Mercedes-Benz Sprinter actualizada con ESP y nuevo diseño

· Retoques estéticos y mejoras en la funcionalidad
· Primera furgoneta con programa electrónico de estabilidad ESP
· Nuevos equipos opcionales aumentan la utilidad para el cliente

Con ocasión del Salón Internacional de Vehículos Industriales de Hanover, en septiembre de 2002, Mercedes-Benz presentará una versión actualizada de la Sprinter. La furgoneta reestilizada se distingue claramente de sus rivales por una prestancia más noble que nunca. Los faros con cristales transparentes y los grupos ópticos traseros en color blanco y rojo subrayan la línea inconfundible de la popular furgoneta y mejoran al mismo tiempo su funcionalidad; los nuevos faros incrementan el rendimiento luminoso y optimizan el alumbrado de la calzada. Una parrilla modificada delante del radiador, intermitentes laterales de color blanco y otros detalles completan las medidas estéticas.

Estreno mundial del ESP en una furgoneta
Una actualización de modelos de la marca Mercedes-Benz no se limita nunca a retoques estéticos. La reestilización supone siempre un progreso, que se refleja en la mejora de los valores internos bajo la cubierta de chapa. Esta filosofía se aplica especialmente en la Sprinter: por primera vez se puede solicitar como equipo opcional para una furgoneta el programa electrónico de estabilidad ESP; en determinados países, como por ejemplo Alemania, este sistema se incorpora incluso de serie. El ESP, que se ofrece para la Sprinter con carrocería de combi y de furgón hasta una M.M.A. de 3,5 toneladas, puede corregir los errores del conductor (siempre dentro de los límites de la física) y compensar tendencias al derrapaje debidas a la presencia de hielo,

humedad o gravilla sobre la calzada o a otras circunstancias similares, en las que el automovilista normalmente no tiene posibilidad de recuperar la estabilidad del vehículo
accionando los frenos o el volante. Después de la introducción del sistema antibloqueo de frenos ABS –disponible para la Sprinter desde el inicio de la producción en 1995– y del sistema de tracción antideslizante ASR hace dos años, el nuevo dispositivo supone un paso más en el campo de la seguridad activa. El programa electrónico de estabilidad, basado en estos dos equipos electrónicos desarrollados por Mercedes-Benz, completa la seguridad al frenar y al acelerar con una mayor estabilidad transversal en situaciones críticas de conducción.

Más equipos opcionales, menos mantenimiento
Entre las medidas de actualización de la familia de furgonetas Sprinter hay que mencionar la prolongación de los intervalos de mantenimiento (inspección cada 60.000 km, cambio de aceite cada 30.000 km), nuevos materiales para el tapizado de los asientos y cristales hermetizados por adhesión a la carrocería en los portones traseros. Una larga serie de equipos opcionales nuevos aumentan la seguridad y el confort de los usuarios de la furgoneta: desde el parabrisas calefactable con sensor de lluvia y un climatizador independiente para la sección trasera en los modelos destinados al transporte de pasajeros hasta un compartimento abierto por encima del parabrisas y una nueva generación de equipos de radio “Sound 40 Pro” como plataforma telemática con acceso a Internet.

Con su diseño actualizado, el programa electrónico de estabilidad ESP opcional y los innovadores equipos opcionales, la Mercedes-Benz Sprinter está en condiciones ideales para conservar y afianzar su liderazgo en el mercado de furgonetas.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario