Mercedes-Benz actualiza los coupés de la Clase CLK

– Más tecnología para un mayor placer de conducir
– Más de 135.000 unidades vendidas en sólo dos años, de las cuales 5.300 en España (CLK coupé: 90%)

Mercedes-Benz actualiza significativamente la Clase CLK, de gran éxito, en términos de tecnología, prestancia y equipamiento: desde mediados de 2004, el Coupé CLK y el Cabrio CLK incorporarán el llamado DIRECT CONTROL, tecnología que incluye nuevos cojinetes en los ejes, una dirección más directa (6%) y un cambio con recorridos más cortos de la palanca de accionamiento, logrando así un comportamiento más dinámico sin perder un ápice del elevado confort de rodadura.

Asimismo, el accionamiento del cambio por botones en el volante (opcional) con cambio automático, nuevos receptores de radio con mapas digitalizados de toda Europa y faros bixenón con luces para curvas, aumentan el placer de conducir y mejoran aún más la seguridad.

Gracias a la transmisión automática 7G-TRONIC, la primera con 7 marchas del mercado, el consumo del CLK 500 se reduce en 0,6 litros cada 100 Km. Los interruptores y mandos de nuevo diseño en el interior mejoran la impresión de calidad.

Con más de 135.000 unidades vendidas desde mayo de 2002 (mayo de 2003 para el Cabrio) el CLK de Mercedes-Benz ha superado en ventas a su modelo predecesor, en el mismo periodo de tiempo, en un 25% en el caso del CLK coupé y en casi un 80% en el caso del Cabrio.

Mercedes-Benz enfatiza con esta actualización la deportividad y el dinamismo del CLK. El resultado es un Coupé y un Cabrio con el nivel de confort típico de un Mercedes pero con un mayor dinamismo de conducción y más agilidad en curvas.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario