Mercedes-Benz afianza su presencia en Barcelona

· Una inversión de 29 millones de euros aseguran el futuro de la fábrica de Barcelona
· Nuevas líneas de negocio de cara al nuevo vehículo.
· 2.000 personas acudieron a la jornada de puertas abiertas de Barcelona el pasado 28 de septiembre

Durante los últimos años y hasta finales del 2003, la fábrica de Barcelona ha tenido que adaptarse a importantes cambios de cara a la producción del vehículo sucesor de la furgoneta Vito, para conseguir una producción rentable a largo plazo. Buscando la competitividad, la planta repartirá sus actividades en diferentes líneas de negocio, asegurando de esta manera su continuidad dentro del Grupo Daimler-Chrysler. Para que esto sea una realidad el consorcio germano estadounidense aprobó una inversiones de 28,8 millones de euros.

Nuevos trabajos en Barcelona para el sucesor de la furgoneta Vito
La planta barcelonesa se encargará de realizar el bastidor del nuevo modelo de furgoneta de Mercedes-Benz que se montará en exclusiva mundial en España. Para esta nueva función, se ha construido una nave de 11.500 m2, con un coste de cuatro millones de euros. Su moderno diseño renueva el aspecto de la fábrica, levantada en 1954, puesto que para su construcción hubo que derribar algunos edificios antiguos como los comedores, el botiquín y las oficinas de personal, departamentos que han sido reubicados en otros lugares.
La nave se ha equipado con más de 70 robots de trabajo para soldadura, que han supuesto un importante salto tecnológico. En medios de producción, entre robots, células y estacionarias, se han invertido 11,9 millones de euros. Dado que ahora se emplearán las más adelantadas técnicas en soldadura, desde mayo de 2001 se está llevando a cabo un ambicioso plan de formación para los colaboradores que se encargarán del montaje del nuevo vehículo.
La planta de Barcelona producirá 12 versiones de bastidores, que se enviarán secuenciadas a la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria.

Centro de recambios
Otra de las nuevas iniciativas con que la fábrica de Barcelona está diversificando sus negocios es el Centro de Recambios de Barcelona (CRB), que ha supuesto una inversión de cuatro millones de euros. Cien colaboradores embalan medio millón de piezas mensuales en este centro logístico que controla y distribuye las piezas de la furgoneta Vito y del monovolumen Clase V. Además, gestionan todos los recambios para turismos y camiones fabricados por proveedores de la península Ibérica. Con una media de 900 pedidos mensuales, envían alrededor de 70 camiones al mes al centro de recambios de Gemersheim, en Alemania.

Producción de recambios
Barcelona también asume una nueva actividad con la fabricación de algunos recambios de la furgoneta Vito, como por ejemplo la línea de producción de puertas que, cuando acabe la vida del vehículo, se trasladará desde Vitoria.

La fábrica de Mercedes-Benz en Barcelona es heredera de una larga tradición automovilística, y desde sus comienzos se ha caracterizado por una excepcional capacidad de adaptación a los cambios. De hecho, nació en 1910 como la compañía de automóviles Elizalde, dedicada a la fabricación vehículos. A partir del año 27 se dedicó exclusivamente a la fabricación de motores de aviación. Posteriormente se dedicó a construir motores industriales ligeros, y a principios de los años 60 volvió a sus orígenes automovilísticos tras un acuerdo con Daimler-Benz para fabricar furgonetas y motores Mercedes. Tras unos años difíciles, a finales de los años 80 comenzó la recuperación con la aparición de la furgoneta MB100, de la que se fabricaban componentes en Barcelona que luego se montaban en Vitoria.
Con la llegada de la furgoneta Vito, que comenzó a producirse en 1995, la fábrica de Barcelona cambió algunas líneas de negocio. Para esta nueva furgoneta se le asignó el mecanizado de los ejes traseros, parte del subconjunto de chapa y el complejo sistema de cableado. Supuso un gran desafío que ha sido superado con esfuerzo. Por eso, la dirección de DaimlerChrysler, a pesar de la situación de crisis generalizada en el sector de automoción, vuelve a apostar por la continuidad de la planta Mercedes-Benz en San Andrés.

El pasado día 28 de septiembre más de 2.000 personas, entre empleados y familiares, se acercaron a la fábrica de Mercedes-Benz en Barcelona para disfrutar de la Jornada de Puertas Abiertas, pudiendo recorrer las instalaciones de la misma. Se organizaron visitas guiadas por las naves de fábrica, aclarando el funcionamiento de la producción y explicando las nuevas inversiones que se han realizado en la planta.
También hubo espacio para los 300 niños asistentes, que disfrutaron con una zona de juegos repleta de castillos hinchables y actuaciones de títeres y payasos.
El buen ambiente reinante durante todo el día se completó con una tómbola cuyos beneficios se donaron al cercano Centro Profesional para personas con disminuciones motrices CM Pont del Dragó.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario