Loeb, Elena y Citröen vencedores en el campeonato del mundo de Rallys 2012

Líderes desde el viernes por la mañana, Sébastien Loeb y Daniel Elena han conseguido en Estrasburgo su octava victoria de la temporada y la número 75 de su carrera. Gracias a este resultado se alzan con el título de Campeones del Mundo de Rallys por novena vez consecutiva. En el podio Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen sumaron los puntos que han permitido al Citroën Total World Rally Team hacerse con el octavo título de Constructores en el Rally de Francia.

Mucho más corta que las dos jornadas anteriores, la última etapa del Rally de Francia no parecía tan fácil. La lluvia caída durante la noche siguió por la mañana y eso hizo no tener la menor duda sobre la elección de neumáticos: los DS3 WRC del Citroën Total World Rally Team tomaron la salida con los Michelin Pilot Sport blandos.

Desde los primeros metros en Vignoble de Cleebourg, Sébastien Loeb comprobó que había poca adherencia. Siguiendo lo que ocurría en directo desde las pantallas, los ingenieros de Citroën Racing comenzaron a preocuparse cuando vieron que el DS3 WRC número 1 se acercaba demasiado a los bordillos. “Hacíamos aquaplanning y puesto que había cada vez más agua, me lo tomé con calma los últimos kilómetros. No me hacía falta ganar la carrera para conseguir el título”, comentó el líder.

“Las condiciones con que nos encontramos esta mañana eran muy similares a las Del Rally Vosgien que disputé para preparar esta prueba”, comentó Mikko Hirvonen. “He sido muy prudente para no comprometer el resultado de todo el equipo. En condiciones normales de carrera, creo que será difícil superar a Latvala”.

Tras el reagrupamiento en Haguenau, la localidad natal de Sébastien Loeb, los diez primeros salieron en orden inverso para disputar las tres últimas especiales. Bajo el sol y con barro, la segunda pasada por Vignoble de Cleebourg contaba como una Power Stage, por lo que sumaba puntos. Una vez más, Sébastien Loeb y Mikko Hirvonen no buscaron hacerlo a la perfección, ya que esos puntos no eran necesarios para ganar el título de pilotos.

Sébastien Loeb y Daniel Elena controlaron su liderato hasta el último control en Haguenau 2, y allí finalmente pudieron relajarse y echar fuera la tensión acumulada durante todo el fin de semana. “Esto es lo que hemos venido a hacer, experimentar lo mismo que en 2010, ganar el título “en casa”. Este año ha sido incluso más especial, ya que sin duda es el último. He pilotado con cuidado por la mañana pero no ha sido muy fácil debido a las condiciones meteorológicas. Aún cuando dejó de llover, las carreteras seguían estando llenas de barro. Todavía quedaban dos rallys en los que podía haber ganado el título, pero me siento muy feliz de haberlo hecho aquí delante de mis seguidores de la Alsacia”.

Mikko Hirvonen estaba sonriente al conseguir su octavo podio de la temporada: “Sé lo que se siente, después de ganar el título de constructores en 2007, y me encanta que ahora haya ocurrido de nuevo con Citroën. Eso es lo más importante del fin de semana, pero personalmente estoy también encantado con lo que he avanzado sobre asfalto. He terminado aquí en la misma posición que en Alemania, y siento que en este rally he dado varios pasos hacia delante. Estoy deseando comprobarlo en Cataluña, pero antes vamos a celebrarlo”.

Frédéric Banzet, Director General de Citroën, estaba allí para celebrarlo junto al equipo: “Citroën compite en el mundo del motor para ganar y una vez más Citroën Racing ha demostrado ser el mejor equipo del mundo. Los ingenieros, técnicos y resto de miembros del equipo han hecho un fantástico trabajo esta temporada. Este resultado apoya la estrategia comercial tan enérgica de la marca”.

*A falta de la publicación oficial de los resultados por parte de la FIA.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario