Mercedes-Benz: 65 años de desarrollo en seguridad del automóvil

– Más de 2.500 patentes registradas

Foto en alta resolución

Hace exactamente 65 años , la incorporación del genial ingeniero Béla Barényi a
Mercedes-Benz supuso el inicio del desarrollo de la seguridad de los ocupantes en los vehículos de la marca. Este ingeniero fue quien introdujo conceptos pioneros en seguridad, como la zona de deformación, la columna de dirección de seguridad, la zona de impacto del volante, o la protección para los golpes laterales. Conceptos que hoy día constituyen la base para la tecnología moderna del automóvil y muestran la unión entre el desarrollo de la seguridad del vehículo con la historia de Mercedes-Benz.

Inicialmente, el departamento para el desarrollo de la seguridad, constituido el 1 de agosto de 1939, estaba formado por sólo 4 personas y dirigido por el ingeniero austríaco Béla Barényi (1907-1997) que había trabajado en la “Sociedad para el Progreso Técnico”, en Berlín, donde había registrado más de 150 patentes para el automóvil y el diseño de vehículos.

El origen del departamento de desarrollo para la tecnología en seguridad tuvo lugar en una cabaña de madera de unos 100 metros cuadrados situado en un extremo de la fábrica de Sindelfingen. Allí, Barényi y su equipo se dedicaron a mejorar la protección de los ocupantes de los vehículos. Justo un año después de iniciar sus trabajos salió de esa caseta la primera plataforma “resistente a los accidentes”, el habitáculo rígido y la protección lateral especial. Poco tiempo después vieron la luz unos conceptos de seguridad.
Béla Barényi desarrolló el principio de las zonas de deformación durante los años 40; fue patentado en agosto de 1952 y pasó a la producción en 1959, en el Mercedes-Benz 220 (W III). Cuando se jubiló, a finales de 1972, este pionero en la seguridad de turismos había registrado más de 2.500 patentes.

En los años siguientes, los ingenieros de Mercedes han continuado estableciendo referencias en el campo de la seguridad del vehículo, perfeccionando nuevos desarrollos como los pretensores de cinturones, el airbag, los frenos antiblocantes (ABS), el servofreno de emergencia o el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP). Actualmente, todos estos sistemas forman parte del equipo de serie de todos los turismos que llevan la estrella, así como del de numerosos competidores.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario