Moderna Tecnología de los Vehículos para el Otoño e Invierno

  • Nueva generación de faros en el segmento compacto
  • Climatizador Electrónico disponible en todas las categorías
  • El Sistema Electrónico de estabilidad ESP complementa el equilibrio dinámico
  • Airbags de Cortina de gran tamaño para aumentar al máximo la seguridad pasiva

El verano ha terminado y con él, la estación más agradable para la mayoría de los usuarios de la carretera, sin humedades y con firmes de buena adherencia. Los días cada vez más cortos, la lluvia, la niebla, el viento, la nieve, la carretera cubierta de hojas y el firme con posibilidad de hielo, dificultan la visión al conducir y hacen que las condiciones al conducir sean más difíciles.

Más luz, más lejos, más seguros: Faros Xenón en el segmento compacto

Al comenzar la tercera estación del año, Opel ofrece una nueva generación de faros xenón para el Astra: Las luces cortas utilizan una fuente de luz xenon y tecnología de proyección, mientras que las largas tienen un proyector complejo y el sistema de limpieza de faros ofrece una iluminación de la carretera mucho mejor. Este sistema de faros también ofrece de serie un sistema de regulación automática de la altura de los faros, lo que evita deslumbrar a los demás usuarios de la carretera y, al mismo tiempo, ofrece al conductor la mejor iluminación posible de la carretera al anochecer o en plena oscuridad, en todo tipo de condiciones. El constante desarrollo en los sistemas de iluminación xenón ha permitido obtener una gran reducción en el peso y en el espacio necesario para las instalaciones. Como en todos los demás modelos Opel que utilizan esta moderna tecnología, todos los componentes del sistema xenón del Astra están incluidos en el módulo normal de los faros, excepto el sensor axial que regula la altura.

Las luces cortas de xenón presentan muchas ventajas: El arco de iluminación ofrece un flujo luminoso tres veces mayor que el de una lámpara halógena H1 normal; los técnicos de Opel hacen uso de él para ofrecer una amplísima iluminación de la carretera por delante del vehículo. Conjuntamente con la tecnología de proyección, que crea un cono de iluminación asimétrico y perfectamente definido a gran distancia, el conductor puede reconocer la presencia de peatones, ciclistas o señales de trafico mucho antes y reaccionas más rápidamente. Además, el espectro máximo de la luz xenón es muy similar al de la luz natural. El conductor nota esta ventaja especialmente cuando circula en las horas del anochecer, ya que la “adaptación” desde la luz ambiental a la luz de los faros es considerablemente más fácil. Los probados luces H7 se utilizan para las luces largas de la nueva generación de faros del Astra. La excepcional iluminación de la carretera la ofrecen los llamados “proyectores complejos” en los que todo el reflector parabólico está dividido en segmentos separados. Separando este reflector de la luz xenón, las luces largas se pueden conectar a la vez que las cortas. De esta forma, la iluminación lateral permanece incluso al conectar las luces largas y todo el área frente al vehículo está perfectamente iluminada.

Sin riesgos para la seguridad por la suciedad en los faros

Los nuevos sistemas de iluminación tienen otras ventajas. En circunstancias normales, las luces xenón tienen una vida útil tan larga como la del propio vehículo, por lo que la perdida de luminosidad de las bombillas convencionales está prácticamente descartada. Otro elemento de seguridad es el sistema de limpieza de faros por líquido a alta presión, sin contacto con ningún elemento mecánico. Las prestaciones de los faros, como muchas mediciones han demostrado, dependen en gran medida de la limpieza de los mismos. Dependiendo del modelo, el haz de luz de sus faros principales ilumina una zona de unos 100 metros de largo, mientras que los faros de un coche que lleve circulando media hora por una carretera sucia, sólo iluminarán 70 metros. Considerando esta reducción de visión, con relación al espacio de frenada necesario a 100 Km/h, que será de unos 50 metros en carreteras húmedas, el riesgo que representa llevar los faros sucios es evidente: Mientras al llevar los faros limpios el conductor tendrá mayor visión y podrá evitar el obstáculo, un coche con los faros sucios necesitará 30 metros suplementarios para detenerse completamente.

Finalmente, pero no por ello menos importante, los ingenieros de iluminación de Adam Opel AG en cooperación con el fabricante Hella han investigado en el terreno de los “deslumbramientos en países que se conduce por la izquierda”. Hasta ahora, era prácticamente inevitable deslumbrar al trafico que circula en sentido contrario en los viajes que los conductores del continente hacen a las Islas Británicas, especialmente si los coches estaban equipados con faros xenón. Los ingenieros han eliminado esta peligrosa característica con una pequeña pantalla anti-deslumbramiento que se activa sencillamente con una palanca en la carcasa del faro y disminuye el haz asimétrico de luz en los viajes al otro lado del Canal.

El Climatizador Electrónico también ofrece mejor visibilidad

La eficiente calefacción y ventilación de todos los modelos Astra, contribuye a la seguridad de los automovilistas en climas fríos y húmedos. Con un flujo máximo de aire de 150 litros por segundo, en un minuto puede reemplazar completamente el aire en el interior del coche, por lo que evita efectivamente la condensación en los cristales. Todos los clientes de Corsa, Astra, Astra Coupé, Vectra y Omega pueden elegir entre el aire acondicionado convencional o un sistema de Climatizador Electrónico completamente automático. El conductor no tiene más que elegir la temperatura y el sistema automáticamente controla la potencia de calefacción o aire acondicionado, la velocidad del ventilador y la dirección de las salidas. Dado que el aire acondicionado elimina la humedad del aire, es muy recomendable para evitar la formación de vaho en tiempos húmedos o después de arrancar con temperatura muy fría.

El Sistema Electrónico de Estabilidad (ESP) ayuda al conductor

Siempre, una suspensión perfectamente puesta a punto, dinámica y confortable, es un requisito indispensable para una conducción segura, especialmente en otoño e invierno cuando las condiciones se hacen más difíciles y las carreteras se encuentran, a menudo, en circunstancias peligrosas. Los sistemas dinámicos electrónicos de ayuda a la conducción, como el Control de tracción o el Sistema Estabilidad pueden mejorar las prestaciones o la eficiencia de la suspensión, ayudar al conductor o evitar situaciones criticas. Los especialistas están convencidos de que estos desarrollo no deben llevar a “llenar” los coches de ayudas electrónicas con el fin de instalar suspensiones ineficaces. Siempre, el eficiente sistema de suspensión DSA (Seguridad Dinámica) de Opel con elasto-cinemática autoestabilizante es una magnifica base para su posterior optimización con sistemas electrónicos.

El ESP se instala de serie en el Astra Sport 2.2 y está disponible de forma opcional en los Astra Elegance de cuatro o cinco puertas y en el Caravan equipados con el motor 1.8 16V. También los Astra Coupé 2.2 y 2.0 Turbo y lo llevan de serie, siendo opcional en el 1.8 16V. En la gama Zafira se puede pedir de forma opcional en las versiones con motor 1.8 16V y 2.2 16V. Todos los Omega equipados con motor de seis cilindros montan de serie el ESP. El amplio sistema de sensores del ESP miden la velocidad de giro de las ruedas, el ángulo de la dirección, la velocidad de giro sobre el eje vertical y la aceleración lateral. El ESP determina la dirección hacia la que quiere ir el conductor con los datos que tiene registrados y los compara con la situación actual. En situaciones criticas, el sistema devuelve el coche a una situación estable interviniendo en la electrónica del motor y frenando selectivamente cada una de las ruedas. De esta forma, el ESP aumenta la efectividad de la suspensión DSA en situaciones particularmente criticas.

Pero incluso la mejor suspensión y el Sistema Electrónico de Estabilidad más eficiente, sólo funcionaran correctamente si el elemento de unión entre el vehículo y la superficie de la carretera – los neumáticos – lo permiten. Unas ruedas con una profundidad de dibujo de sólo 3 mm evacuan solamente el 30% del volumen de agua que evacuan unas ruedas nuevas (con una profundidad de dibujo de 8 mm). Cuando la profundidad del dibujo llega al limite legal de 1,6 mm esta cifra es menos del 14%. Por esta considerablemente pequeña capacidad de evacuación de agua, el riesgo de aquaplaning se incrementa y, en determinadas ocasiones, las distancias de frenado se alargan. Por estas razones al comenzar el otoño sería conveniente sustituir los neumáticos si estos tiene una profundidad de dibujo de menos de 2 mm.

Protección Total: Sistema de Seguridad Opel

Además de las amplias medidas para mejorar la seguridad activa de los vehículos, como los faros xenón, el ESP o el Climatizador Electrónico, Opel está constantemente optimizando la seguridad pasiva de sus coches y aumentando el equipamiento de protección a los ocupantes. El Sistema de Seguridad de Opel más avanzado protege a los ocupantes no sólo con un habitáculo rígido, también con zonas de absorción de energía muy efectivas, con airbags frontales para el conductor y el acompañante delantero, con airbags laterales, pretensores en los cinturones de seguridad, reposacabezas activos y el innovador sistema de pedales retráctiles que libera los pedales en caso de una colisión frontal fuerte. Otro elemento ya disponible para aumentar la seguridad pasiva en los Corsa, Astra y Zafira son los airbag de cortina de gran tamaño opcionales. En caso de accidente se inflan como una cortina a lo largo de las ventanillas laterales en unos 25 ó 30 milisegundos. De esta forma protegen a los ocupantes de los asientos delanteros y traseros: La cortina de seguridad protege la cabeza de los ocupantes del impacto lateral, evitando la intrusión de objetos y reduciendo significativamente el riesgo de lesiones por la rotura de cristales.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario