LOS SISTEMAS ELECTRÓNICOS DE CONTROL POR CABLE

DETROIT – El GM Sequel tendrá mayor capacidad de frenado, mayor aceleración y más estabilidad gracias a la sustitución de los sistemas tradicionales mecánicos por tecnologías de sistemas electrónicos de control por cable (“by-wire”).

Los sistemas electrónicos de control “by-wire” sustituyen las tradicionales uniones mecánicas e hidráulicas de los sistemas convencionales con sensores, cables eléctricos y actuadores. Estos sistemas convierten las acciones del conductor, como la de pisar el pedal de freno o girar el volante, en señales que actúan sobre motores eléctricos, que son los que realmente llevan a cabo estas acciones.

“Hemos progresado tremendamente en el diseño de los sistemas electrónicos “by-wire”, y seguiremos aumentando la confianza en la durabilidad y fiabilidad de estos sistemas con las pruebas en carretera del Sequel”, ha declarado Nick Zielinski, Ingeniero Jefe de Integración de Sistemas Avanzados de GM.

La tecnología de los sistemas electrónicos “by-wire” probablemente cambiará de forma radical la industria del automóvil mejorando la seguridad, aumentando el disfrute de la conducción y permitiendo mayor libertad en el diseño. Esta tecnología también puede simplificar el mantenimiento porque hay muchas menos piezas en movimiento sometidas a desgaste, y puede ser más respetuosa con el medio ambiente que las tecnologías tradicionales. Con la dirección “by-wire”, por ejemplo, no hay depósito de líquido para la dirección. Igualmente, los frenos “by-wire” eliminan la necesidad de tener líquido de frenos.

Casi todo lo necesario para impulsar y controlar el coche, incluyendo la pila de combustible de hidrógeno y los sistemas electrónicos “by-wire”, está montado en interior del chasis del Sequel, de 28 cm de grosor. Se ha trabajado estrechamente con proveedores como Visteon, de Troy, (Michigan, EE.UU.), en la dirección “by-wire”; Pacifica Group Limited, de East Bentleigh (Australia), en los frenos “by-wire”; y Sachs, de Schweinfurt (Alemania), en los amortiguadores controlados integrados. GM ha implementado estos y otros sistemas, y los ha coordinado para que el funcionamiento conjunto sea seguro y coherente con los otros sistemas del vehículo.

Además de los sistemas del chasis, la tecnología “by-wire” también está presente en el preciso sistema de tracción total. Gracias al motor eléctrico delantero y a los motores eléctricos integrados en las ruedas traseras, desarrollados por el Centro de Tecnología Avanzada de GM en Torrance (California), se obtiene un control sin precedentes del par aplicado a todas las ruedas. Este sistema permite un control instantáneo y extremadamente preciso del par, aplicando la cantidad correcta en las diferentes condiciones de conducción.

La capacidad de recuperar energía, usando el motor frontal delantero y los motores traseros, reduce la demanda total que soporta el sistema de batería del vehículo, mejorando el consumo y aumentando la autonomía del Sequel hasta los 480 Km. Comparado con los vehículos híbridos eléctricos convencionales, el Sequel tiene tracción total eléctrica, lo que permite recuperar mayor energía en la frenada. El sistema de frenado “by-wire” del Sequel también permite una mejor combinación entre el frenado regenerativo y el frenado tradicional, lo que reduce la distancia de frenada.

La pila de combustible del Sequel alimenta, además de a los sistemas de control del chasis, al sistema de climatización. El Sequel posee un sistema de climatización (calefacción, ventilación y aire acondicionado) patentado por GM y fabricado por Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. de Tokio (Japón). En los turismos convencionales, el motor de gasolina o diesel proporciona al habitáculo el calor y la energía necesarios para hacer funcionar el aire acondicionado, lo que requiere un sistema muy voluminoso en el salpicadero. Por el contrario, el Sequel tiene un sistema integrado de climatización en el lugar normalmente ocupado por el motor. De esta forma, haciendo circular el aire a través del vano motor, los radiadores frontales pueden refrigerar la pila de combustible más eficazmente, manteniendo toda la potencia del vehículo incluso en un día caluroso.

Herramienta de aprendizaje

El Sequel representa un importante paso hacia la producción de un vehículo con pila de combustible de hidrógeno, y su avanzada tecnología ya ha aportado a los ingenieros conocimiento para obtener todavía mejores prestaciones y autonomía en la siguiente generación de vehículos de pila de combustible. Por ejemplo, los progresos que se esperan en la tecnología “by-wire” permitirán que los sistemas de dirección y frenos sean considerablemente más pequeños y ligeros, por lo que se podrá incorporar una mayor pila de combustible, al tiempo que se requerirá una batería menor. Además, los continuos avances en el almacenamiento de hidrógeno permitirán rebajar la altura del suelo y aumentar la potencia de la pila de combustible.

“Todo lo que nos permita reducir el tamaño de la batería y los depósitos de almacenamiento significa más espacio para una mayor pila de combustible, lo que aumenta las prestaciones del vehículo”, ha declarado Zielinski.

Esta entrada fue publicada en General Motors. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario