Loeb y Elena más alejados de sus rivales

 

 

 

 

Sébastien Loeb y Daniel Elena han marcado cinco mejores tiempos en las seis especiales disputadas, aumentando de esa forma su ventaja como líderes del Rally de Montecarlo. Los ocho veces Campeones del Mundo cuentan con una ventaja demás de 1’30” sobre sus más inmediatos perseguidores. Esta etapa ha sido muy positiva para los dos coches del Citroën Total World Rally Team, ya que Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen han pasado de la sexta a la cuarta posición.

La segunda jornada del Rally Montecarlo se desarrolló en las míticas especiales de esta prueba. Pasaba por la zona de Ardèche y del Haute-Loire, con las especiales de Labatie d’Andaure – Lalouvesc, St-Bonnet-le-Froid y Lamastre – Alboussière, todas ellas constituyeron un bucle que se recorría en dos ocasiones. La elección de los neumáticos fue menos complicada que la del día anterior, ya que solamente había algunas placas de hielo. Los DS3 WRC eligieron cuatro Michelin extra blandos y cargaron con dos ruedas de repuesto blandas.

Desde la primera de las especiales, Sébastien Loeb y Daniel Elena impusieron un gran ritmo y marcaron el mejor tiempo. En la siguiente cronometrada, los DS3 WRC consiguieron el primer doblete de la temporada, con Loeb delante de Mikko Hirvonen. Una vez más, en la ES7, Sébastien Loeb fue el más rápido y terminaba el primer bucle sin haber cometido errores: “Ha sido mucho más fácil que ayer, sobre todo porque el hielo estaba casi derretido a nuestro paso. He ido al ataque porque me gusta pilotar en estas condiciones. Me di cuenta de que no había hecho la mejor elección al usar cuatro neumáticos extra blandos en Lamastre – Alboussière”.

Mikko Hirvonen decidió mezclar los neumáticos blandos y extra blandos para disputar la sexta especial, pero no estuvo del todo contento con el resultado: “El tramo estaba más húmedo de lo que pensaba, y no fue esa la mejor opción. En definitiva, la mañana ha sido positiva ya que he conseguido subir al cuarto lugar tras pasar a Novikov y Ogier. Ahora estoy en posición de marcar unos puntos muy importantes para Citroën y muy cerca de subir al podio si se me presenta la ocasión. De todas formas no estoy del todo contento, me falta todavía algo de ritmo, ya que el asfalto es muy cambiante. Hace falta que adapte mi pilotaje. El DS3 WRC requiere una conducción muy suave y yo soy todavía muy agresivo”.

Dejando aparte la ES8, en la que Sébastien Loeb perdió algunas décimas de segundo, continuó con una gran conducción por la tarde. Terminó el día con una ventaja de 1m37.2s sobre Dani Sordo, que mantuvo una intensa lucha con Petter Solberg por la segunda posición. “El día ha sido complicado, pero todavía sigo en carrera”, comentó Sébastien Loeb tras llegar a Valence. “Hemos intentado aumentar nuestro liderato considerablemente y eso ahora significa que podemos ir más relajados para disputar las especiales de mañana. Parece que podría nevar”.

“No ha sido un día fácil, como pueden ver”, concluyó diciendo Yves Matton, Citroën Racing Team Principal. “Seb ha conseguido estar arriba con una gran ventaja, pero no es tan fácil, ya que depende del tiempo que haga mañana. Para Mikko, Montecarlo no es el rally ideal para hacer su debut a bordo de un nuevo coche. Estamos contentos de cómo lo ha hecho cuando las condiciones son constantes. Cuando no se siente a gusto, tiene la suficiente experiencia para perder algunos segundos antes que comprometer nuestro objetivo principal, que no es otro que colocar los dos coches en una buena posición al finalizar la prueba”.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario