NTRODUCE EL AIRBAG DE CABEZA Y EBA Más seguridad para el SEAT Alhambra

El próximo mes de enero, junto con el lanzamiento del motor 1.9 TDi de 130 CV en el modelo Alhambra, también se incorporará un nuevo equipamiento de seguridad: el airbag de cabeza, que además es la primera vez que un modelo de la marca española lo ofrece. Por otro lado, todas las unidades que disponen de ESP también llevan a partir de ahora EBA (Emergency Brake Assistance), un sistema de asistencia de frenado de emergencia.

Airbag de cabeza, primicia en la gama SEAT

El modelo más familiar de la marca incrementa el grado de seguridad de los ocupantes del vehículo en caso de accidente. Un airbag de tipo cortina se encarga de proteger la cabeza de quienes viajan en las tres filas de asientos.

La cortina de protección está formada por una sola bolsa de unos 55 litros de volumen que se encuentra enrollada en el techo interior, por encima de las puertas. La bolsa se despliega de tal modo que cubre todo el lateral interior del vehículo, desde el techo hasta la línea inferior de las ventanillas y desde el parabrisas hasta la parte final de la custodia trasera. El diseño de este airbag de cabeza incluye dos zonas: las próximas al lateral y la cabeza de los pasajeros (que se llenan por completo) y las zonas entre asientos, que no llegan a hincharse.

El airbag de cabeza se activa en combinación con los airbag laterales a través de dos sensores de impacto lateral que se sitúan a la altura de la primera y segunda fila de asientos en cada lado de la carrocería. Además, en caso de vuelco, este airbag también se activa.

Este nuevo equipamiento será de serie en todas las versiones Sport y Signa del modelo Alhambra y opcional para el acabado Stella. Todos los SEAT Alhambra cuentan también con doble airbag frontal y airbags laterales para las plazas delanteras.

Por otro lado, el Alhambra también introduce un sistema de asistencia de frenado en caso de emergencia (EBA). Este elemento se encarga de aprovechar toda la fuerza del servofreno cuando se produce una situación de peligro, es decir, en una frenada de emergencia. En ellas, el conductor tiende a aplicar súbitamente una fuerte presión sobre el pedal del freno o estando éste ya pisado, aumenta la misma. Al detectar esto, el sistema actúa automáticamente consiguiendo la máxima eficacia y seguridad en frenadas bruscas. El EBA está ligado al ESP y, por tanto, es de serie para los acabados Signa y Sport y opcional para el Stella.

Esta entrada fue publicada en Seat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario