Mónaco prueba de fuego para los pilotos sin el control de tracción

Escrito por autocity
ImageEl Gran Premio de Mónaco, que se
disputará dentro de dos semanas, va a representar una prueba de
fuego para los pilotos, que deberán afrontar un circuito que no
perdona el mas mínimo fallo, sin el control de tracción y
posiblemente con la pista mojada para hacerlo mas difícil.

Fernando Alonso (Renault) puede, gracias a su habilidad, sacar partido de todos estos condicionantes para lograr un buen resultado, aunque a pesar de todo el repetir los triunfos logrados las dos últimas temporadas, a priori, parece una misión imposible.
La supresión del control de tracción, que ha provocado desde el inicio de temporada que aumenten notablemente los bandazos y las salidas de pista, puede jugar un papel protagonista en Mónaco, donde el mas mínimo fallo se paga con un golpe contra los raíles de seguridad que delimitan toda la pista con mínimas escapatorias enalgunos lugares críticos.
De entrada, las mejoras introducidas en la suspensión del Renault a partir del Gran Premio de España en Barcelona deben proporcionarle una mayor ventaja en las calles del Principado, superior a la ofrecida en el circuito de Estambul, mucho más liso en el asfalto.
Las previsiones meteorológicas, aunque todavía muy provisionales,indican que las temperaturas estarán en torno a los 20 grados, lo que sin duda beneficiará a los neumáticos del Renault, que los castiga más que otros al no tener tanta tracción y patinar más las ruedas. Además, la lluvia, que está anunciada para la primera mitad
de la semana, podría complicar aún más las cosas.
Fernando Alonso no cree en los milagros, ya ha avisado de que aunque en Montecarlo se piensa que puede ocurrir cualquier cosa, al final siempre ganan los mismos, los que lo hacen durante la temporada, en este caso y en años anteriores Mclaren y Ferrari y hace dos años Renault, cuando fue campeón del mundo, pero en cualquier caso soñar cuesta poco.
Si con el control de tracción y la pista seca el pasado año el británico Lewis Hamilton (Mclaren-Mercedes), en su absurda persecución de Alonso, tocó tres veces con los raíles en el transcurso de la carrera, este año deberá extremar las precauciones si quiere terminar la carrera.
En cuanto a los Ferrari, el pasado año sufrieron mucho en la pista de Mónaco, Kimi Raikkonen, el campeón del mundo y líder del mundial, no se fía mucho de lo que pueda ocurrir este año, a pesar de haber trabajado duro durante el invierno para resolver los problemas del pasado y ya ha advertido que el equipo deberá preparar
con cuidado el próximo Gran Premio.

Esta entrada fue publicada en Formula 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario