Nueva victoria para el Audi R18 e-tron quattro en las 24 Horas de Le Mans

Por segunda vez consecutiva Audi ha ganado las 24 Horas de Le Mans con un coche de tecnología híbrida y tracción quattro, manteniendo de esta forma su racha de éxitos en la prueba de resistencia más importante del mundo. Loïc Duval, Tom Kristensen y Allan McNish han pilotado el coche ganador. El piloto español Marc Gené, con Lucas di Grassi y Oliver Jarvis han terminado en tercera posición.

Como era de esperar, esta ha sido una de las victorias más difíciles y con más lucha de las doce conseguidas por Audi en Le Mans. La nueva reglamentación, que obligaba a los tres Audi R18 e-tron quattro a llevar menos combustible que sus rivales de Toyota, también con prototipos híbridos pero en este caso con motor de combustión de gasolina, ha obligado a los pilotos a compensar esta desventaja inicial con un ritmo de carrera más elevado. Las cambiantes condiciones meteorológicas y los once periodos de Safety Car dificultaron sobremanera este objetivo de rodar más rápido.

Además de imponerse en la clasificación final, los Audi R-18 e-tron quattro, equipados con la tracción eléctrica situada en el eje delantero, han ganado también la Challange Green Michelin a los coches más rápidos y eficientes. El coche número 2, que a la postre ha sido el ganador, tomó el liderato a las 21.43h. del sábado para no abandonarlo hasta la bandera a cuadros. Para el francés Loïc Duval, que consiguió la Pole el miércoles, este es su primer triunfo en Le Mans, mientras el escocés Allan McNish consigue la tercera victoria de su palmarés y el danés Tom Kristensen amplia su record absoluto de victorias a nueve.

El Audi R18 e-tron quattro número 3 de Gené/Di Grassi/Jarvis tuvo ayer un contratiempo cuando sufrió un pinchazo al ser tocado por otro participante, lo que le hizo perder dos vueltas. Su fuerte ritmo desde entonces les permitió remontar hasta la tercera posición final.

Marc Gené se expresó así al finalizar la carrera: “¡Qué gran resultado para Audi! Lástima que nosotros hemos perdido dos vueltas por un golpe en la válvula del neumático que ha obligado a Oliver a dar casi una vuelta completa en tres ruedas. Afortunadamente un Safety Car nos ha permitido reparar el coche y volver a la lucha por el tercer puesto. Quiero felicitar a Audi, pero también a Toyota por su gran carrera, y a mis dos compañeros, Lucas y Oliver ya que hemos hecho una buena carrera en condiciones difíciles.”

Este nuevo éxito de Audi se ha visto entristecido por el fatal accidente del piloto Allan Simonsen a cuyos familiares, amigos y equipo toda la familia Audi quiere hacer llegar sus condolencias.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario