Los paros parciales en Motores abren desde hoy el nuevo ERE de Renault

La actividad en las factorías de Renault de Valladolid será escasa esa semana ante el anuncio de paros previstos para las distintas plantas situadas en la capital. La factoría de Motores detendrá hoy la producción de una de las líneas de fabricación del motor K9, el propulsor de gasóleo de mayor fabricación en este momento en estas instalaciones, que surten a cerca del 40% de las factorías del Grupo Renault Nissan. El paro de este turno se mantendrá durante la jornada de mañana martes. El jueves y el viernes próximo, el paro se repetirá, pero en esta ocasión será en el turno de tarde. En total, pararán a lo largo de esta semana un total de 360 trabajadores de la planta, en la que prestan sus servicios más de un millar de empleados.
Fuentes sindicales indicaron además que la empresa tiene intención de eliminar uno de los turnos de una de las dos líneas de producción del K9, de manera que los 120 empleados que cubren ahora ese turno serían trasladados a la factoría de Montaje de Villamuriel de Cerrato, en la que se fabrican dos los modelos del nuevo Mégane III. El traspaso de esta parte de la plantilla de Valladolid supondría el desplazamiento de algunos de los contratados temporales en Palencia para cubrir los tres turnos que ahora se dedican a la producción de este modelo, el de mayor venta de la flota de Renault.
La paralización que hoy comienza en Renault será la primera en la que la empresa aplica el Expediente de Regulación de Empleo recientemente aprobado por el Ministerio de Trabajo con el visto bueno de la Junta de Castilla y León. Renault solicitó un expediente suspensivo de las relaciones laborales con su plantilla de 50 días para la planta de Montaje y Carrocería de Valladolid y de 24 días para el resto de las factorías y centros de trabajo: Motores (Valladolid, Direcciones Centrales (Valladolid), Villamuriel de Cerrato (Palencia) y cajas de cambio (Sevilla). En total, el expediente afecta a algo más de diez mil trabajadores.
Fuentes de la empresa indicaron que se permitirá a los trabajadores de Motores que en lugar de aplicar estos días a la regulación, los apliquen a días libres o vacaciones, aquellos que dispongan aún de fechas en el calendario. De esta forma, no se reducirán sus días de cotización de la Seguridad Social.
Fin de ciclo
La factoría de Montaje y Carrocería de Valladolid, por su parte, detendrá la producción los días 29 y 30 de enero en aplicación de la bolsa de horas correspondiente al año 2009. Con estas dos jornadas se agota este recurso de flexibilidad laboral, de manera que, a partir de ese momento la empresa tendrá que comenzar a utilizar los días de regulación autorizados por Trabajo. Montaje reducirá la producción desde el lunes 2 de febrero para fabricar 330 unidades diarias (270 coches Modus y Gran Modus y 60 Clio) frente a los 380 que se montaban a diario en la actualidad.
Los sindicatos de las factorías españolas preparan una marcha a París para entrevistarse el 12 de febrero próximo con el presidente del Grupo, Carlos Ghosn, que esa jornada presentará ante la prensa los resultados mundiales de Renault Nissan en el 2008.
Esta entrada fue publicada en Renault y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario