Los fascinantes SUV de Mercedes-Benz

Mercedes-Benz posee la gama más amplia de modelos SUV del mercado en la categoría Premium. Una detenida mirada a la gama compuesta por los modelos de la Clase R, M, GL y G deja ver que hay siempre un SUV que se ajusta a las necesidades más exigentes.
Con un sinfín de mejoras en detalles, la Clase R se configura como la serie de modelos con el mayor número de versiones en las que sobresale su extraordinario confort para largos trayectos, así como el más amplio y modulable espacio interior que puede tener hasta siete plazas. La Clase M es el superventas entre los SUV de Mercedes-Benz, siendo muy apreciado por sus equilibradas cualidades. La Clase M de Mercedes-Benz fue el precursor, hace diez años, de los SUV en el segmento Premium. El Mercedes-Benz GL, por su parte, ostenta el tope de gama entre los SUV en el mercado mundial. Sus ocupantes disfrutan de un confort de viaje de primer nivel bajo cualquier condición, sobre asfalto o por caminos de tierra.
Por último, el sólido y serio Clase “G”, muestra lo mejor de sí mismo en los terrenos más accidentados y está considerado uno de los mejores todoterrenos 100 por 100 de todo el mundo.
Adicionalmente, Mercedes-Benz apuesta por el potencial del motor diésel con la tecnología BLUETEC que aplicará en los modelos de las Clases R,M y GL, donde el menor consumo de combustible y la reducción de las emisiones de escape son el principal objetivo.
La Clase R ofrece ahora más posibilidades, mayor modularidad interior, dos distancias entre ejes, transmisión a las cuatro ruedas o sólo a las posteriores y, nuevos motores. El interior puede albergar ahora una nueva disposición de asientos. Además de las seis butacas, puede ir equipado con una segunda fila de asientos de 3 plazas, contabilizando un total de 7 plazas. Asimismo las dos versiones, con distancia entre ejes corta y larga, pueden transportar un volumen máximo de equipaje de 2001 ó 2436 litros, respectivamente.
En cuanto a las motorizaciones, la gama aumenta con la versión 280 gasolina. Equipado con transmisión a las ruedas traseras, la versión de acceso con motor diésel, el R 280 CDI, de batalla corta, sorprende por su contenido consumo de 8,9 litros de gasóleo a los 100 km (circuito NEAC mixto).
La Clase M estrena motor este año. En nuevo ML 500 4 MATIC va propulsado ahora por el nuevo motor V8 de 5,5 litros de cilindrada y 388 CV. Con relación al anterior motor, aumenta la potencia en 82 CV y el par motor pasa de 460 a 530 Nm. Este aumento de potencia se traduce en un aumento de prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos, pero no de consumo, ya que éste se reduce en 0,6 litros hasta alcanzar los 12,8 litros a los 100 km.
El GL de Mercedes-Benz sobresale por su excelente dinamismo de conducción en carretera y fuera del asfalto, pese a su tamaño, ofreciendo a sus ocupantes el confort de una limusina. La suspensión neumática convenientemente adaptada de este modelo, que le otorga una distancia libre al suelo de 307 milímetros y el paquete Offroad, de serie, mejoran considerablemente las aptitudes de este modelo para rodar fuera del asfalto.
Con el Clase G, Mercedes-Benz prosigue su estrategia de perfección tras 28 años en el mercado. Su angulosa carrocería y su estructura indestructible continúan inalteradas desde 1979, y, desde entonces, las continuas mejoras introducidas en el vehículo no hacen sino confirmar el liderazgo de este Todoterreno por antonomasia. Las últimas medidas de actualización afectan sobre todo al interior. La Clase G sigue fabricándose en tres versiones: corto, largo y descapotable, con capota accionada eléctricamente. Construido por Magna Steyr, en Graz/Austria, en más de 190.000 unidades, todavía no se conoce cuándo dejará de fabricarse este todoterreno, que sigue acaparando premios en la categoría de todoterrenos de lujo.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario