Melbourne (Australia): Doblete para los Ferrari

· Fernando Alonso sube al podio
· Problemas mecánicos en los McLaren Mercedes

Foto en alta resolución

Después de un dominio casi absoluto durante todo el fin de semana, el alemán Michael Schumacher se llevó desde la pole el triunfo en el Gran Premio de Australia.

Schumacher no tuvo oposición durante toda la competencia, celebrada en el Albert Park de Melbourne, y demuestra que el equipo Ferrari continúa siendo el equipo a vencer en la campaña.

Como viene siendo habitual la salida es determinante para el desarrollo de la carrera. Mientras que los Ferrari no cometieron ningún error, Juan Pablo Montoya, del equipo Williams, que partía desde la tercera posición, con el afán de alcanzar a los Ferrari, permitió que Fernando Alonso le adelantara sin poner apenas oposición y llegara a final de recta en tercer lugar, posición que nunca abandono.

El cuarto y quinto puesto quedaron en manos de los Williams conducidos Ralf Schumacher y Montoya, respectivamente.

Los McLaren-Mercedes no pudieron superar los problemas que enfrentaron durante los entrenamientos y la clasificación, y apenas pudieron agenciarse un punto, producto del octavo lugar del escocés David Coulthard, mientras que su compañero de escudería y uno de los favoritos para el título, el finlandés Kimi Raikkonen, abandonó por problemas en el motor de su monoplaza.

El triunfo en Australia significó la victoria número 71 de por vida en la Fórmula Uno para el piloto alemán, quien se coloca como líder del campeonato con 10 puntos.

La siguiente carrera tendrá lugar en el circuito de Sepang (Malasia) el 21 de marzo.

Esta entrada fue publicada en Formula 1, McLaren, Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario