Nissan Esflow, un vehículo eléctrico con chispa,

Puede que sea un concept car, pero el coche deportivo eléctrico Nissan ESFLOW prueba que es posible ser medioambientalmente responsable sin tener que renunciar al placer de conducir.

Tiene el aspecto de un coche deportivo, tiene el comportamiento de un coche deportivo.. y unas prestaciones acordes con ello, pero el ESFLOW es diferente a cualquier otro deportivo construido hasta ahora puesto que es eléctrico. Utilizando la innovadora tecnología ya vista en el premiado Nissan LEAF, este concept de vehículo eléctrico (EV) demuestra que conducir puede ser más divertido en el futuro de lo que ya es hoy en día.

Lo más destacado

  • ESFLOW – un concept car deportivo 100% eléctrico.
  • Dos plazas y tracción trasera.
  • Dos motores eléctricos, uno para cada rueda motriz.
  • Baterías laminadas de iones de litio montadas en posición baja para un mejor reparto de pesos.
  • Estética extremada con un parabrisas envolvente para una visibilidad sin obstáculos.
  • De 0 a 100km/h en menos de 5 segundos.
  • Más de 240 km de autonomía con una única recarga.

EL NISSAN ESFLOW

Nissan es conocida por fabricar algunos de los más extraordinarios deportivos del mercado y, al mismo tiempo, ha desarrollado el Nissan LEAF, el primer coche familiar del mundo de emisiones cero.

Ahora, Nissan ha juntado ambos mundos y ha mezclado las sensaciones de un coche deportivo con los beneficios medioambientales de un vehículo eléctrico para crear un espectacular concept car de dos plazas: el ESFLOW.

El ESFLOW ha sido concebido desde el principio como un coche eléctrico puro y con la idea de mostrar como pueden ser en el futuro los coches deportivos de emisiones cero. Vivir de manera ecológica se ha considerado en muchas ocasiones como un acto de austeridad ya que salvaguardar nuestra conciencia implica en ocasiones ciertos sacrificios. El ESFLOW ha llegado para desmentir esta consideración.

Tener un coche ecológico no debe ser algo que implique renunciar al placer de conducir. Un primer vistazo al ESFLOW basta para descubrir de qué tipo de coche estamos hablando; un capó largo que conduce hacia un inclinado parabrisas envolvente, un compacto habitáculo que sitúa a los ocupantes en el centro de gravedad del coche, poderosos pasos de rueda sobre neumáticos de perfil ultra-bajo montados en llantas de seis brazos… El ESFLOW es, indudablemente, un coche deportivo y los expertos sabrán percibir su fuente de inspiración en una combinación de elementos propios de los deportivos Nissan, tanto clásicos como contemporáneos.

Vital, el ESFLOW no es un coche con motor de combustión interna (ICE) adaptado para moverse mediante un motor eléctrico sino un coche deportivo que ha sido diseñado desde el inicio como un vehículo de Emisiones Cero. Eso significa que los ingenieros de Nissan han gozado de absoluta libertad para situar el motor eléctrico y el pack de baterías en sus posiciones óptimas para conseguir el mejor comportamiento y las mejores prestaciones posibles y mejorar así el placer de conducción.

El Coche

El ESFLOW está basado en una tecnología existente pero implementada de manera innovadora. Una atractiva carrocería de material compuesto sobre un chasis de aluminio que incorpora su propia jaula de protección. La unidad motriz, que emplea la misma tecnología utilizada en el Nissan LEAF, se ha preparado para una conducción deportiva.

La planta motriz

El ESFLOW es un coche de tracción trasera que dispone de dos motores. Las gráciles proporciones del coche permiten situar los dos motores eléctricos gemelos por delante del eje trasero y en una posición central. Cada motor acciona de manera independiente una de las dos ruedas traseras y, por tanto, el par entregado se optimiza para asegurar una estabilidad total del vehículo y controlar al mismo tiempo la regeneración de potencia más eficiente. Los motores producen de manera instantánea el par necesario para alcanzar los 100 km/h. en menos de 5 segundos.

La energía para los motores la proporcionan los mismos packs de baterías laminadas de iones de litio utilizados en el Nissan LEAF, pero en el ESFLOW los packs se han situado a lo largo de los ejes delantero y trasero del vehículo. Con ello se centran las masas del coche y se sitúa el centro de rotación cerca de las caderas del conductor. Esta inteligente situación de las baterías permite al coche viajar hasta 240 km con una única carga.

El Chasis

El chasis construido en aluminio, se ha dispuesto alrededor de la planta motriz aprovechando perfectamente las ventajas que confiere el uso del motor eléctrico de Emisiones Cero. Las células de las baterías se han colocado de manera que aumenten la rigidez y el equilibrio del ESFLOW. Además, y en contra de lo que sucede en un coche convencional, cuya distribución de pesos varía al vaciarse progresivamente el depósito de gasolina, en este caso el reparto de masas se mantiene constante durante la conducción.

La línea de cintura alta, habitual en los coches con las proporciones clásicas de los deportivos como el ESFLOW, permite integrar una rígida estructura de jaula de seguridad no intrusiva detrás de los asientos que pueda asumir todo el peso del coche en caso de vuelco evitando así la necesidad de crear unos pilares A anchos y reforzados y eliminando así los ángulos muertos que inevitablemente se crearían con ello.

De esta manera, la visibilidad sin obstáculos hacia delante es parecida a la que tienen los pilotos de cazas y del mismo modo que estos pilotos hablan de que “llevan el avión colgado a la espalda”, estamos seguros que los propietarios del ESFLOW tendrán la sensación de que el coche es como una extensión de su cuerpo y que reacciona a todos sus deseos. El conductor estará en el centro del coche tanto de una manera física como metafórica.

La Carrocería

El ESFLOW es, sin lugar a dudas, un coche muy atractivo. Sus estilizadas y limpias líneas no sólo anuncian la pureza de su potencial deportivo sino que sugieren con claridad su potencial eléctrico. Los colores elegidos para el concept car se inspiran en los glaciares; líquido solidificado de alta reflexión de luz con listas azules en las zonas sombreadas. Como en los otros concept de Vehículos de Emisiones Cero (ZEV), tanto anteriores como contemporáneos, los faros del ESFLOW y el logotipo Nissan están tintados en azul oscuro. Las llantas de seis brazos tienen inserciones de carbono en color azul y este mismo material adorna las estriberas laterales, el alerón trasero del techo y los bajos de los parachoques.

Unos LED azules acentúan los futuristas faros cortados en las partes frontal y trasera de la carrocería. Mientras que las formas de los faros del LEAF se diseñaron para guiar los flujos aerodinámicos alrededor de los espejos retrovisores, en el ESFLOW esto no es necesario puesto que el coche ha eliminado los espejos, sustituidos por diminutas cámaras de retrovisión situadas en la base de los pilares A. Los faros delanteros del ESFLOW protegen uno de los secretos del coche al esconder los terminales de carga de las baterías que se encuentran en las tomas de aire situadas debajo.

El Habitáculo

El minimalismo ecológico no tiene porqué ser incompatible con el lujo. El habitáculo del ESFLOW es limpio y abierto y el ahorro de peso ha sido una de las prioridades en su diseño pero sigue siendo un lugar muy confortable en el que instalarse. Uno de los elementos más pesados en el interior de un coche moderno son los asientos, con su estructura interior de acero, su gruesa tapicería y su cada vez mayor número de pequeños motores eléctricos integrados. En el ESFLOW, los asientos están moldeados en la mampara trasera del coche eliminando la necesidad de disponer de una estructura pesada. Lógicamente, ello implica que no pueden moverse pero eso no resulta un problema ya que tanto el volante fly by wire como los pedales pueden desplazarse eléctricamente para que cada conductor, de manera individual, pueda encontrar su posición de conducción idónea.

Los propios asientos están tapizados en piel y tela perforadas en color dorado mientras que las contrapuertas están recubiertas con los mismos materiales pero en color azul oscuro. Los motivos azules y dorados, el color de las chispas, se mantienen en el salpicadero que, además, está adornado con inserciones de carbono en color plata y dispone de cuatro pantallas LCD multifunción iluminadas.

El Conductor

Daniel, propietario de un ESFLOW trabaja en una empresa de alta tecnología pero disfruta de sus fines de semana. Los viernes por la tarde, al salir del trabajo, se pone al volante de su ESFLOW que inmediatamente se conecta con su PDA y determina la ruta más rápida hasta el domicilio de su novia. Encontrar un hueco para aparcar en la calle resulta fácil ya que las compactas dimensiones del ESFLOW le permiten deslizarse por los huecos más estrechos. El sábado, exhibe sus dotes de DJ pinchando en uno de los clubs más populares y sus amigos quedan impresionados por su moderno EV deportivo.

El domingo disfruta del ocio en la montaña. La magnífica distribución de pesos del ESFLOW y la visibilidad sin obstáculos hacia delante le permiten conducir sin esfuerzo por las carreteras más reviradas. El descenso desde la montaña es más relajado y Daniel ayuda al ESFLOW a superar las curvas largas recuperando la energía potencial que ambos utilizaron al subir para, de esta manera, conservar la energía necesaria para afrontar las carreteras cercanas a su ciudad.

Y mientras el ESFLOW recupera su energía en el garaje, Daniel se prepara para la semana laboral, de nuevo con las baterías cargadas.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario