MINI en el Salón NAIAS Detroit 2009.


La presencia de la marca MINI en el Salón Internacional Americano del Automóvil NAIAS de 2009 en Detroit está determinada por el estreno mundial de un modelo especialmente fascinante y por el comienzo de una nueva era de la movilidad. El MINI Cabrio, que se muestra por primera vez al público mundial, despierta el anhelo de que las temperaturas vuelvan a subir pronto. Este descapotable de cuatro asientos ofrece razones más que suficientes para adelantar lo máximo posible el inicio de la primavera de este año. Además, el público que asista al salón de automóvil de Detroit entre el 17 y el 25 de enero de 2009 también tendrá la oportunidad de conocer al MINI E. 500 unidades del primer coche con motor únicamente eléctrico de la marca se entregan a clientes seleccionados para que conduzcan este modelo en el tráfico cotidiano en los estados de California, Nueva York y Nueva Jersey. Con este automóvil, BMW Group vuelve a marcar un hito en el camino hacia la movilidad individual sin generación de gases nocivos.
En el Salón NAIAS de 2009 también se exponen las actuales variantes de los modelos MINI y MINI Clubman. Especialmente llaman la atención las versiones más recientes de la gama de modelos de MINI, es decir, el MINI John Cooper Works y el MINI John Cooper Works Clubman. Estos dos deportivos modelos están equipados con un motor de cuatro cilindros de 155 kW/211 CV con turbo Twin-Scroll e inyección directa de gasolina.
Disfrutar más todos los días: el nuevo MINI Cabrio.
La gama de modelos del año 2009, presentada en Detroit, cumple todos los requisitos para que continúe con ímpetu la reciente historia de éxito de MINI en los EE.UU. Especialmente el MINI Cabrio, que se lanzará al mercado en marzo de 2009, generará un importante impulso para que dicho éxito siga. Ya el modelo anterior del descapotable conquistó el mercado estadounidense y cuenta con un gran número de admiradores. Más de 37.000 unidades, es decir, aproximadamente el 24 por ciento de los 164.000 descapotables de la primera generación, fueron vendidos en los EE.UU. El nuevo MINI Cabrio recurre a las cualidades de su antecesor, aunque acentúa las características ventajas del MINI descapotable. El único descapotable selecto del segmento fascina gracias a sus nuevos motores, al mejorado chasis y a las típicas sensaciones que se sienten a los mandos de un MINI. El nuevo modelo brilla además por su nueva barra antivuelco escamoteable y por un gran número de detalles que acrecientan considerablemente su funcionalidad. El MINI Cabrio está perfectamente preparado para superar los retos que depara el tráfico cotidiano, e invita a disfrutar con la mayor frecuencia posible de los momentos agradables de la vida. Para abrir la capota, basta pulsar un botón. En tan sólo 15 segundos se abre totalmente y, al cerrarla, transcurre exactamente el mismo tiempo.
Del nuevo MINI Cabrio se ofrecerán dos variantes en el mercado estadouni¬dense. Por un lado, se trata del nuevo MINI Cooper Cabrio, dotado de un motor de cuatro cilindros de 1.600 cc y 88 kW/120 CV. Este motor incluye la tecnología VALVETRONIC, una solución única desarrollada por BMW Group, que regula de manera plenamente variable las válvulas, consiguiendo una curva de par optimizada, una mayor potencia y un excelente nivel de ¬eficiencia. El nuevo MINI Cooper Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 198 km/h. Según el ciclo de pruebas UE, consume en promedio 5,7 litros a los 100 kilómetros y su valor de CO2 es de 137 gramos por kilómetro. La otra versión se trata del MINI Cooper S Cabrio, más temperamental y también con motor de 1.600 cc, que con el sistema turbo Twin-Scroll y la inyección directa de gasolina tiene una potencia de 128 kW/175 CV. Este modelo apenas necesita 7,4 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y su velocidad punta es de 222 km/h. El consumo promedio del MINI Cooper S Cabrio según el ciclo de pruebas UE es de 6,4 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de CO2 es de 153 gramos por kilómetro. Esto significa que tanto el nuevo MINI Cooper Cabrio como el nuevo MINI Cooper S Cabrio tienen prestaciones perceptiblemente superiores que los respectivos modelos anteriores y, además, consumen menos y tienen menos emisiones de gases nocivos.
La gran estabilidad de ambos modelos alcanza niveles hasta ahora desconocidos, gracias a los potentes motores, que suben fácilmente de revoluciones, y también debido a la moderna tecnología del chasis. El MINI Cooper S Cabrio y el MINI Cooper Cabrio llevan de serie el sistema de control dinámico de la estabilidad DSC. Este sistema puede incluir opcionalmente la modalidad de optimización de la tracción, DTC. MINI Es el único coche con tracción delantera que ofrece esta función. Además, el sistema DSC también incluye la función de autoblocante electrónico en las ruedas motrices. La mayor seguridad del coche se debe, entre otros elementos, a la nueva barra antivuelco escamoteable, accionada electro¬mecánicamente. Esta barra de una sola pieza desaparece casi completamente detrás de los asientos posteriores y se dispara en fracciones de segundo únicamente cuando la electrónica de seguridad detecta que el coche amenaza con volcar.
Gracias al principio de construcción de esta barra antivuelco de una sola pieza, ha sido posible prever una abertura de grandes dimensiones entre el maletero y el habitáculo. El volumen de carga máximo del MINI ha aumentado en 55 litros y es ahora de 660 litros. También las posibilidades de personalizar el nuevo MINI Cabrio ahora son más amplias. El cliente puede escoger entre nuevos colores de la carrocería, tres variantes de colores y de materiales para la capota y una gran cantidad de tapicerías, colores interiores y molduras decorativas, lo que significa que puede configurar su coche de acuerdo con su estilo propio y sus preferencias personales.
El inicio de la movilidad sin emisiones: el MINI E.
Otro modelo destacado presentado en el Salón NAIAS de 2009 también permite disfrutar de la conducción como sólo es posible a los mandos de un MINI. Inmediatamente después del inicio de un proyecto piloto que se lleva a cabo en tres estados norteamericanos, se muestra al público el futurista MINI E. Su capó alberga un motor eléctrico de 150 kW/204 CV. La energía que consume este motor proviene de una batería de iones de litio, instalada en la parte posterior de este modelo de dos asientos. Con este motor, la autonomía del MINI E es de 240 kilómetros (150 millas). La batería puede recargarse conectándola a la red eléctrica. Si se utiliza la caja de recarga de pared (wallbox) especial, la recarga de la batería es mucho más rápida. Esta caja se entrega junto con el nuevo MINI E. El consumo durante la recarga es de máximo 28 kilovatios/hora. Haciendo la conversión correspondiente, es posible recorrer 5,4 millas por cada kilovatio/hora consumido.
El MINI E combina la satisfacción de conducir sin generar emisiones nocivas con la agilidad que distingue a todos los coches de la marca. Este modelo acelera en tan sólo 8,5 segundos de 0 a 100 km/h (62 mph) y su velocidad punta está limitada a 152 km/h (95 mph). Durante la utilización de los 500 MINI E en el tráfico cotidiano en las calles y carreteras estadounidenses se acumulan valiosas experiencias prácticas, obteniéndose datos representativos. De esta manera, BMW Group adquiere una importante información que podrá considerar durante el trabajo de desarrollo de los coches de serie impulsados con motores únicamente eléctricos.
La experiencia de la competición, puesta en la carretera:
el MINI John Cooper Works.
La gran experiencia acumulada por BMW Group en el ámbito de desarrollo de motores también se manifiesta a través de las extraordinarias prestaciones del MINI John Cooper Works y del MINI John Cooper Works Clubman. Su motor de 155 kW/211 CV de cuatro cilindros proviene directamente del coche de carreras utilizado en la competición MINI CHALLENGE. El MINI John Cooper Works detiene el cronómetro en 6,5 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h (62 mph), mientras que el MINI John Cooper Works Clubman consigue hacerlo en 6,8 segundos. Ambos modelos tienen una velocidad punta de 238 km/h.
Estos dos deportivos modelos se fabrican en la planta británica que MINI tiene en Oxford, junto con otros modelos de la marca MINI. Considerando su carácter francamente deportivo, estos modelos representan una importante ampliación de la gama de la marca. Al igual que el nuevo MINI Cabrio, también estos dos modelos confirman la diversidad que alberga la marca MINI.
Con su actual gama de modelos y con el MINI E, orientado hacia el futuro, la marca se presenta más atractiva que nunca al empezar el año en el Salón NAIAS de 2009. El Salón Internacional Americano del Automóvil es tradicionalmente el primer salón internacional del automóvil importante del año. Desde el año 1907 se celebran ferias del automóvil en la ciudad de Detroit. La empresa organizadora de la feria y los casi 100 expositores esperan que este año asistan aproximadamente 700.000 visitantes.
Esta entrada fue publicada en Mini. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario