Llega a España el GLK 220 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY

Mercedes-Benz lanza su modelo GLK 220 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY con su nuevo propulsor para su nueva generación de coches con motor diésel de menor consumo y más respetuosos con el medio ambiente a un precio de 42.850 euros.

Una generación completamente nueva de motores diesel garantiza en el GLK 220 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY cotas extraordinarias de potencia, par motor, emisiones y consumo. El balance medioambiental es otro aspecto impresionante del modelo diésel, equipado como todos los turismos diésel con recirculación de los gases de escape, catalizador de oxidación y un filtro de partículas diésel exento de mantenimiento. El grupo de cuatro cilindros y marcha suave no requiere más que 6,7 litros de diésel cada 100 kilómetros y emite tan solo 176 gramos de CO2 por kilómetro. Una vez más, los ingenieros de Mercedes-Benz han logrado reducir las emisiones contaminantes y los consumos. De ese modo, el nuevo propulsor diésel de cuatro cilindros satisface la futura norma de homologación EU5 sin necesidad de recurrir a medidas adicionales para reducir los óxidos de nitrógeno. El nuevo motor permite al GLK 220 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY alcanzar una velocidad máxima de 205 km/h, y el sprint de 0 a 100 km/h termina a los 8,8 segundos.

Para poder lograr estas extraordinarias prestaciones, los ingenieros han recurrido a técnicas innovadoras en sus motores. Los rasgos más importantes del nuevo motor diésel de Mercedes:
• La sobrealimentación con dos turbocompresores en serie, que son garantía de alta potencia y una curva de par motor ideal.
• La tecnología common rail de cuarta generación con una presión de 2.000 bares y nuevos inyectores que generan una mayor flexibilidad en la gestión de los tiempos de inyección. Garantiza una marcha más suave del motor.
• La presión máxima de combustión asciende a 200 bares y contribuye igualmente al aumento de la potencia.
• Los eyectores de aceite, la bomba de agua y la bomba de la servodirección se conectan solamente cuando es necesario, a fin de ahorrar energía.
• El dispositivo de accionamiento por árbol de levas se encuentra detrás: de ese modo aumenta el confort de rodadura y mejora la protección de los peatones en caso de accidente.
• El bloque motor se fabrica en fundición gris, mientras que la culata es de aluminio.
• Dos camisas de agua son garantía de una refrigeración ideal ahí donde se produce la mayor irradiación térmica; la refrigeración eficiente es imprescindible para poder operar con una presión de combustión de 200 bares y una potencia específica elevada.
• Los pistones de aluminio se desplazan dentro de camisas de fundición gris de baja fricción.
• Las bielas son de acero forjado. Los ingenieros de Mercedes han optimizado el peso de estos componentes.
• El cigüeñal forjado con ocho contrapesos se apoya sobre cinco cojinetes: una configuración que reduce las vibraciones y aumenta el confort. Los radios de los muñones de los cojinetes de biela se someten a un proceso final de laminado para aumentar la resistencia del material.
• Los momentos libres de primer orden inherentes al principio de funcionamiento de un motor de cuatro cilindros se compensan mediante dos árboles de compensación Lanchester, situados en la parte inferior del bloque motor y apoyados sobre rodamientos en lugar de cojinetes de fricción.

El nuevo motor de 170 CV destaca por su potencia y su agilidad, brilla con una capacidad de aceleración elevada y convence por su suavidad de marcha, ejemplar para un grupo de cuatro cilindros. Junto a la extraordinaria potencia, el nuevo propulsor se distingue también por el aumento fulminante del par motor desde la gama baja de revoluciones, así como por el mejor diagrama característico de par de su clase de cilindrada: el par motor máximo de 400 Nm se mantiene constante en una gama amplia de revoluciones, de 1.400 a 2.800 rpm. Por consiguiente, el conductor puede elegir en la mayoría de las situaciones de conducción un régimen bajo, ligado a un consumo reducido.

Otra de las novedades, es la inclusión como primicia en un vehículo con motor de 4 cilindros, del cambio automático de 7 marchas 7 G-Tronic. Un cambio que: disminuye el consumo de combustible, reduce la duración de los cambios, aumenta la suavidad de marcha, mejora el confort acústico al disminuir el número de revoluciones del motor y aumenta el placer de la conducción, incrementando la capacidad de aceleración y de recuperación.
En la gestión del cambio, se ha incluido una nueva función, que anula el convertidor de par cuando el vehículo se encuentra parado (freno de servicio accionado) con la palanca selectora en “D”; de esta forma también se reduce el consumo de combustible al eliminar el empuje del convertidor en tráfico congestionado o al parar en un semáforo.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario