NISSAN ADOPTA NUEVAS MEDIDAS ANTE LA CRISIS GLOBAL

Nueva estructura organizativa para gestionar la recesión.

Tokio (9 de febrero de 2009) – Nissan ha anunciado hoy acciones de recuperación dirigidas a mejorar el rendimiento de la empresa durante la crisis económica y financiera mundial. La compañía también reveló una nueva estructura organizativa para guiar a Nissan ante los retos actuales y afianzar su futura dirección.

Nuevas acciones de recuperación

A pesar de las medidas ya adoptadas en 2008 para responder a la crisis mundial, el deterioro de las condiciones ha hecho necesario adoptar nuevas medidas que afectan a la estrategia de la gestión para preservar la liquidez, la estructura empresarial y los planes de inversión. Las contramedidas incluyen las siguientes acciones:

• Con el fin de centrarse en las acciones de recuperación, el plan de negocio a medio plazo 2008-2012, Nissan GT 2012, queda suspendido, manteniéndose los compromisos de calidad y de vehículos de emisiones cero.

• Los costes laborales se reducirán en consonancia con la disminución de los ingresos. Durante el año fiscal 2009 los costes de mano de obra en países de alto coste se reducirán un 20%, pasando de 875.000 millones de yenes a 700.000 millones de yenes.

• El pago de bonificaciones a los miembros del Comité Ejecutivo será eliminado en año fiscal 2008. A partir de marzo y hasta que la situación mejore claramente, los sueldos de los miembros del Comité Ejecutivo y los principales ejecutivos se reducirán en un 10%, y un 5% en el caso de los directores de Nissan Motor Co. Ltd. y empresas afiliadas en Japón.

Nissan negociará la aplicación de un sistema de distribución del trabajo para el personal, que se anunciará al final del año fiscal.

• La plantilla global se reducirá durante 2009 en 20.000 puestos de trabajo, pasando la plantilla total de Nissan de 235.000 a 215.000 trabajadores.

• Los stocks serán controlados de forma muy estricta. En marzo de 2008, el stock en la empresa y concesionarios ascendía a 630.000 unidades; este nivel se reducirá un 20%, pasando a 480.000 unidades en marzo de 2009.

• Se redimensionará la producción, con cambios como la eliminación de turnos, días de no producción y reducción de la jornada de trabajo. Estas acciones reducirán la producción mundial en 787.000 unidades, una disminución del 20% con respecto a lo planificado para el cierre del año fiscal 2008.

• Al final del ejercicio fiscal 2008, las inversiones se reducirán un 21% con respecto a las del ejercicio 2007. En el año fiscal 2009 se llevará a cabo una reducción adicional del 14%, pasando de un total de inversiones de 384.000 millones de yenes en el ejercicio fiscal 2008, a menos de 330.000 millones de yenes en el año fiscal 2009.

• Los proyectos de fabricación conjuntos con el socio de la Alianza Renault, en Marruecos y la India van a ser revisados. En Chennai, India, el inicio de actividad en la planta se ralentizará. En Marruecos, Nissan suspenderá su participación en el proyecto industrial de la planta de Tánger.

• La gama de productos será revisada, incluyendo la cancelación de algunos proyectos. Nissan lanzará una media de 10 nuevos modelos por año en el período 2009-2012, incluyendo vehículos totalmente nuevos como una gama de entrada basada en la plataforma A y un vehículo totalmente eléctrico.

• Mejorando el capital circulante, principalmente las cuentas a pagar y a cobrar, Nissan generará 130.000 millones de yenes en efectivo en el año fiscal 2009.

• Se está llevando a cabo un análisis detallado para identificar nuevas oportunidades de sinergias en el marco de la Alianza Renault-Nissan. La atención se centra en las futuras inversiones en productos, tecnología, funciones de apoyo y reducción de costes en compras. Cada compañía contribuirá al flujo de caja, con un mínimo de 90.000 millones de yenes (750 millones de euros) en beneficios de la sinergia durante el año fiscal 2009.

Nueva estructura organizativa

Además de las acciones que se están adoptando para agilizar el negocio, Nissan anuncia cambios en su estructura organizativa, con el fin de proporcionar una mayor atención a nivel regional y funcional. Los cambios son efectivos de forma inmediata.

Toshiyuki Shiga, Chief Operating Officer, amplía sus responsabilidades para gestionar una nueva estructura de tres regiones, además de la fabricación, investigación y desarrollo, compras, planificación de producto, diseño y marketing y ventas. Shiga continúa reportando al Presidente y CEO Carlos Ghosn.

Colin Dodge es asignado a la recién creada posición de Chief Recovery Officer, reportando a Ghosn. En esta posición, Dodge liderará las actividades de recuperación, asimismo asume la responsabilidad de planificación corporativa y las funciones de control. Dodge liderará la recién creada región que abarca África, Oriente Medio, India y Europa.

Hiroto Saikawa, Executive Vice President, asume la responsabilidad de una nueva región que se compone de Japón, China y los mercados de Asia-Pacífico. Saikawa mantiene su responsabilidad en compras y asume la responsabilidad de las empresas afiliadas.

Carlos Tavares, Executive Vice President, es responsable de una nueva región que consolida todos los mercados en Norte, Centro y Sur América.

Andrew Palmer es nombrado Senior Vice President con responsabilidad en la planificación de producto, la unidad de negocio Infiniti, la unidad de negocio de vehículos comerciales ligeros y la recientemente creada unidad de negocio de vehículos eléctricos. Palmer también se ha incorporado al Comité Ejecutivo de Nissan.

Además de los mencionados anteriormente, el Comité Ejecutivo de Nissan incluye a los siguientes ejecutivos:

Alain Dassas, Chief Financial Officer (reporta directamente a Ghosn).

Junichi Endo, Senior Vice President, Marketing y Ventas Globales.

Hidetoshi Imazu, Executive Vice President, Fabricación y Gestión de la Cadena de Suministro.

Mitsuhiko Yamashita, Executive Vice President, Investigación & Desarrollo y Satisfacción del Cliente.

Como comentario a los cambios realizados, el Presidente y CEO de Nissan Carlos Ghosn ha declarado: “las acciones que estamos anunciando hoy reforzarán nuestra capacidad para dirigir la compañía durante esta crisis mundial, pero también la posicionarán para un rápido y fuerte crecimiento cuando las condiciones mejoren. Una organización debe ser lo suficientemente flexible como para satisfacer las nuevas necesidades del negocio, y estoy seguro de que tenemos el talento, la diversidad y la experiencia para dirigir Nissan de una manera eficaz”.

Esta entrada fue publicada en Economia motor, Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario