NISSAN REGISTRA UNAS PÉRDIDAS NETAS DE 16.500 MILLONES DE YENS EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL AÑO FISCAL 2009

La compañía obtiene un beneficio operativo de 11.600 millones de yens.

Nissan Motor Co., Ltd., ha anunciado hoy unas pérdidas netas después de impuestos de 16.500 millones de yens (120 millones de euros) en el primer trimestre del ejercicio fiscal 2009, que finaliza el 31 de marzo de 2010. En el mismo periodo del ejercicio pasado, la empresa obtuvo un beneficio neto de 52.800 millones de yens (400 millones de euros).

Los ingresos netos cayeron un 35,5% hasta los 1,51 billones de yens (11.420 millones de euros). El beneficio operativo de Nissan en este periodo fue de 11.600 millones de yens (90 millones de euros), lo que supone una caída del 85,5%, mientras que las pérdidas ordinarias alcanzaron los 26.100 millones de yens (200 millones de euros).

“2009 sigue siendo un año difícil, pero estamos empezando a obtener resultados de las medidas aplicadas bajo el Plan de Recuperación”, ha asegurado el Presidente y CEO de Nissan, Carlos Ghosn. “Estamos en la senda para la obtención de un flujo de caja (‘free cash flow’) positivo para el ejercicio fiscal 2009, y seguiremos siendo prudentes en nuestras previsiones para el resto del año”.

A nivel global, Nissan ha vendido un total de 723.000 vehículos en el periodo comprendido entre abril y junio 2009, lo que supone una caída del 22,8%, respecto al mismo periodo en 2008. En Norteamérica, las ventas fueron de 225.000 unidades, un 31,6% menos. En Estados Unidos alcanzaron las 173.000 unidades, un 31,5% menos en un mercado que sigue cayendo. En Japón, las ventas fueron de 116.000 unidades, un 21,6% menos. Las ventas europeas fueron de 118.000 unidades, lo que supone un 24,6% menos. En China, Nissan continúa demostrando una tendencia positiva, con un incremento de las ventas del 9,3% hasta alcanzar las 145.000 unidades. Las ventas en el resto de mercados cayeron un 29,8% con un volumen de 119.000 unidades.

Durante el primer trimestre se produjo el lanzamiento de tres nuevos productos: Pixo, en Europa; NV200, en Japón; y G37 descapotable, en Estados Unidos. En el ejercicio fiscal 2009, Nissan espera lanzar un total de ocho nuevos vehículos.

“A pesar de la crisis financiera y económica global, Nissan está a punto de iniciar una nueva etapa de crecimiento e innovación”, ha añadido Ghosn. “En agosto trasladaremos nuestra sede central a las nuevas instalaciones de Yokohama. Después de 40 años celebraremos el regreso al lugar de origen de Nissan. Además, también desvelaremos el nuevo vehículo eléctrico que refleja nuestra visión de una movilidad de emisiones cero a escala global”.

Las previsiones de Nissan siguen sin cambios para el ejercicio fiscal 2009, con unas pérdidas operativas del 100.000 millones de yenes, (800 millones de euros) y unas pérdidas netas de 170.000 millones de yens, (1.360 millones de euros).

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario