Moderna Tecnología de los Vehículos para el Otoño e Invierno

Nueva generación de faros en el segmento compacto
Climatizador Electronico disponible en todas las categorias
El Sistema Electrónico de estabilidad ESP complementa el equilibrio dinámico
Airbags de Cortina de gran tamaño para aumentar al máximo la seguridad pasiva

El verano ha terminado y con él, la estación más agradable para la mayoría de los usuarios de la carretera, sin humedades y con firmes de buena adherencia. Los días cada vez más cortos, la lluvia, la niebla, el viento, la nieve, la carretera cubierta de hojas y el firme con posibilidad de hielo, dificultan la visión al conducir y hacen que las condiciones al conducir sean más difíciles.

Más luz, más lejos, más seguros: Faros Xenon en el segmento compacto

Al comenzar la tercera estación del año, Opel ofrece una nueva generación de faros xenon para el Astra: Las luces cortas utilizan una fuente de luz xenon y tecnología de proyección, mientras que las largas tienen un proyector complejo y el sistema de limpieza de faros ofrece una iluminación de la carretera mucho mejor. Este sistema de faros también ofrece de serie un sistema de regulación automática de la altura de los faros, lo que evita deslumbrar a los demás usuarios de la carretera y, al mismo tiempo, ofrece al conductor la mejor iluminación posible de la carretera al anochecer o en plena oscuridad, en todo tipo de condiciones. El constante desarrollo en los sistemas de iluminación xenon ha permitido obtener una gran reducción en el peso y en el espacio necesario para las instalaciones. Como en todos los demás modelos Opel que utilizan esta moderna tecnología, todos los componentes del sistema xenon del Astra están incluidos en el módulo normal de los faros, excepto el sensor axial que regula la altura.

Las luces cortas de xenon presentan muchas ventajas: El arco de iluminación ofrece un flujo luminoso tres veces mayor que el de una lámpara halógena H1 normal; los técnicos de Opel hacen uso de él para ofrecer una amplísima iluminación de la carretera por delante del vehículo. Conjuntamente con la tecnología de proyección, que crea un cono de iluminación asimetrico y perfectamente definido a gran distancia, el conductor puede reconocer la presencia de peatones, ciclistas o señales de trafico mucho antes y reaccionas más rapidamente. Además, el espectro máximo de la luz xenon es muy similar al de la luz natural. El conductor nota esta ventaja especialmente cuando circula en las horas del anochecer, ya que la “adaptación” desde la luz ambiental a la luz de los faros es considerablemente más fácil. Los probados luces H7 se utilizan para las luces largas de la nueva generación de faros del Astra. La excepcional iluminación de la carretera la ofrecen los llamados “proyectores complejos” en los que todo el reflector parabolico está dividido en segmentos separados. Separando este reflector de la luz xenon, las luces largas se pueden conectar a la vez que las cortas. De esta forma, la iluminación lateral permanece incluso al conectar las luces largas y todo el área frente al vehículo está perfectamente iluminada.

Sin riesgos para la seguridad por la suciedad en los faros

Más importante que todas estas innovaciones es el tener los faros principales limpios y bien regulados. Dependiendo del modelo, el haz de luz de sus faros principales ilumina una zona de unos 100 metros de largo, mientras que los faros de un coche que lleve circulando media hora por una carretera sucia, sólo iluminarán 70 metros. Considerando esta reducción de visión, en relación al espacio de frenada necesario a 100 Km/h – a menudo menos de 50 metros en carreteras húmedas – el riesgo que representa llevar los faros sucios es evidente. Mientras al llevar los faros limpios el conductor tendrá mayor visión y podrá accionar los frenos a tiempo, el conductor de un coche con los faros sucios necesitará 30 metros suplementarios, ya que tardará más en distinguir un obstáculo.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario