Mercedes-Benz: tecnologías de seguridad en sus modelos

ImageAl introducir una docena de sistemas nuevos o modificados, Mercedes-Benz añade un nuevo capítulo a su dilatada historia de seguridad para ocupantes.

Siguiendo con el éxito logrado en el terreno de la protección de ocupantes, los expertos de Mercedes se centran ahora, más que nunca, en evitar los accidentes de tráfico y reducir su severidad, con los sistemas de asistencia al conductor que se estrenarán en la nueva Clase E y en los modelos de 2009 de la Clase S.

Todos estos sistemas sofisticados hacen que los nuevos vehículos tengan “sentidos” e inteligencia añadida, convirtiendo así a los modelos Mercedes en parte del proceso “pensante”, esto es, coches que pueden ver, sentir y actuar de forma autónoma.

Al igual que los sistemas inventados por Mercedes, tales como el ABS, el ESP, el servofreno de emergencia y el PRE-SAFE, los nuevos sistemas de asistencia se han desarrollado a partir de las averiguaciones obtenidas de accidentes reales, con el fin de evitar los numerosos tipos de colisiones y sus serias consecuencias resultado de las causas más frecuentes: distancia a los otros vehículos, velocidad, sueño, oscuridad o salidas de vía.

A través de cámaras de largo alcance y radares, se monitoriza el área que rodea al vehículo y éste es capaz de discernir situaciones críticas. A modo de ejemplo, los sistemas de asistencia basados en observación por cámara, ayudan al conductor a mantener el coche dentro de su carril, detectan las señales de limitación de velocidad, y controlan el alcance de las luces incrementando la visibilidad por la noche.

La nueva Clase E traerá la primera generación de coches que ajustarán automáticamente el alcance de las luces de carretera a la conducción. Las luces de carretera adaptativas detectan los vehículos que circulan de frente o los vehículos que van delante y ajusta automática y continuamente el alcance de las luces para lograr la máxima iluminación sin deslumbrar a terceros. De forma que la luz de cruce ajusta automáticamente su alcance desde 65 a 300 metros, en función de la circulación existente y esto de modo continuo.

Luz de carretera adaptativa: la mejor iluminación posible en cualquier situación de tráfico

ImageLas pruebas efectuadas con conductores que utilizaron las luz de carretera adaptativa demostraron que eran más seguros conduciendo porque podían ver a los peatones, ciclistas u otros obstáculos, 150 metros antes que en el caso de utilizar alumbrado convencional. Además, esta asistencia disminuye el cansancio del conductor al no tener que accionar constantemente la palanca de cambio de luces de la columna de la dirección, de tal forma que el conductor pueda concentrarse mejor en la conducción. Una vez conectado, este sistema provee del mejor campo visual al conductor en todo momento.

El núcleo de las luces de carretera adaptativas es una cámara situada tras el parabrisas que envía sus datos cada 40 milisegundos para ajustar el alcance de las luces bi-xenón.

Mercedes-Benz ha mejorado su Asistente para Visión Nocturna, que ilumina un largo tramo de la calzada utilizando luz invisible infrarroja. La segunda generación de este sistema contará con una función especial para detectar peatones: tan pronto como el sistema detecte peatones delante del coche, éstos aparecerán resaltados en la pantalla del cuadro de instrumentos.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario