MERCEDES-BENZ La nueva Clase E

La nueva Clase E de Mercedes llegará al mercado el próximo mes de marzo con una imagen y una reducción del consumo que puede llegar, según la versión motriz, hasta un 23%.
Más de veinte equipos técnicos y funciones nuevas o perfeccionadas han sido incorporados a los nuevos E, que recupera la estética de cuatro faros, aunque no con forma redonda, además de ser mejorada su chasis hasta el punto de haber aumentado su rigidez en un 30%.
El nuevo diseño, con líneas más pronunciadas. especialmente en la delantera y trasera, viene acompañado, entre otros, de un sistema de alerta por cansancio, de serie, las luces de carretera automáticas y adptativas y el frenado a fondo automático si se detecta un peligro agudo de accidente y el conductor no reacciona.
En el apartado medioambiental, ocho de las diez motorizaciones disponibles para el modelo trabajan con inyección directa y precisan hasta 23% menos combustible que sus antecesoras.
Motores más limpios
Los nuevos motores diesel de cuatro cilindros sólo consumen 5,3 litros cada 100 kilómetros, lo que equivale a emisiones de CO2 de 139 gramos por kilómetro.
Todos los motores de la nueva Clase E cumplen las exigencias de la normativa de gases de escape EU5, y el E 350 BlueTEC cumple los límites de emisiones de la norma EU6, prevista para el año 2014.
Esta reducción del consumo de hasta dos litros cada 100 kilómetros se debe no sólo a los motores, sino también al paquete de medidas BlueEFFICIENCY desarrolladas para la Clase E por los ingenieros de todos los departamentos de desarrollo.
Un proceso especialmente importante, según Mercedes, ha sido el perfeccionamiento en el túnel de viento, ya que la nueva Clase E alcanza un coeficiente de resistencia Cx de 0,25 y es, con este valor, la berlina de gama alta más aerodinámica del mundo.
Esta reducción del coeficiente Cx es suficiente para ahorrar 0,25 litros cada 100 kilómetros al circular en autopista a 130 km/h, explica la marca.
Entre las medidas eficientes está a utilización de nuevos neumáticos con una resistencia a la rodadura un 17% menor, la regulación del alternador, la bomba de combustible, el compresor del aire acondicionado y la bomba hidráulica de la servodirección en función de la demanda y la función de parada y arranque ECO, que apaga el motor del nuevo E 200 CGI si el vehículo se encuentra al ralentí.
La gama de motores de la nueva Clase E consta de propulsores de cuatro, seis y ocho cilindros, con un abanico de potencia de 136 a 525 CV.
Los grupos de cuatro cilindros son mecánicas nuevas de inyección directa, que desarrollan mayor potencia y un par motor más elevado a partir de una cilindrada menor en comparación con los motores V6 del modelo anterior.
Mercedes-Benz opta en los modelos E 200 CGI y E 250 CGI por nuevos motores de cuatro cilindros de inyección directa con una cilindrada de 1.8 litros, turbocompresión y mando variable de los árboles de levas de admisión y de escape.
En el E 250 CGI (204 CV) se disminuye el consumo mixto en más de un 20%, hasta 7,4 litros cada 100 kilómetros. Esto equivale a 175 gramos de CO2 por kilómetro. El E 200 CGI (184 CV) monta de serie un cambio manual de seis velocidades con función de parada y arranque ECO y consume solamente 6,8 litros de gasolina súper cada 100 kilómetros, lo que equivale a 159 gramos de CO2 por kilómetro.
La gama de gasolina se completa con el E 350 CGI con inyección directa (292 CV) y el modelo tope de gama, el E 500 (388 CV). La versión de altas prestaciones E 63 AMG desarrolla una potencia nominal de 525 CV.
La Clase E sale al mercado con una nueva generación de motores diesel, formada por tres propulsores de cuatro cilindros, equipados con la versión más reciente de la inyección directa «common rail», inyectores piezoeléctricos especialmente rápidos, recirculación de los gases de escape de mayor rendimiento y un nuevo turbocompresor de dos etapas.
El E 250 CDI desarrolla 204 CV y entrega un par motor de 500 Nm, un 25% más que el anterior motor diesel V6, con un 23% menos combustible.
El nuevo motor diesel de cuatro cilindros impulsa también el E 220 CDI con 170 CV y el E 200 CDI con 136 CV, que consumen 5,3 litros de combustible cada 100 kilómetros.
A la cabeza de los diesel de la nueva Clase E se encuentra el E 350 CDI con seis cilindros y una potencia nominal de 231 CV, que consume cada 100 kilómetros unos 0,5 litros de combustible menos que el anterior E 320 CDI.
A partir de otoño de 2009, el motor diesel V6 estará a disposición también en una versión BlueTEC, con 211 CV y normativa de gases de escape EU6, que se introducirá previsiblemente en el año 2014.
El Diario Montañes.es
Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario