Mercedes-Benz desarrolla su furgoneta Sprinter para propulsión con gas licuado (GLP)

Mercedes-Benz en España apuesta por el desarrollo y el uso de energías alternativas en automoción, no sólo por su convicción de la necesidad de ser más respetuosos con el medio ambiente, sino también para atender a nuevas demandas de mercado.

Por tal razón, Mercedes-Benz España ha desarrollado un vehículo bivalente gasolina-GLP (mezcla de butano y propano, con el nombre comercial de Autogas), que aporta los siguientes beneficios de forma inmediata:

• Reducción significativa de la contaminación por emisiones de óxido de nitrógeno, partículas y ruido, lo que mejora claramente la contaminación en núcleos urbanos.

Ventajas frente a vehículos equipados con motor diésel o biodiésel:
o Reducción del 95% de las emisiones de NOx
o Reducción del 99% de las emisiones de partículas
o Reducción de la contaminación acústica en un 50%

Ventajas frente a vehículos equipados con motor de gasolina:
o Reducción de hasta un 15% de las emisiones de CO2

• Reducción de hasta el 50% de los costes de explotación (€/km)
o El precio del litro de autogás se sitúa en torno al 50% del precio del gasóleo en estación de servicio
o En el caso de las flotas, el precio del litro de autogás puede reducirse en función del volumen de suministro.
o Pequeñas y grandes flotas pueden disponer de autogás en sus propias empresas, mediante la utilización de sencillas instalaciones portátiles de almacenamiento y suministro, denominadas skids.

• El Instituto para el Ahorro y la Eficiencia Energética (IDAE), a través del programa E4 (Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia energética), establece ayudas directas en la compra de vehículos a GLP (gas licuado), que se canalizan directamente a través de las Comunidades Autónomas. Estas ayudas se sitúan entre los 2.000 € para vehículos de 3.500 kg y de hasta 12.000 € para los de mayor tonelaje, con un máximo del 15% del coste total del vehículo. En el caso de la furgoneta Mercedes-Benz Sprinter esta ayuda es superior a 5.000 €.

El modelo Mercedes-Benz Sprinter GLP se configura con un motor de gasolina de 258 CV y 340 Nm. Se caracteriza por su propulsión bi-valente a gasolina o Autogas, manteniendo todas sus prestaciones y confort de conducción. Incorpora de serie cambio automático y aire acondicionado.

Mercedes-Benz Sprinter GLP está disponible en todas las versiones de la gama, tanto en variante furgón, chasis, como de pasajeros y en masa máxima de 3.500 kg y 5.000 kg.

Actualmente es el único vehículo industrial del mercado presentado para su utilización con propulsión mixta gasolina y autogás.

La adaptación del motor gasolina a GLP es sencilla. El sistema GLP que incorpora la furgoneta Mercedes-Benz Sprinter está compuesto por dispositivos y elementos mecánicos y electrónicos cuya función es la de almacenar el GLP liquido, regularlo a la presión necesaria, vaporizarlo y dosificarlo para su correcta combustión en el interior del motor del vehículo.

La autonomía de la furgoneta Sprinter GLP, dependiendo de la aplicación, puede superar los 600 Km. para uso a autogás y más de 1.000 Km. con uso mixto.

En base a los acuerdos entre Mercedes-Benz España y la empresa Motor Gas S.A., el vehículo, una vez transformado, mantiene la garantía de origen para todos los elementos de suministro original Mercedes-Benz.

En la actualidad, el suministro de autogás se realiza en una red de 31 estaciones de servicio distribuidas en puntos neurálgicos de la península y Baleares, existiendo planes para ampliar dicha red a corto plazo.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario