Mercedes Guard: Blindaje integrado de fábrica para una seguridad completa

Image

El S 600 Pullman Guard y todos los vehículos actuales con protección especial se fabrican blindados desde el primer hasta el último tornillo.

Esto significa que los elementos de protección y refuerzo en puertas, pared posterior, laterales, techo interior, salpicadero, etc. no se añaden a posteriori una vez concluido el automóvil de serie, sino que se integran en la carrocería desde el principio, en un proceso de producción independiente. De este modo se incorpora una especie de coraza al habitáculo completo. Los especialistas incluyen en el concepto de seguridad integrada los largueros del techo, las cerraduras y las juntas de puerta, así como las fijaciones de los retrovisores exteriores.

Image Esta filosofía permite ejecutar detalles constructivos de la máxima eficacia y excluir de modo sistemático los puntos débiles, como cerraduras, juntas de puerta y conductos para cables. Una serie de medidas técnicas hacen prácticamente imposible eludir el blindaje. En las juntas de la carrocería, puertas o puntos del ensamblado del acero y el vidrio se ha integrado un sistema laberíntico perfectamente diseñado que impide que los proyectiles penetren en el habitáculo. De este modo, los Mercedes-Benz Guard brindan una protección completa a todos los ocupantes (ya se elija un nivel de protección alto o máximo), incluso en aquellas zonas a las que sería imposible acceder en una fase posterior a la producción. Y todo ello sin renunciar a la calidad que caracteriza al sello Mercedes-Benz.

Otra ventaja del blindaje integrado es que los elementos de protección no se convierten en un lastre para la carrocería del vehículo, sino que refuerzan su estructura. Este concepto permite además incorporar desde el principio en la estructura de la carrocería todos los refuerzos necesarios a consecuencia del mayor peso de los elementos de protección adicionales. Es el caso de los elementos de suspensión del tren de rodaje, pero también de las bisagras de las puertas y de los marcos de las ventanillas, que tienen que soportar el peso de unos cristales especiales con revestimiento interior de policarbonato y los más de 150 kg de las puertas con elementos protectores. A pesar de todo, las bisagras conservan su efectividad durante toda la vida útil del vehículo, asegurando además una cómoda apertura de las puertas. De este modo queda garantizada una durabilidad fuera de serie y la elevada calidad que caracteriza a los modelos de serie de la marca de Stuttgart.

Image En los modelos Guard se mantienen intactos también el excelente confort y suavidad de marcha y el excepcional comportamiento en ruta de los modelos de serie. El generoso dimensionamiento de los componentes del tren de rodaje y de los frenos garantiza un comportamiento rutero prácticamente idéntico al de los modelos de serie, de forma que el conductor disfruta en todo momento del placer de conducir un auténtico Mercedes con grandes reservas dinámicas. Además, el tren de rodaje está diseñado de forma que el aumento de peso no repercute negativamente sobre el confort.
Gracias a la protección especial integrada, la calidad de las pinturas y de la protección anticorrosión se sitúa al mismo nivel de los turismos de serie Mercedes-Benz. Como es natural, los modelos Guard pueden acudir a cualquier taller autorizado Mercedes-Benz en todo el mundo para su mantenimiento, y disfrutan de total garantía.

Combinación de materiales de alta tecnología
Image Las carrocerías blindadas de los vehículos Guard están elaboradas con los materiales más avanzados, como combinaciones de cristal y fibra plástica, así como acero especial de alta resistencia o acero especial en combinación con elementos de material sintético que envuelven el habitáculo.
Los técnicos de Mercedes-Benz emplean aceros especiales de alta aleación e investigan y prueban continuamente nuevos materiales en sus propias instalaciones de pruebas de balística –dotadas de un dispositivo de medición por láser– para elegir el tipo de construcción que garantice el nivel de protección más adecuado para cada caso. De este modo, Mercedes-Benz viene marcando desde hace décadas nuevas tendencias en materia de blindaje especial, desarrollando permanentemente nuevas técnicas y materiales. El objetivo prioritario es garantizar una máxima protección con el mínimo peso.

El blindaje no se aprecia a simple vista
Image Por lo que respecta al exterior, una berlina Mercedes-Benz Guard no se diferencia prácticamente de un modelo de serie. Además de confianza, fiabilidad y calidad, la discreción es otra de las máximas que rigen en el área de la protección personal. Jefes de Estado, diplomáticos y altos directivos de todo el mundo aprecian las ventajas de viajar de incógnito en un automóvil blindado que no se distinga exteriormente de un modelo convencional. Esta misma exigencia se da entre los clientes que no ocupan posiciones tan destacadas y que, por tanto, no están tan expuestos a sufrir ataques violentos. La discreción es la mejor protección. Dado que los elementos de protección y refuerzo de los modelos Guard se integran en la carrocería desde el principio, su efectividad es óptima y además no son perceptibles a simple vista. La sólida coraza no se ve.

Esta entrada fue publicada en Seguridad en coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario