Lucas Ordóñez logra la segunda posición con el Nissan 370Z Nismo en Dubái

 

 

 

 

 

 

 

 

El piloto español realizó una gran actuación junto a dos pilotos más de GT Academy

Nissan PlayStation GT Academy ® volvió a demostrar una vez más su capacidad para captar nuevos talentos y la calidad de su programa de desarrollo de pilotos, ya que los cuatro ganadores de la edición de 2012 participaron en las 24 Horas de Dubái.

El Nissan 370Z Nismo número 127, pilotado por Wolfgang Reip, Mark Shulzhitskiy, Roman Rusinov y el español Lucas Ordoñez, finalizó la carrera en una brillante segunda posición. Lucas logró la pole de su categoría, la SP3, y arrancó la prueba al volante para dejar su puesto al ruso Rusinov. El tercer turno fue para Wolfie, que venció a 830.000 participantes de Gran Turismo®5 para ganar la GT Academy europea de 2012. El piloto belga disputaba en Abu Dhabi su primera carrera internacional y fue fiel a su estilo de conducción en su debut como piloto.

“Fue una gran experiencia salir a una pista con mucho tráfico y con los mejores pilotos y coches contra los que hemos competido”, dijo. “Tuve un buen ritmo, sin errores y nos colocamos líderes antes del final de mi relevo. Desafortunadamente, mientras yo pilotaba, otro coche perdió una rueda y me golpeó a toda velocidad. Me di cuenta de lo que había pasado y esperaba que la parte delantera del Nissan no estuviera muy dañada. Entonces fue cuando comenzó el turno de los mecánicos del equipo RJN, demostrando toda su calidad ya que repararon el coche en menos de una hora”.

Este incidente dejó al 370Z número 127 en el noveno puesto de su categoría y obligando que el primer relevo de Mark Shulzhitskiy fuera a un ritmo inferior para que se asegurara de que todo en el coche funcionaba correctamente para poder completar la carrera. Al igual que Wolfie, el ruso realizó un gran trabajo durante las horas nocturnas. Con los primeros rayos de luz cayendo sobre el circuito de Dubái el equipo ya se encontraba en puestos de podio y fueron capaces de presionar a los líderes para que finalmente fuese el propio Shulzhitskiy quien cruzara la línea de meta en una meritoria segunda posición.

En la otra parte del box, el 370Z número 147 sufrió una carrera muy dura. El ganador alemán de GT Academy, Peter Pyzera y su mentora, Sabine Schmitz, formaron equipo con el vencedor de GT Academy de Estados Unidos, Steve Doherty y el piloto oficial de Nissan, Alex Buncombe. Precisamente Alex logró colocar su coche en los primeros puestos de la categoría durante su relevo, pero al llegar la noche Sabine Schmitz tuvo un fuerte accidente causado por los neumáticos fríos de su coche tras un período de “Código 60” (en las 24 Horas de Dubái no hay coche de seguridad, el Código 60 obliga a los participantes a no superar los 60 kilómetros por hora mientras ruedan por el circuito). Todo parecía indicar que los daños provocados en la parte trasera del coche significarían el abandono, pero poca más de una hora y media más tarde, el equipo RJN ya tenía nuevamente el coche sobre el trazado en manos de Peter.

“Ha sido una gran experiencia y espero que sea sólo el primer paso de una larga trayectoria deportiva”, comentó Peter. “Hemos perdido mucho tiempo por la noche, pero mantuvimos la calma y continuamos hasta llegar a la bandera a cuadros. En realidad, estaba muy nervioso antes de mi turno, pero cuando perdimos tanto tiempo me dieron ganas de pilotar y recuperarlo en pista. Lo que teníamos que hacer era recordar todo lo que nos habían enseñado. Ha sido increíble y quiero volver a correr”.

A pesar de los reveses sufridos, el Nissan número 147 cruzó la línea de meta en novena posición después de 24 horas de carrera con el estadounidense Steve Doherty al volante.

“Esta ha sido otra gran carrera donde un grupo grande de personas, tanto pilotos como mecánicos pasando por los ingenieros y el resto de miembros del equipo, se han reunido para convertir los sueños en realidad”, comentó el Director global de Motorsports de Nissan, Darren Cox. “Fue muy bonito escuchar que los oyentes de Radio Le Mans votaron para dar el premio “Spirit of Le Mans” al equipo RJN. Se lo merecen. También lo merecen todos nuestros pilotos, los responsables de comunicación, los equipos de grabación y las agencias de noticias que han trabajado duro para que esto suceda. El nivel que han alcanzado en apenas cinco meses los últimos ganadores de GT Academy es el testimonio de todo el trabajo realizado y la realidad es que esto solo es el principio”.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario