Mercedes-Benz presenta sus motores de cuatro cilindros de última generación

Con su nueva generación de motores de cuatro cilindros, Mercedes-Benz entra por la puerta grande en el futuro. Estos motores ultramodernos, que empezarán a montarse en la Clase C a mediados de 2002 y posteriormente en otras series de modelos, destacan en todos los ámbitos: bajo consumo, entrega de par, desarrollo de potencia, construcción ligera y regularidad de giro.

A partir del motor de 1,8 litros de cilindrada se configuran cuatro versiones que garantizan un placer de conducir máximo con un consumo reducido al mínimo. Esto se consigue combinando diferentes tecnologías, como la sobrealimentación por compresor, la refrigeración del aire de admisión, la distribución por cuatro válvulas, el árbol de levas con alzada regulable, el equilibrado Lanchester y la dinámica de conducción adaptada.

Un motor de inyección directa de gasolina con 170 CV que consume sólo 7,8 litros

La gama de potencias de los nuevos motores cuatro cilindros Mercedes-Benz va desde 143 hasta 192 CV. A finales de 2002 aparecerá una versión gasolina a inyección directa que desarrollará 170 CV. Este motor irá sobrealimentado por compresor y estará provisto de ejes de equilibrado. Los modelos Mercedes-Benz equipados con este tipo de motores llevarán en su denominación las siglas CGI, en alusión a la Inyección de Gasolina por Carga Estratificada (Stratified charged Gasoline Injection).

La inyección directa de gasolina permitirá reducir el consumo de combustible en más de un 19% con relación al modelo precedente comparable de la Clase C, aumentando al mismo tiempo la potencia del motor. Concretamente, el C 200 CGI consumirá sólo 7,8 litros de super sin plomo cada 100 Km (en consumo mixto normalizado europeo).

El motor de inyección directa de gasolina entregará más del 75% de su par desde las 1500 rpm y alcanzará su máximo, de 250 Nm a partir de 3000 rpm. Este valor se mantiene hasta las 4500 rpm.

La comparación con sus homólogos predecesores pone de manifiesto que los tres nuevos motores de Mercedes-Benz cumplen todos los requisitos en cuestiones de sobriedad y dinámica de conducción, incluso con inyección indirecta tradicional: el nuevo C 180 KOMPRESSOR acelera de 0 a 100 Km/h en 9,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 222 Km/h, es decir, 1,3 segundos menos y 12 Km/h más que el C 180 actual. El consumo disminuye en un litro, limitándose a 8,4 litros cada 100 Km (consumo mixto normalizado europeo), lo que equivale a una economía superior al 10%. Gracias a un par motor de 220 Nm (un 15% superior al de su predecesor, que se contenta con 190 Nm) a partir de 2500 rpm, este motor de cuatro cilindros supera las más altas exigencias en cuanto a potencial de recuperación y elasticidad.

El nuevo C 200 KOMPRESSOR consume un 11% menos que su antecesor y su motor de cuatro cilindros alcanza un par máximo de 240 Nm a 3000 rpm, contra los 230 Nm anteriores.

La versión más potente (192 CV, 260 Nm) nuevos motores de cuatro cilindros, corresponde el CSportcoupé 230 KOMPRESSOR, que ve reducido su consumo en 0,7 litros cada 100 kilómetros con relación a la anterior versión.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario