LLEGAN LOS NUEVOS AUDI S4 A ESPAÑA

Coincidiendo con el comienzo del año, empiezan a llegar las primeras unidades del nuevo Audi S4 al mercado español. Se trata de la versión más potente y deportiva dentro de la familia A4 y, como el resto de sus hermanos, incorpora el nuevo diseño de los modernos Audi, junto con nuevas aportaciones técnicas que le sitúan a la vanguardia de las berlinas medias de altas prestaciones.

Al igual que en la versión anterior del S4, el nuevo modelo está equipado con un motor V8 de 4,2 litros, que desarrolla 344 caballos de potencia a 7.000 rpm y consigue un par máximo de 410 Nm, prácticamente a partir de las 3.000 vueltas. Es, por tanto, una mecánica de un gran rendimiento, que no sólo consigue unas aceleraciones espectaculares, sino que además ofrece un excelente confort de conducción por su empuje a cualquier régimen.

El nuevo Audi S4 está disponible tanto con carrocería berlina como Avant, y siempre con la tracción integral permanente quattro, una característica de todos los modelos de la marca con grandes prestaciones y que les distingue de su competencia. Este elemento es clave en el comportamiento impecable del S4, incluso en las condiciones más extremas y apurando al máximo las posibilidades del coche y, además, garantiza una reserva de seguridad que no tienen los vehículos con tracción a un solo eje.

Las cifras de prestaciones hablan por sí mismas del potencial de este deportivo, que puede adquirirse, bien con caja de cambios manual de seis velocidades, o bien con la transmisión automática tiptronic de seis etapas. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, alcanza los 200 km/h en 20,6 segundos y su velocidad máxima se ha limitado electrónicamente (de forma voluntaria) a 250 km/h.

El resto de elementos técnicos está igualmente a la altura de lo que se espera en una berlina deportiva de este tipo. Lleva frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas, de 345 milímetros de diámetro los discos delanteros y de 300 los traseros que, junto a unos neumáticos anchos y de perfil bajo (235/40 R18), montados sobre llantas de aleación de seis radios con una medida de 8 x 18 pulgadas, contribuyen a sacar el máximo partido del coche.

El diseño exterior, igual que en los otros modelos de la gama, destaca por un frontal dominado por una gran parrilla metálica, donde también resaltan unos faros más estilizados de xenón plus, la última tecnología en iluminación, y unos pilotos más estrechos en la parte posterior. Por dentro, el color predominante es el negro, que combina con una tapicería donde se mezclan el tejido Perfil y el cuero, y el toque deportivo lo ponen unos asientos Recaro de regulación eléctrica y el volante de tres radios forrado en cuero, al que se incorporan unas levas de cambio en el caso de ir combinado con la transmisión tiptronic. Las puertas y el tablero de instrumentos se enriquecen con unas inserciones en fibra de carbono, aunque también se puede elegir, sin coste adicional, entre inserciones en aluminio cepillado plata, o en madera de abedul gris o en lacado brillante negro.

Los colores de carrocería disponibles en el Audi S4 cambian en relación a su predecesor, ofreciéndose como novedad los colores Azul Sprint, Negro Phantom y Verde Intenso, todos ellos con efecto perla.

Los precios de las nuevas versiones del S4 van desde los 59.500 euros de la berlina con cambio manual (62.160 el tiptronic), a los 63.460 euros del Avant con caja tiptronic (60.800 el manual).

El concepto “S” en Audi representa la perfecta armonía entre aspectos como la deportivida d y las altas prestaciones, con el encanto de un estilo discreto y sin renunciar a la utilidad práctica que normalmente se requiere de un automóvil. Las siglas “RS” van todavía un paso más allá en esa filosofía y suponen la evolución máxima de la gama. A lo largo de este año 2005 se presentará el nuevo Audi RS4.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario