Nissan presenta los conceptos IDx Freeflow e IDx nismo: De las ideas a la realidad

Dos conceptos Nissan muy diferentes, construidos sobre la misma arquitectura, demuestran como la co-creación puede desafiar las convenciones del diseño de vehículos

Nissan ha presentado en el Salón de Tokio dos concept cars con características radicalmente distintas, creadas mediante un nuevo enfoque en el desarrollo de producto y que, juntas, ofrecen una nueva visión de lo auténtico.

Los conceptos IDx son casos de estudio en el stand de Nissan en el Salón del Automóvil de Tokio 2013. El primero es una visión desenfadada y enfocada al uso diario, el IDx Freeflow. El segundo es el IDx NISMO, un modelo ultradeportivo y futurista que parece recién salido de un simulador de conducción.

El IDx NISMO y el IDx Freeflow muestran cómo Nissan está utilizando un método de desarrollo de producto inédito e innovador para cumplir los requisitos de los clientes más jóvenes, que tienen ideas nuevas y emocionantes y que se implican con ellas para construir los coches que quieren.

El enfoque de co-creación del producto requiere la participación de los consumidores. Se ha diseñado para la generación digital, los nacidos después de 1990, e integra sus comentarios en el proceso de creación. Nissan considera que este enfoque podría tener aplicaciones reales en un futuro próximo.

Esta actividad de co-creación ha llevado al desarrollo de los dos concept car IDx, cada uno con su propia identidad, pero siguiendo los valores, preferencias y el deseo de autenticidad del colectivo que ha colaborado, principalmente formado por los nacidos en esta era digital, los “nativos digitales” y que han ayudado a crearlos.

IDx: Un nuevo comienzo

La Co-creación define una nueva relación entre Nissan y sus clientes. El prefijo que Nissan ha puesto a sus dos nuevos conceptos, “IDx,” refleja esos ideales. “ID” es el acrónimo sacado de “identificación”, en referencia a las cosas que cada persona relaciona con un coche y la “x” es la variable que representa los nuevos valores y sueños nacidos a través de la comunicación.

Implicar a los miembros de la generación digital ha creado la oportunidad de aprender una gran cantidad de nuevas ideas y posibilidades creativas. El diálogo de co-creación se ha extendido a todas las áreas, desde el bastidor básico del coche hasta los últimos detalles del acabado.

Las versiones finales de los dos “concept cars” han nacido de la implicación de dos comunidades de co-creación separadas. Cada uno de ellos tiene su propio carácter y da una impresión muy diferente. El diseño de los dos conceptos IDx incorpora la expresión directa de los nativos digitales de la forma ideal de la sencillez en un sedán compacto. Ha sido como darles un lienzo en blanco para que expresaran libremente cualquier cosa que les gustara.

La conclusión de Nissan de esta comunicación fue el deseo de una configuración básica y auténtica para un coche. Un coche sin influencias heredadas, basado en las proporciones ideales y con la imagen sencilla de un coche de tres volúmenes. Por tanto, los conceptos IDx comparten la misma imagen de tres volúmenes.

Los diseñadores de Nissan se empaparon de la idea de “un coche de configuración auténtica” y tomaron como punto de partida esa forma de “caja flexible.” Se encontraron varios enfoques únicos desde un punto de vista estructural, con lo que el IDx podría tener distintas apariencias. Por ejemplo, los guardabarros delantero y trasero, así como la estructura lateral, como los paneles de las puertas, parecen rodear el habitáculo para centrar la atención en el centro del vehículo.

Esta estructura permite al coche diferenciarse de los otros en su vista lateral y frontal, con una enorme libertad para la personalización. Las líneas separan claramente los costados y el techo y destacan la pureza visual mientras crean una nítida y única forma. Además, visto desde atrás y desde delante, el coche mantiene las líneas compactas y las proporciones bajas y anchas, dando la sensación de ser un coche real.

Tanto el interior como el exterior comparten el objetivo de un diseño simple, con la cantidad justa de funciones y accesorios estándar en los coches para dar una clara sensación de fiabilidad de construcción.

Para tener suficiente flexibilidad y seguir fiel al enfoque de los IDx, algunas zonas del interior utilizan un sistema de doble combinación de materiales. Por ejemplo, el panel de instrumentos que es a la vez simple y refinado, combina piezas de fundición moldeadas incorporadas a la estructura del coche y en los conductos de ventilación. Al combinarlo con un acabado bien ajustado y sobrio, el panel de instrumentos puede ser la base donde reflejar distintas expresiones y funciones.

Del mismo modo, los relojes y las consolas centrales han sido creados para permitir que puedan instalarse todas las piezas necesarias de una forma sencilla e integrada.

El interior de los dos conceptos IDx es la expresión última de los valores de la generación digital los “nativos digitales” plasmados en una forma flexible y lo bastante maleable para crear una estructura exquisita y un espacio único.

IDx Freeflow

El IDx Freeflow refleja la sensibilidad de sus co-creadores; la visión de unas personas que buscan cosas naturales y de buen gusto en todos los aspectos de su vida diaria.

Buscan una actitud simple y limpia, utilizando productos auténticos para combinarlos artísticamente y dar sustancia a su expresión individual.

Los detalles interiores de este concept car de cuatro plazas son una mezcla cuidadosamente seleccionada de funcionalidad, confort y modernidad en un diseño que destila originalidad y creatividad. Está pensado para dar la sensación de ser un salón dentro de un coche, donde su dueño y sus amigos se pueden relajar.

Un volante sin florituras montado al nivel del cuadro de mandos, un moderno velocímetro que no desentonaría en la habitación de cualquier joven. Junto con el reloj analógico, situado en lugar destacado por encima de las pantallas de función centrales, el efecto del conjunto está de acuerdo con el deseo de ofrecer un espacio acogedor y relajante.

Además, la combinación de los acabados en metal pulido con el material del panel de instrumentos y la consola, junto con el tapizado tipo “jeans” en los asientos y algunas zonas de los acabados, producen zonas que deslumbran y que se compensan con tonos más relajantes en otros puntos del interior. Esta ha sido la voluntad de los co-creadores expresada en el interior del habitáculo.

En especial, la textura moderadamente desgastada y el color “jeans” utilizado en el interior dan la imagen de un nuevo tipo de calidad, un encanto de vuelta a los orígenes que se ha visto raramente hasta ahora en los coches.

De tamaño compacto – unos 4,1 metros de longitud, 1,7 metros de ancho y 1,3 metros de altura total – el IDx Freeflow impresiona por su imagen exterior al mismo tiempo osada y realista.

El “techo flotante” del coche, redondeado y sin ninguna fisura es otra novedad en el diseño que acentúa la sencilla forma de la carrocería.

El color exterior es una sofisticada combinación del blanco y el tono del lino (un tono marrón claro), que da una imagen desenfadada como la que produce llevar una camiseta blanca con unos pantalones kaki, y combinarlo con accesorios plateados o un cinturón. El efecto visual de conjunto se completa con las elegantes llantas cromadas de 18 pulgadas.

La búsqueda de la autenticidad de los “nativos digitales” también puede interpretarse como una petición de economía y eficiencia en su coche para cada día. Para este tipo de vehículo, el alto nivel de ahorro de combustible y rendimiento de conducción requerido puede venir del motor de gasolina de 1,2 a 1,5l combinado con una transmisión automática variable continua (CVT).

IDx NISMO

Muchos de los co-creadores del grupo que estuvo implicado en el IDx NISMO son gente que ha crecido con juegos de simulación de competición que incluyen coches antiguos y de todas partes del mundo. Tenían el natural deseo de hacer realidad esa experiencia de conducción virtual en un coche auténtico y suyo.

No se limita a inspirarse solo en coches de carreras, el IDx NISMO nació de una refinada combinación de libertad para tomar prestadas ideas de vehículos memorables tanto de antaño como de ahora, además de cualquier cosa que pareciera tener “clase.”

El diálogo de co-creación del IDx NISMO llevó el legado de los antiguos coches de carreras básicos en forma de caja de Nissan y lo combinó con varios nuevos detalles interesantes. El resultado ha sido un coche que parece atemporal y anclado en un espacio propio.

Aunque el IDx NISMO comparte la longitud y altura total de su hermano Freeflow, los 1,8 metros de anchura del coche le dan una imagen baja y ancha que realza sus proporciones deportivas.

Una de las señas de identidad de los coches de carreras tipo caja es la velocidad que le da su morro inclinado inverso. En el IDx NISMO, este elemento de diseño frontal se embellece con el aura de seriedad que le da el uso de paneles de carbono. Los silenciadores laterales le dan un aire agradable al escape. El coche también tiene toques contemporáneos, como los spoilers aerodinámicos delantero y trasero y derecho e izquierdo y los ligeros neumáticos 225/40 de 19 pulgadas.

Para cumplir las grandes expectativas de un sistema que pueda propulsar un coche tan formidable, una propuesta de los ingenieros de Nissan es la combinación de un motor turbo de inyección directa de 1,6l de alto rendimiento junto con una transmisión automática CVT deportiva o con caja de cambios manual de seis velocidades y control de revoluciones sincronizado. El resultado es una atractiva mezcla de herencia de competición con los mejores conocimientos modernos.

Al observar el interior las tapicerías de los asientos inspiradas en la competición en rojo son las que atraen la vista, complementadas con instrumentos sobrios que aumentan el aire de coche de carrera. Las lustrosas superficies de metal contrastan perfectamente con los acabados en ante rojo brillante, que destacan aún más con las costuras en azul.

El diseño de este coche recoge ecos de los coches de carreras del pasado unidos a los rasgos que los nativos digitales reciben del mundo virtual que conocen tan bien.

Que un coche así pueda ser el resultado del diálogo de co-creación ejemplifica el nuevo enfoque de Nissan en el diseño de vehículos, e incluso despierta los recuerdos de las personas a los viejos buenos tiempos de los coches de alto rendimiento.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario