Más equipamiento y deportividad para el Eos: El cabrio líder de su segmento.

Más equipamiento y deportividad para el Eos: El cabrio líder de su segmento.

El EOS presenta un renovado equipamiento de serie. Entre otros elementos incluye las llantas de aleación “Le Mans” de 17 pulgadas, que le imprimen un carácter mucho más deportivo al vehículo. En el interior, el EOS 2009 incorpora nuevos elementos multimedia de serie, como la RadioCD 510, con pantalla táctil a color, reproductor de MP3 y visión del campo de acción del sensor de aparcamiento trasero. Este dispositivo se puede combinar opcionalmente para la gestión telefónica con el sistema Bluetooth Premium, compatible con aquellos teléfonos móviles que cuentan con Remote Sim Acces Profile (RSAP).

El volante multifunción de serie, el freno de mano y la palanca del cambio de marchas presentan acabado en cuero, mientras que los asientos deportivos delanteros con apoyo lumbar cuentan ahora con un práctico cajón portaobjetos en la parte inferior que mejora la funcionalidad del vehículo.

Por otro lado, en la versión TSI de 200 cv se incluye también de serie la efectiva suspensión adaptativa electrónica DCC, con tres niveles distintos de dureza (normal, confort y sport). Este innovador sistema ajusta la dureza de la amortiguación de cada rueda, de forma permanente e individual, y las condiciones de conducción hasta 1.000 veces por segundo, mejorando el comportamiento, la seguridad y el confort de marcha. Esta misma versión incorpora el paquete de equipamiento decorativo “Chrome & Style”, que incluye el cromado del borde de las barras horizontales de la parrilla delantera y el acabado en color rojo cereza de los faros led traseros.

Con todas estas novedades, Volkswagen afianza la imagen del EOS como un cabrio apto para ser utilizado durante todo el año, un concepto que ha marcado la historia de este modelo desde que fue diseñado y que le ha llevado a cosechar innumerables éxitos desde su estreno en el mercado.

Esta entrada fue publicada en Volkswagen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario