Mercedes-Benz presenta el nuevo F 500 en el Salón de Tokio

– Un vehículo donde se da cita la tecnología del automóvil del futuro

En la 37ª edición del Salón del Automóvil de Tokio, Mercedes-Benz presentará su nuevo vehículo de investigación F 500, en el que se muestra por dónde irá la tecnología del automóvil en el futuro. El nuevo laboratorio de investigación F 500 recoge más de una docena de ideas que mejoran el confort, aumentan la seguridad y perfeccionan la técnica de conducción. La lista de innovaciones comprende toda una serie de medidas, desde el sistema de visión nocturna con faros láser por infrarrojos hasta las puertas de doble apertura, pasando por una pantalla multimenú programable en el interior del habitáculo.

El acelerador y el freno electrónicos, un montante interior que refuerza la rigidez estructural y un sistema de ultrasonidos para informar al conductor son algunas de las características que están siendo sometidas a exhaustivas pruebas en el Mercedes-Benz F 500. Los investigadores de DaimlerChrysler utilizarán este vehículo pionero para llevar a cabo las pruebas con estos sistemas innovadores y preparar el terreno para su comercialización.

El F 500: una cita con el futuro

Con una longitud total de 5.092 mm y una distancia entre ejes de 2.965 mm, el F 500 dispone de mucho más espacio entre los asientos delanteros y traseros que en el caso de una berlina de su categoría. Esto ha sido posible al utilizar un diseño innovador de los pedales del acelerador del acelerador y del freno (de accionamiento electrónico), que ocupan mucho menos espacio que en el caso de pedales convencionales.

La pantalla multimenú situada en el interior del F 500, constituye el elemento central de un nuevo sistema de instrumentación y control que presenta la información al conductor de manera combinada y múltiple y al mismo tiempo reduce la fatiga. Los relojes y las pantallas del cuadro de instrumentos se pueden superponer y combinar así visualmente con ayuda de un espejo semitransparente.

Un sistema de control por voz de diseño avanzado y otro sistema de información al conductor basado en ultrasonidos, hacen posible que sólo el conductor pueda oír, si así se prefiere, la información procedente del navegador, las noticias relativas al estado del tráfico o bien otro tipo de sonidos, mientras que esta información no llegue ni perturbe al resto de ocupantes.

Por la noche, o al circular en condiciones de escasa visibilidad, el nuevo sistema de visión nocturna proyecta sus imágenes en la pantalla. Dos faros de luz infrarroja “alumbran” la carretera con su luz invisible hasta 150 metros por delante del coche. Una cámara en el parabrisas recoge las imágenes que permiten al conductor detectar situaciones de peligro mucho antes que con luces convencionales. La “Visión Nocturna” hace, de este modo, más segura la conducción en condiciones de visibilidad reducida.

El F 500 va propulsado por un grupo híbrido/Diesel que desarrolla 318 CV y consume un 20 por ciento menos que un motor Diesel CDI convencional.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario