Michelin y el RACC analizan las prestaciones de los neumáticos de cara a la nueva etiqueta

 

 

 

 

El nuevo sistema de etiquetado de los neumáticos favorecerá mayor seguridad en la conducción y eficiencia energética

A partir del 1 de noviembre todos los neumáticos vendidos en Europa deberán ir acompañados de una etiqueta informativa. El consumidor puede ahorrar 0,5l/100 km y reducir un 30% la distancia de frenado en caso de emergencia con los neumáticos mejor clasificados. El riesgo de tener un accidente mortal por tener los neumáticos en mal estado es más del doble que el que produce cualquier otro defecto del vehículo.

El RACC, el mayor automóvil club de España, con la colaboración de Michelin, ha analizado el nuevo sistema de etiquetado de neumáticos, coincidiendo con la llegada de la nueva etiqueta informativa, de obligado cumplimiento a partir del próximo 1 de noviembre. La etiqueta, una información que los usuarios deberán tener presente a partir de ahora, incluye tres prestaciones:

– El impacto sobre el consumo de carburante, y por lo tanto, sobre las emisiones de CO2: clases de «A» a «G»
– La distancia de frenada en suelo mojado: clases de «A» a «G»
– El ruido exterior de rodadura medido en decibelios.

El objetivo final de este estudio es que el usuario disponga de información sobre esta nueva legislación –similar a la que incorporan los electrodomésticos desde hace unos años–, así como mostrar los resultados de los ensayos en laboratorio que evalúan las prestaciones de los nuevos modelos de neumáticos en cuanto a ahorro de carburante, y por extensión reducción del impacto medioambiental, y a nivel de seguridad (adherencia sobre una superficie mojada) en caso de una frenada de emergencia en el momento de la conducción.

Esta entrada fue publicada en Michelin. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario