LOS CONDUCTORES ESPAÑOLES SON MÁS PROSOCIALES EN EL ÁMBITO VIAL QUE EN EL ÁMBITO

  • Las mujeres y los adultos son los conductores más prosociales. Los hombres y los jóvenes, los más antisociales
  • La prisa y la prioridad son las situaciones que dan lugar a una menor prosocialidad en la conducción
  • Ayudar a una persona cuando tiene problemas con su automóvil, es la conducta prosocial que los conductores declaran realizar con menor frecuencia
  • Los conductores ayudan más en el tráfico para contribuir a la buena convivencia que para prevenir accidentes

Attitudes presenta dos nuevos estudios centrados en el tema de las conductas sociales y su influencia en el tráfico y la seguridad vial

Tendencias prosociales y antisociales en la conducción
Los conductores españoles son más prosociales en el ámbito vial (75,1%) que en el ámbito vital (59,2%) y, en consecuencia, son más antisociales a nivel general (40,8%) que en el tráfico (24,9%).

En general, los conductores españoles se consideran más prosociales de lo que son en realidad. Así, el 91,7% de los conductores españoles considera que su comportamiento en el tráfico es prosocial (frente al 75,1% que lo son en realidad). En la tendencia antisocial ocurre lo contrario, ya que solo el 8,3% se consideran antisociales en el tráfico frente al 24,9% que lo son en realidad.

Los resultados obtenidos demuestran que el comportamiento social de los conductores españoles es sobre todo empático y asertivo y, en menor medida, altruista. Así, los encuestados presenta unos niveles medios de asertividad (69,7%) y empatía (65,6%) en la conducción, mientras que el 80,2% de los conductores presenta un altruismo de nivel bajo y medio-bajo.

Los grupos considerados más prosociales por nuestros conductores son las mujeres y las personas adultas (36 a 65 años). Por otro lado, los conductores españoles consideran a los jóvenes y al colectivo de varones como los grupos más antisociales en el escenario vial. Asimismo, también atribuyen comportamientos antisociales a los conductores de transporte público.

Por Comunidades Autónomas, los conductores de Aragón, Navarra, Cantabria, Asturias y el País Vasco son quienes con mayor frecuencia realizan conductas prosociales en el ámbito del tráfico. Por el contrario, los conductores de La Rioja, Comunidad Valencia y Madrid son quienes presentan una mayor tendencia antisocial en el ámbito del tráfico.

Las conductas prosociales en el tráfico
Dar las gracias a otro conductor que les facilita el paso o una incorporación, es la conducta prosocial que los conductores españoles realizan con mayor frecuencia en el escenario vial (en el 93,25% de los casos). Otras conductas que los conductores españoles realizan frecuentemente en el escenario vial son: pedir disculpas cuando otro conductor les hace saber que han cometido una infracción o maniobra peligrosa, sentir “pena” ante una persona que sufre las secuelas derivadas de un accidente de tráfico y facilitar las maniobras de otro vehículo como cambios de carril o adelantamientos.

Por el contrario, la conducta prosocial que los entrevistados realizan con menor frecuencia en el tráfico (en el 64,75% de los casos) es ayudar a una persona cuando tiene problemas con su automóvil (cambiando una rueda, llamando a un mecánico, ayudándole a empujar su coche, etc.). Otras conductas prosociales que los entrevistados realizan con poca frecuencia en el tráfico son: comprender y ponerse en el lugar de otro conductor que comete un error que le perjudica, tolerar las infracciones y errores cometidos por otros conductores y manifestar el desacuerdo cuando otro conductor ocupa una plaza de aparcamiento que nosotros hemos visto antes.

Factores y razones que influyen en la prosocialidad en la conducción
La prisa es el factor que da lugar a una menor prosocialidad ya que aproximadamente el 60% de los conductores varían su comportamiento en esa situación.

Otros factores que influyen en la prosocialidad en la conducción se refieren a la prioridad, a los atascos y al tráfico denso. Así, el 30% de conductores afirma que cuando tienen prioridad son menos prosociales al volante y el 18% de los conductores manifiesta ser menos prosocial cuando se encuentra en un atasco o el tráfico es denso.

Entre las diferentes razones que esgrimen los conductores españoles para argumentar su comportamiento prosocial en el tráfico, “la contribución de todos a la buena convivencia” es la más importante (concretamente, para el 54,7% de los encuestados). ). Otras razones apuntadas han sido: “la seguridad vial y la prevención de accidentes de tráfico” (46%), “para sentirse bien consigo mismo y evitar sentimientos de culpa” (40,4%), “para no molestar a los demás” (40%), “para favorecer el buen funcionamiento del tráfico y evitar atascos” (32,9%) y “para que los demás no se pongan nerviosos” (32,9%).

Finalmente, el motivo de ayuda en el tráfico con el que menos de acuerdo se han mostrado los conductores españoles se refiere a conseguir la aprobación social de los otros conductores (22,9%).

Los delitos de tráfico
En líneas generales, los conductores españoles atribuyen más gravedad a los delitos de carácter general que a los delitos contra la seguridad del tráfico. Casi la totalidad de los entrevistados considera muy graves los delitos contra la libertad sexual; el 96,4% considera muy graves los delitos por homicidio y el 85,1% los delitos contra la libertad. Los delitos contra la seguridad del tráfico se consideran muy graves para el 74,4% de los conductores.

El delito de tráfico considerado más grave por los conductores españoles es la conducción temeraria que pone en peligro la vida o integridad de las personas (91,2%).Le siguen en orden de importancia los delitos de omisión del deber de socorro, la conducción bajo la influencia del alcohol u otras sustancias y colocar en la vía obstáculos que originen riesgo para la circulación (85%) y negarse a someterse a las pruebas legalmente establecidas para comprobar la presencia de alcohol u otras sustancias (65%), delitos todos ellos que se producen como consecuencia de importantes comportamientos antisociales en el ámbito vial.

Estas son algunas de las conclusiones recogidas en el estudio “La conducta social en el tráfico. Práctica y valoración de la población española”, promovido por Attitudes, la iniciativa social de Audi en temas de educación vial. El citado estudio se ha realizado en colaboración con el grupo de investigación DATS del Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia con motivo de la organización de la 6ª edición de las Jornadas de Reflexión de Attitudes que, bajo el título La conducta en el tráfico ¿prosocial o antisocial?, se celebrará en Madrid el 24 de octubre.

El estudio, realizado entre una muestra de 1.200 personas mayores de 18 años, con permiso de conducir y con un margen de error de + 2,83%, aporta numerosos datos de interés, entre los que también destacan las medidas propuestas por los conductores españoles para incrementar el comportamiento prosocial en el tráfico:

  • El 97,5% de los conductores atribuye valoraciones elevadas o medias a la educación vial a lo largo de toda la vida como medida eficaz para mejorar la prosocialidad en el escenario vial.
  • El 96,8% de los conductores atribuye una eficacia elevada o media a la formación en la autoescuela como medida para mejorar la conducta prosocial en el tráfico.
  • El 95,8% de los conductores consideran que el aprendizaje en el hogar (fundamentalmente mediante la educación recibida de los padres) es una medida muy o bastante eficaz para tratar de mejorar la cooperación y colaboración en el tráfico.
  • El 92% de los conductores atribuye valores elevados y medios al control y la supervisión policial como medidas para incrementar la conducta prosocial en el tráfico.

Los expertos también opinan
Como información de base para la 6ª edición de las Jornadas de Reflexión Attitudes, se ha realizado también el estudio “La conducta social en el tráfico. Fundamentos para la intervención”, una investigación de carácter documental que, tras abordar una perspectiva teórica de la competencia social, analiza en profundidad el comportamiento social en el contexto vial.

Ambas investigaciones han servido de punto de partida para la discusión entre destacados especialistas nacionales e internacionales, que han participado en varios Focus Groups convocados por Attitudes para debatir sobre diferentes aspectos relacionados con la conducción social y la seguridad vial. Los resultados de las investigaciones y las conclusiones elaboradas en dichos Focus Groups se darán a conocer en el marco de la sexta Jornada de Reflexión, que contará como principal conferenciante con Luis Rojas Marcos, el prestigioso psiquiatra español que en la actualidad ejerce como profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York.

Attitudes es una iniciativa social de Audi creada hace ahora ocho años, con el objeto de expresar su compromiso con la promoción de la educación vial y la protección del medio ambiente.

Esta entrada fue publicada en Audi, Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario