromecánicamente en dependencia de la velocidad, que tan elogiosas críticas ha obtenido de parte de los medios de comunicación especializados.

Ese equipo se caracteriza en primer lugar por una muy buena sensación de tacto, con mínima sensibilidad ante las irregularidades que aparecen en la calzada o los vientos laterales, y brilla en especial por un consumo de energía significativamente más bajo.

El equipo de serie del A3 Sportback incluye, entre otros detalles, climatizador automático, los elevalunas eléctricos delante y atrás y el cierre centralizado con mando a distancia por radiofrecuencia. También puede tenerse por obvio que el A3 Sportback está dotado de todos los bien conocidos elementos de seguridad, como por ejemplo el programa de estabilidad ESP, los asientos delanteros con apoyacabezas activos delante, el avisador acústico y óptico de cinturones abrochados, los airbags frontales de conductor y acompañante y los airbags de cortina sideguard, que proporcionan máxima protección a los ocupantes de las plazas delanteras y traseras exteriores.

Un elemento de diferenciación especial en el segmento premium de las berlinas compactas, que fue creado precisamente por el Audi A3, son los equipos opcionales, como por ejemplo el sistema de navegación con reproductor DVD y una pantalla digital, los airbags laterales en las plazas traseras, la regulación eléctrica de los asientos, el amplio techo de cristal open sky o la calefacción estacionaria.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario