Los sistemas de aviso de abandono de carril evitarían un 18% de accidentes

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo informe de ANFAC RESEARCH para el Grupo Bosch y el
Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente Bosch‐ANFAC, posiciona los sistemas de ayuda a la conducción que evitan las salidas involuntarias del carril. En la actualidad 1 de cada 4 turismos matriculados en España podrían equipar los sistemas LDW y LKS.
El Plan PIVE y el Plan PIMA Aire, iniciativas del Gobierno para rejuvenecer el parque de vehículos en España, favorecerá la implantación más rápida de este tipo de sistemas de seguridad.

Ambos planes están diseñados para mejorar la seguridad vial y mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades. Dentro del amplio abanico de gamas que se incluyen en el Plan PIVE para vehículos turismos y en el Plan PIMA Aire para furgonetas, podemos encontrar vehículos con la incorporación de los sistemas LDW y LKS.

Estos incentivos a la compra de vehículos, darán la oportunidad a los usuarios a elegir un
equipamiento más eficaz para la seguridad de los conductores. Si tuviéramos un parque de
automóviles más moderno y que incorporase elementos de seguridad como el sistema de alerta y mantenimiento de carril, se podrían evitar entre un 10% y un 18% de los accidentes más habituales.

En los dos últimos años, la disponibilidad, a la hora de comprar un vehículo, de los sistemas de advertencia de salida y asistencia de mantenimiento de carril, es casi total en los vehículos de alta gama, un 80%. Pero estos sistemas están alcanzando cada vez más importancia en los vehículos de segmento compacto/medio. De los vehículos matriculados en el año 2012, un 40% más, podría llevar equipado este sistema de seguridad.

Los fabricantes de automóviles y componentes como el Grupo Bosch, tienen como prioridad la seguridad en la conducción, por lo que invierten grandes cantidades en recursos para producir vehículos cada vez más seguros. Estos esfuerzos de la industria, junto con las iniciativas sobre seguridad vial por parte de la Administración y la concienciación social, han permitido que las tasas de accidentes se reduzcan en los últimos años significativamente.

CANALES
Por otro lado, hay que destacar que el canal de empresas es el que más demanda la incorporación de este tipo de sistema de seguridad en sus flotas. En el caso de los particulares y alquiladores,su cuota es inferior a la proporción correspondiente del mercado.

PARQUE
En la actualidad,solo un 2,7% del parque tiene disponible en la compra estos sistemas de seguridad. Si descartamos los vehículos más antiguos, esta proporción supera el 5% para el parque de vehículos de hasta 10 años de edad y en los vehículos más jóvenes hasta 5 años en casi 14%. Este tipo de tecnologías para la seguridad en la conducción ha empezado a cobrar especial importancia en los vehículos más jóvenes.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS
Por Comunidades Autónomas, destaca favorablemente Aragón, donde un 31,3% de los coches vendidos en los últimos dos años incorporaba este sistema de seguridad. En el lado contrario, se sitúan las Comunidades isleñas, con un porcentaje del 14,8% en Baleares y del 12,5% en Canarias.

Funcionamiento de los sistemas
Los sistemas que ayudan a evitar salidas involuntarias del carril, introducidos por Bosch, son uno de los equipamientos más avanzados para la ayuda al conductor. La tecnología se basa en una cámara de vídeo que detecta las líneas de delimitación del carril de las carreteras, monitorizando la posición exacta en la que se encuentra el vehículo dentro del carril con el objetivo evitar las salidas del mismo no intencionadas.

En el sistema de alerta de salida de carril (LDW), elsistema advierte al conductor
mediante señales acústicas, visuales y táctiles si se detecta que el vehículo está a punto de
abandonar su carril de manera no intencionada. Por su parte, elsistema de mantenimiento de carril (LKS) es capaz de actuarsobre la dirección para, en el momento en que se detecte esta situación no intencionada, llevar al vehículo al centro de su carril sin necesidad de intervención por parte del conductor, lo que puede resultar muy útil, por ejemplo, en el caso de somnolencia.

Esta entrada fue publicada en Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario