Michelin ha elegido el Salón Internacional del Automóvil de Paris para mostrar los nuevos neumáticos

ImageMichelin ha aprovechado la feria que se celebra en la capital francesa para demostrar las propiedades del Energy Saver y enseñar dos transformaciones (el Active Wheel y el Will) que inauguran una nueva era en el mundo del automóvil.En primer lugar, exhibirá el neumático verde Michelin Energy Saver que permite ahorrar casi 0,2 litros de carburante cada 100 kilómetros, reduciendo así las emisiones de CO2 hasta 4 gramos por km y ahorra casi 2 euros cada vez que se llena el depósito. Además, los tests realizados por TÜD SÜD Automotive demuestran que sobre suelo mojado frena en una distancia 3 metros menor que su predecesor y se detiene en una distancia más corta de la que corresponde a la media de neumáticos de grandes marcas.

ImagePor su parte, Michelin Active Wheel inaugura una nueva era en el mundo del automóvil, donde las prestaciones en seguridad, energía y medio ambiente alcanzan unos niveles sin precedentes, como resultado de una motorización en miniatura y de un sistema de suspensión eléctrica incorporados dentro de la rueda. El Michelin Active Wheel es un neumático inteligente capaz de mover al vehículo sin necesidad de gasolina, asegurando las funciones de suspensión y freno para proporcionar un recorrido sin igual y confortable.

ImagePor último, en la capital francesa, Heuliez, Michelin y Orange desvelan Will, el primer vehículo eléctrico que incorpora la tecnología Michelin Active Wheel. Bajo un exterior familiar y amigable, Will representa una nueva manera de contemplar el diseño del automóvil. Todo en este coche, desde el chasis, la transmisión y la suspensión a la conectividad y servicios de comunicación, muestra que existen soluciones tangibles a los mayores problemas de transporte a los que nos enfrentamos hoy en día, como encontrar alternativas a la gasolina, reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía, resolver la congestión del tráfico, eliminando el ruido y las emisiones tóxicas y convirtiendo el viaje en tiempo divertido y productivo. Will es distinto a cualquier otro coche anterior. No tiene un motor bajo el capó, sino que tiene dos motores eléctricos en ambas ruedas delanteras, lo que hace que el coche sea muy vivaz.

ImageEl sistema de suspensión es eléctrico en vez de mecánico. Cada rueda tiene un sistema de suspensión eléctrico que responde con extremada rapidez (3/1000 milésimas de segundo). Como resultado, cualquier oscilación o bandazo se corrige automáticamente, con unos niveles de confort y agarre sin precedentes. Está diseñado para usarse tanto en ciudad como en carretera. El modelo presentado en el Salón del Automóvil es un coche familiar de cinco plazas con baterías de ión-litio. En 2010, estará disponible en cuatro versiones: batería o pila de combustible, para vehículos comerciales y turismos.

Esta entrada fue publicada en Neumáticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario