Mercedes-Benz Clase A largo: un prodigio de amplitud interior

El Salón del Automóvil de Ginebra ha sido el escenario elegido por Mercedes-Benz para presentar al público la nueva versión de la popular Clase A de Mercedes-Benz, que presenta mayor amplitud interior, una habitabilidad equiparable a la de una berlina de la clase de lujo, versatilidad ejemplar y cotas inéditas de capacidad en el maletero. Los modelos con batalla prolongada y una carrocería 170 mm más larga estarán a la venta a partir de abril de 2001.

La versión larga de la Clase A es la nueva referencia en la clase de turismos compactos: ningún automóvil en este segmento del mercado ofrece una amplitud interior comparable. El volumen máximo de carga (1.930 litros) supone un aumento del 11% frente a la versión estándar del turismo compacto de Mercedes. Con esta oferta, Mercedes-Benz está en condiciones de satisfacer las exigencias de un buen número de automovilistas, partidarios del diseño y la concepción de la Clase A que planteaban una mayor demanda de espacio interior. A su vez, la ampliación de la gama de modelos de la Clase A incidirá en un aumento significativo del volumen de ventas.

Plazas traseras: libertad de movimientos como en un turismo de lujo

La habitabilidad en el interior de la versión larga de la Clase A alcanza cotas que hasta ahora se consideraban inalcanzables en esta categoría de vehículos. La prolongación de la batalla conduce directamente a un aumento sensible del confort para los ocupantes de las plazas traseras: los 170 milímetros adicionales para las piernas y una separación de 945 entre los puntos de referencia de los asientos delanteros y traseros aseguran una libertad de movimientos inédita. Estos dos parámetros de la Clase A, cruciales para el confort, superan incluso los de muchas berlinas de la categoría superior.

Volumen interior: variabilidad perfecta en un espacio para toda la familia

El nuevo asiento trasero puede desplazarse como hasta ahora 111 milímetros en sentido longitudinal. De este modo, el usuario puede decidir por sí mismo cómo aprovechar el espacio interior: en las plazas traseras o en el maletero. Incluso si se coloca el asiento trasero en su posición más avanzada, la nueva versión larga de la Clase A brinda a los ocupantes de los asientos traseros 60 milímetros adicionales para las rodillas en comparación con la versión normal. En esta posición del asiento, el volumen del maletero supera en 80 litros la cota de la versión normal, alcanzando un total de 470 litros.

Si se desmontan los asientos traseros en la versión larga, se obtiene un volumen de carga máximo de 1.530 litros (VDA). Esta cifra supera ampliamente la capacidad de carga media de los turismos familiares de las categorías superiores y supone un récord absoluto en el segmento de los turismos compactos.

Motores CDI más potentes y ESP de nueva generación

A partir de la primavera de 2001, los dos motores turbodiesel de inyección directa con técnica common-rail entregarán hasta un 25% más de potencia que sus predecesores. El propulsor de cuatro cilindros del A 160 CDI, que se ofrecerá solamente con carrocería de batalla normal, trabajará en el futuro con intercooler y rendirá 75 CV en lugar de los 60 CV actuales. Aun así, el consumo de combustible permanecerá por debajo de los 5 litros: 4,8 litros cada 100 Kilómetros (en ciclo normalizado europeo). La potencia del A 170 CDI aumenta de los actuales 90 CV hasta 95 CV. La gama de motores de gasolina no experimentará variación alguna y consta de los tres propulsores conocidos.

El ESP (Programa Electrónico de Estabilidad) que el Clase A trae de serie, se ha perfeccionado. Ahora la respuesta es especialmente confortable. Por primera vez puede combinarse con el nuevo servofreno de emergencia hidráulico, que aumenta el máximo la presión de frenado en situaciones críticas de conducción y reduce la distancia de frenado.

Seguridad: windowbags para la protección lateral

Los windowbags de gran superficie que introdujo Mercedes-Benz con la Clase S pueden encargarse ahora como opción para los turismos de la Clase A. Si se produce un choque lateral, el colchón de aire de más de un metro de longitud y doce centímetros de espesor se extiende a modo de cortina desde la columna delantera hasta la columna trasera, protegiendo eficazmente a los ocupantes de las plazas delanteras y de las plazas traseras de los peligros que pudieran sobrevenirles a la altura de la cabeza.

En cuanto a confort climático, los ocupantes del nuevo Clase A se verán mimados con el nuevo equipo de aire acondicionado de serie, regulado en función de la humedad del aire exterior por medio de un sensor de punto de rocío. El turismo compacto de Mercedes es el primer automóvil en este segmento del mercado equipado con un dispositivo comparable de alta tecnología.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario