Los pilotos oficiales del Nissan Deltawing experimentan un salto deportivo en paracaidas

 

 

 

 

 

 

Los jóvenes pilotos, Lucas Ordoñez y Gunnar Jeannette, saltaron en paracaídas después de que lograran completar la primera carrera del Nissan DeltaWing.

Pero es imposible comparar la gran actuación del innovador prototipo en el Circuito de Road Atlanta en el Petit Le Mans con el salto que realizaron los dos pilotos después de la carrera.

Ordoñez y Jeannette celebraron la quinta posición lograda en el Petit Le Mans saltando desde un avión a más de 14.000 pies de altura mientras sobrevolaban Florida.

Mientras que Jeannete tiene más de diez años de experiencia en este tipo de saltos y su nombre aparece en el libro de los récords por haber formado parte del grupo más mayoritario en saltar de forma conjunta, para Ordoñez esta fue su primera vez.

Ambos pilotos se pusieron sus monos de carrera del Nissan DeltaWing para realizar el salto, que se retrasó varios días por las consecuencias meteorológicas que dejó el Huracán Sandy en Estados Unidos.

Después de saltar del Skydive Sebastian y haber aterrizado sanos y salvos sin ningún problema, Jeannete descubrió que tiene un nuevo amigo español con el que practicar el paracaidismo y no solo para ser compañeros de equipo.

“Cuando el instructor dijo que estaba listo mi cuerpo no quería saltar del avión”, comentó Lucas Ordoñez.

 

 

 

 

 

 

 

 

“Adriana, mi novia, también saltó. Fue simplemente una experiencia increíble. Quiero hacerlo de nuevo”.

Jeannette (que además practica regularmente saltos base y descensos con traje con alas) saltó solo, mientras que Ordoñez lo hizo junto con un instructor.

“Me encanta ir a saltar con buenos amigos y ver sus reacciones. Nunca había visto sonreír a nadie tanto como a Lucas”, explicó Jeannette.

“Hicimos un gran trabajo con Lucas en el Petit Le Mans y decidimos que esta sería una gran manera de celebrar el resultado”.

La quinta posición de Ordoñez y Jeannette con el Nissan DeltaWing en Road Atlanta llegó después de que este sufriera un fuerte accidente durante la sesión de entrenamientos libres del miércoles de la carrera, después de que un Porsche de la categoría GTC impactara en la parte posterior del innovador prototipo mientras Gunnar Jeannette lo pilotaba.

Un trabajo frenético de todo el equipo hizo posible que el coche estuviera completamente reconstruido 24 horas después, permitiéndole participar en los entrenamientos del jueves por la noche y disputar la sesión de clasificación del viernes. Como el Nissan DeltaWing no clasificaba para ninguna categoría, se vio obligado a partir desde el fondo de la parrilla para terminar completando una más que impresionante carrera en el quinto puesto final tras haber rodado en la tercera posición durante muchas vueltas.

Esta entrada fue publicada en Nissan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario