Mercedes Benz España inaugura sus nuevas instalaciones en Vitoria

En febrero de 1999 la Dirección del Grupo DaimlerChrysler AG adjudicó a las fábricas de Vitoria y Barcelona la fabricación del sucesor de los actuales modelos Vito y Clase V. Desde entonces el centro de producción alavés inició un plan de acción muy ambicioso, que incluía junto a la optimización de los procesos productivos y no productivos, una sustancial ampliación y modernización de sus instalaciones. Un proyecto que supone una apuesta firme por los centros de producción de Mercedes-Benz en España con inversiones que superarán los 600 millones de Euros, de los cuales aproximadamente 350 millones se han invertido ya en el centro de Vitoria.

La puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones de montaje y pintura, así como de un nuevo almacén de carrocerías pintadas, representa la culminación de una primera fase de expansión de la factoría. Con una superficie que ocupa actualmente alrededor de 650.000 m2, la fábrica de Vitoria ha duplicado su extensión. Este crecimiento era necesario, ya que la superficie de que se disponía anteriormente impedía la optimización de los procesos logísticos existentes y limitaba la posibilidad de implantar procesos de montaje modernos e innovadores.

Nueva nave de montaje final
Las nuevas instalaciones de montaje final, situadas en el terreno sur de la factoría sobre una extensión de 81.790 m2, presentan una característica distribución en planta en forma de U. Dicho diseño es el resultado de un cuidadoso análisis logístico que permite una sustancial reducción de costes, así como la sustitución paulatina de las formas de suministro convencionales por aprovisionamientos JIT/JIS (“Just in time”/”Just in sequence”).

Su trazado en forma de U consigue, además de la optimización del flujo de material en la nave, maximizar su perímetro lateral alcanzando un total de 1.880 metros. En ellos se han colocado puertas de descarga que permiten el suministro JIT/JIS del material desde el trailer del camión hasta el lugar de montaje. Con este proceso las ventajas logísticas son innumerables, destacando las reducciones significativas del nivel de stock de material en fábrica, de la manipulación del material y de la superficie necesaria de almacén.

En las nuevas instalaciones, merece también destacar el montaje automatizado de los cristales laterales. Si bien las lunas delantera y trasera se colocaban ya en las antiguas instalaciones mediante robots, los cristales laterales se montaban hasta la fecha manualmente.

Otra diferencia importante respecto al anterior proceso de fabricación es el desmontaje de las puertas delanteras y laterales desde el inicio del proceso. El vehículo avanza por la cadena de producción sin puertas, facilitando el acceso al interior del vehículo para el montaje del resto de componentes. Elevadores automáticos trasladan dichas puertas hasta otra línea de montaje donde se realizan las instalaciones correspondientes, dotando al proceso de mayor flexibilidad dado el elevado número de variantes (más de 6.000, resultado de las distintas combinaciones de revestimientos interiores, molduras, marcos de ventana, elevalunas…). A continuación, las puertas son transportadas por líneas de manutención automáticas hasta el final del proceso de producción, donde se montan de nuevo en el vehículo.

Desde el inicio de la producción en esta nave, el área de montaje final ha reducido el número de turnos de trabajo. Mientras que el resto de secciones (montaje bruto y
pintura) continúan trabajando a 3 turnos, en montaje final se alcanza el mismo nivel de producción diario de 400 vehículos en régimen de 2 turnos. Ello gracias a la optimización de los procesos y la modernización de las instalaciones, que permiten reducir el tiempo de ciclo en casi 1 minuto (tiempo de ciclo actual: 2 minutos).

La nueva nave ofrece a sus alrededor de 1.300 trabajadores (mano de obra directa) unas óptimas condiciones de trabajo: menor ruido ambiental, mayor luminosidad y puestos de trabajo optimizados ergonómicamente.

Además, Mercedes Benz España cuenta en esta nave con el apoyo logístico de la multinacional EXEL, socio estratégico de contrastada experiencia e implantación en el mercado a nivel mundial. Sus funciones comprenden la carga y descarga de camiones, la recepción y movimiento de materiales en almacenes y los suministros a las cadenas de montaje.

Principales datos

Nuevas instalaciones de pintura
La nave de pintura se ha visto ampliada en 27.600 m2. Sobre esta nueva superficie, y desde el mes de julio de 2001, están operativas modernas instalaciones de pretratamiento e inmersión cataforésica que suponen una mejora sustancial en la protección anticorrosiva de la carrocería del vehículo.

Además desde septiembre de 2001 se ha automatizado la línea de aplicación de colores poco habituales (alrededor de 120 colores especiales), que hasta la fecha se realizaba de forma manual.

Con todas estas medidas, se logra además de una importante reducción del impacto medioambiental de la actividad industrial, la mejora en la calidad del acabado final de pintura de los vehículos.

Almacén de carrocerías (KAROLA)
Los vehículos pintados son transportados por un puente de manutención automático hasta el también recién construido almacén de carrocerías. Con una superficie en planta de 2.610 m2, este almacén tiene capacidad para 348 vehículos distribuidos en 4 pasillos asistidos por transelevadores automáticos a 5 alturas.

Este almacén tiene como objetivo la colocación de los vehículos en el mismo orden o secuencia que tenían al inicio del montaje de la carrocería y que pudo verse alterada durante el proceso de pintura. De este modo, se logra incrementar el volumen de suministros JIS/JIT (en secuencia y justo a tiempo), ya que se puede informar a los proveedores de las necesidades de material desde el inicio de la producción del vehículo en montaje bruto.

Las obras continúan: Parque industrial de proveedores
La fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria ha iniciado en mayo de 2001 la construcción de un parque de proveedores en el terreno sur en las inmediaciones de la nueva nave de montaje.

El objetivo es lograr tanto un mejor aprovechamiento de sus recursos, como una comunicación más eficaz y rápida con los principales proveedores cuando se inicie la producción del vehículo sucesor de la furgoneta Vito y del monovolumen Clase V a partir del año 2003.

El parque industrial contará con una superficie de 21.000 m2, haciéndose precisa una inversión que oscilará alrededor de los 10 millones de Euros.

En principio han sido seleccionados ya 6 proveedores, que realizarán el premontaje de módulos completos del vehículo en el parque industrial. Entre estas empresas se encuentra la firma Benteler que suministrará los ejes delanteros y traseros, SAS (Sommer-Alibert-Siemens) que proveerá a la fábrica con el tablero de instrumentos, Faurecia Interior con los revestimientos laterales, Hella-Behr con el frontal del vehículo, Faurecia Seating con los asientos delanteros y el Grupo Antolín con los asientos traseros.

Se estima que el parque de proveedores estará operativo a finales de 2002.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario